Jordà: "Feminizar el campo es darle futuro"

La consellera d'Agricultura opina que para hacer frente a la crisis del precio de la uva hace falta un plan de arranques para reducir las hectáreas de viña dedicada al cava

Teresa Jordà és la Consellera d'Agricultura | Àngel Bravo Teresa Jordà és la Consellera d'Agricultura | Àngel Bravo

Teresa Jordà i Roura es la segunda mujer consellera de Ramaderia, Pesca i Alimentació del Govern de Catalunya. Un hecho sintomático en la política y en el campo. Y lo dice muy claro: si las mujeres toman protagonismo en el campo, este tendrá un mejor futuro para todo el mundo. En plena revuelta de los productores de fruta dulce y a punto de comenzar una nueva campaña de la uva en el sector del cava, hablamos con la consellera sobre exportaciones agroalimentarias, valorización del cava y las reclamaciones del campo catalán a la nueva PAC.

Las exportaciones agroalimentarias en Catalunya marcan un récord con más de 10.000 millones de euros en ventas. Esto significa que en el campo le va bien el negocio?

Esto significa que el sector agroalimentario de este país es una de las principales industrias manufactureras. Hablamos del conjunto de la cadena de valor.

O sea, la industria auxiliar se incluye.

Hay nuestros labradores y labradoras, ganaderos, ganaderas, pescadores y pescadoras, pero también las bebidas y la industria auxiliar. Este paquete representa el 16% del PIB catalán. Pero si nos fijamos en las exportaciones por sectores, hay algún que incluso disminuyen. Y los que no lo hacen -la mayoría-, como la fruta y la huerta, a pesar de que tenemos unas exportaciones del 8% -862,7 millones de euros-, nos encontramos que nuestros productores perciben la fruta bajo el precio de producción, por muchas circunstancias.

"Todo el mundo tiene que hacer sacrificios, no puede hacer sólo una valía de la cadena, no los puede hacer sólo el labrador"

No a todos les va bien.

En esto estamos. Pero la noticia que queremos dar es que las exportaciones agroalimentarias es que damos mucha más importancia a los euros que a los kilos. Tenemos que valorar los productos de este país, porque detrás hay un esfuerzo ingente de todo el mundo en el sector y la administración en I+D, innovación, investigación y un largo etcétera para dar los mejores productos. Subimos en volumen, mucho más que el último año y los últimos diez años, pero también en valor.

Més info: Por qué protestan los labradores?

Cuáles son las cifras?

Respecto al año pasado hemos crecido en volumen un 1,43%, pero hemos subido en valor un 8,48%.

Pero usted apuntaba antes de que nuestros agricultores, sobre todo de fruta y hortalizas, se quejan.

Por muchas cuestiones no sólo hablamos de la problemática de los precios de la fruta dulce. Se sufre en varios subsectors: la leche, los frutos secos, la uva... Con la fruta es un tema estructural y a la vez coyuntural. Dependemos de terceros mercados, de convenios internacionales, mercados globales, y el veto ruso marcó un antes y uno después. Dejamos de vender toneladas a un mercado que apreciaba nuestra fruta y que se continuaba produciendo en sobreoferta. Teniendo en cuenta que la fruta es la producción vegetal más periplo y vulnerable, si hay más oferta, y el producto se echa a perder rápidamente en las cámaras, se acaba malvendiendo.

Un círculo envenenado.

Sólo podemos salirnos haciendo congestión. Tenemos que sentar a la mesa todas las partes implicadas en toda la cadena de valor. En este sentido tenemos un buen ejemplo con los comités de congestión de la pesca: se han sentado todos los que tienen que ver con la sepia o la gamba. Se negocian las vedas, la promoción y funciona. También en la uva, y todo el mundo ha hecho sacrificios, no puede hacer sólo una valía de la cadena, no los puede hacer sólo el labrador, porque si no nos quedaremos sin fruta. Si queremos vender fruta sana, segura y de calidad, que es la que hacemos en nuestro país, los labradores tienen que poder ganarse la vida.

"Si queremos vender fruta sana, segura y de calidad, que es la que hacemos en nuestro país, los labradores tienen que poder ganarse la vida"

Qué hemos hecho?

En Catalunya, a diferencia otros territorios del Estado, en el caso de la fruta, hemos sido más hábiles. Después del veto ruso se diseñó el Pla d'Acció de la Fruita Dolça con 10 acciones y 32 medidas. Después de tres años, la Administración ha cumplido con las 30 medidas que le correspondían. Al sector correspondían dos en el campo de la autoorganización para tener más músculo, y no están acabadas de hacer. Más allá de la sobreoferta o la climatología, falta organizarnos. El Ministerio parece que se tiene que poner las pilas con la ley de la cadena alimentaria. Nosotros también la queremos hacer y ya estamos trabajando.

