El octavo Congreso de ACCID con más de 11.000 socios
El octavo Congreso de ACCID con más de 11.000 socios

De cuentas a cuentos

El presidente de Accid, Daniel Faura, augura que "los contables contarán poco en un futuro inmediato"

Acabamos de celebrar el octavo Congreso de ACCID, la Associació Catalana de Comptabilitat i Direcció, que con más de 11.000 socios, integra a los profesionales y académicos que se dedican a los ámbitos de la contabilidad y la dirección de empresas en Catalunya. Los objetivos de ACCID son la mejora de la calidad y la transparencia de la información, promover la investigación y nuevos desarrollos, difundir y debatir sobre todos aquellos aspectos relacionados con la contabilidad y la información que fundamentan la toma de decisiones.

"Los primeros contables nacen con los sumerios hace más de 5000 años, y su función era calcular, medir y grabar: la avena que cosechaban, las herramientas y los animales que poseían, o las relaciones comerciales"

Los contenidos del Congreso han dado respuesta al lema que lo encabezaba Nuevos tiempos, nuevas oportunidades, sin menospreciar de donde venimos, recordando que los primeros contables nacen con los sumerios hace más de 5000 años, y su función era calcular, medir y grabar: la avena que cosechaban, las herramientas y los animales que poseían, o las relaciones comerciales con otras. Técnicas que más adelante de los comerciantes pasaron a las cuentas de los señores y de los gobiernos, y no será hasta ya entrada la Edad Media que se establecen los primeros principios basados en la "partida doble" que generará el Balance y la Cuenta de Resultados, los dos grandes instrumentos de registro, análisis e interpretación que han centrado la actividad de los profesionales de este ámbito y han sido imprescindibles para la gestión de las empresas y organizaciones.

Hasta ahora hemos "contado", nos