Los sindicatos reivindican una nueva ley de la cadena alimentaria, la ley española del 2013 no está desarrollada.

Podemos hacer muchas leyes, pero si no las aplicamos, no sirven de nada. Y es lo que ha pasado con la ley española, que se tiene que revisar y reformular.

Y en el caso de Catalunya, tenemos competencias?

Todo lo que podamos hacer, y más allá del peligro que lo lleven al Constitucional, que siempre es un peligro, miraremos de ir hasta el tope. Nosotros no podemos marcar el valor y el precio, si pudiéramos hacer esto, los labradores de este país se ganarían muy bien la vida. Haremos todo el que esté en nuestras manos.

Dice que tiene que sentar en la misma mesa productores y compradores. Estos dicen que sólo el 7% de la producción del campo va a las cadenas y que no saben de que se quejan los labradores. Qué les dice?

Aquí no se consume ni el 10% de la fruta que hacemos. Pero la responsabilidad de lo que le pasa a la fruta no es responsabilidad exclusiva de un solo actor, es un problema multifactorial. No es presentable, si queremos dar valor al alimento, que una cadena de supermercados venda un kilo de nectarinas a 1,2 euros. Tenemos que decir que las principales cadenas del país también son fuera. El precio que marcamos aquí no revertirá además en el resto de Europa. Si conseguimos que las grandes cadenas se conjuren y demuestran que la fruta que venden tiene responsabilidad social detrás y garantizan que no lo han pagado a un precio inferior al coste de producción, nos ayudará.

La Consellera Teresa Jordà durant un moment de l'entrevista | Àngel Bravo

La consellera Teresa Jordà durante un momento de la entrevista | Àngel Bravo

Las grandes cadenas tienen que reducir sus beneficios?

Nos estaríamos engañando si pensáramos que entre la gran superficie y el labrador no hay nadie más enmedio. Hay transporte, cámaras, centrales de compra, etc. Todas las valías de la cadena tienen que hacer un esfuerzo. Al final de la cadena, detrás del labrador sólo hay una entidad financiera que le reclama. Por eso tenemos que encontrar ayudas de inmediatez, como los créditos que hemos lanzado; o encontrar complicidad con las principales empresas.

Quizás en contra de estas noticias de récords de exportaciones, hace falta reeducar en el consumo de proximidad?

Es evidente. De hecho es la madre de los huevos y es lo que intenta este departamento. Todos los productores tienen el deber de producir alimentos sanos, seguros y de calidad, los que queremos dar a nuestra ciudadanía. Y esto implica valorar estos alimentos y que la gente también lo haga, empezando desde las escuelas. Por eso hacemos campañas de leche o fruta a las escuelas, tenemos DOP, IGP y estamos trabajando porque de aquí en un año tengamos un plan nacional de alimentación de país.

Todos los labradores podrían dedicarse a la producción ecológica?

Sí. Esto es un sobreesfuerzo en un inicio, pero es el futuro. Y para exportar también.

"Aquí se han vendido muchos kilos de avellanas trituradas para exportarlas y hacer la mejor Nutella del mundo"

La avellana es un sector que también sufre muchísimo.

Sí, también por temas estructurales. Turquía ha jugado un papel importante. Aquí se han vendido muchos kilos de avellanas triturades para exportarlas y hacer la mejor Nutella del mundo. El Plan de revalorització de la Avellana recoge las acciones para tirar adelante el sector, que tiene mucha viabilidad. A la vez, hemos conseguido sentar los productores, cooperativas y empresas para crear una circunscripción económica para hacer de lobby. Que es lo que falta en el sector de la fruta, por ejemplo.

Entramos en el sector del cava. Cómo es posible que se haya hecho tan mal? A la Xampanya se paga a 6 euros el kilo de uva y aquí a 30 céntimos.

Creo que hacía años que la gente del territorio veía que la cosa no iba bien. Pero a veces hecemos aquello de "mañana serà otro día". Y mientras tanto nos ganábamos la vida. Y llega un momento que nos ponemos todos rojos. La suerte de este sector es que está muy regulado a través del Consell Regulador, que es estatal, a pesar de que el 90% del cava se hace en Catalunya. Nadie había cogido el toro por los cuernos hasta que ha llegado esta campaña.

La Consellera Teresa Jordà | Àngel Bravo

La consellera Teresa Jordà | Àngel Bravo

Entonces?

Ha sido la tormenta perfecta. Entre otras cosas el Ministerio ha dado durante mucho tiempo hectáreas y hectáreas de nuevas plantaciones. Hay una sobreproducción de vino base, más allá de dinámicas de producción y venta, todas legítimas. Ante este problema, hicimos una primera reunión el 22 de agosto del año pasado donde sentaron en una misma mesa todos los actores. Llegamos a la conclusión que hacía falta un plan estratégico por reenfocar el sector. El plan estratégico se encara a la zonificación y segmentación del producto bajo el paraguas de la valorización. Estas son medidas a medio y largo plazo, que no nos ayudarán en la campaña de este año, por lo tanto tenemos que hacer un sobreesfuerzo más por parte de productores y elaboradores. Todo el mundo está conjurado.

El Gobierno Sánchez cede la ampliación de hectáreas a las mismas empresas que han causado esta situación.

Lo han parado, la ampliación. Hace muchos años que la Conselleria y el Consell Regulador lo reclama, pero el Ministerio iba dando hectáreas en Castilla la Mancha, Extremadura, País Valencià...

"En el caso del cava, nosotros no podemos sacar viña, lo tiene que hacer el Ministerio y lo pedimos insistentemente"

Pero si con estas hectáreas hemos llegado a la situación de 30 céntimos por kilo, algo falla. Se tienen que reducir sí o sí.

Hace falta un plan de arranques. En el caso de la fruta lo hemos hecho: el mismo volumen que veníamos a Rusia. Si Aragón, Murcia y Andalucía no arrancan árboles no sirve de mucho. En el caso del cava, nosotros no podemos sacar viña, lo tiene que hacer el Ministerio y lo pedimos insistentemente.

No tiene muy sentido que se esté intentando revalorar el cava y haya tantas hectáreas de viña.

Y entonces a los lineales encontramos cava en 1,5 euros.

El cava se exporta muchísimo, pero sólo crece el más prèmium, ecológico, gran reserva...

Y estos compran la uva a otro precio. La viña ecológica da menos producto y esto nos va bien, porque tiene más valor y menos kilos.

Teresa Jordà és la Consellera d'Agricultura | Àngel Bravo

Teresa Jordà es la consellera de Agricultura | Àngel Bravo

De aquí que una botella de cava al supermercado cueste de media 6 euros todavía tardará mucho.

De esto va la segmentación. En la Xampanya esto lo tuvieron claro desde el principio.

En la Xampanya hubo una revolución en qué intervino el ejército.

A veces las cosas se tienen que estropear del todo. La situación actual es límite y tenemos que hacer las cosas diferente.

"Pedimos al Ministerio la regionalización y la territorialització de los fondos de la PAC. Queremos como mínimo, hasta que no seamos República, que haya 17 planes"

Cambiando de tema. Usted es la segunda mujer consellera de agricultura, un hecho sintomático a la política y al campo.

Vivimos en una sociedad en que hay un techo de cristal y nos lo topamos cada día. No nos avanzaremos como sociedad si las decisiones no las tomamos de manera igualitaria. Esto traducido al sector que me ocupa es aterrador, porque es muy masculinizado, a pesar de que la mujer ha estado siempre, pero invisibilizada. De lo que se trata es dar voz a la labradora, ganadera o pescadora. Y esto exige organizarnos: se hizo un plan de igualdad, se impulsó la Associació de Dones del Món Rural i de Dones de la Mar. Ya se han organizado. Pero también hemos creado el Consell Assessor de la Dona del medi Rural i Marítim. De lo que se trata es que las mujeres sean más visibles y tengan más voz por todas partes, en las organizaciones agrarias, en los consejos rectores, en sus cooperativas, etc. Feminizar el campo es dar futuro al campo, porque esto es hacer las cosas diferente, salir al mundo a seducir y enamorar con nuestros productos.

Para acabar, que pide Catalunya a la nueva PAC 2021-2027? Las reclamaciones del campo catalán son muy diferentes de las del campo español?

No tienen nada a ver. Pedimos al Ministerio la regionalización y la territorialització de los fondos. Queremos como mínimo, hasta que no seamos República, que haya 17 planes. La situación de Andalucía no tiene nada que ver con cómo está estructurado el sector lácteo en Galicia. Es absurdo, es un drama. Hay que poner orden de quien tiene que percibir estas ayudas. En Catalunya hay consenso entre organizaciones: el agricultor es la empresa familiar agraria, no quién tiene hectáreas. No podemos hacer una política como la de la Casa de Alba.

Més informació
La guerra de precios del cava llega a la uva
Hoy Destacamos
Lo más leido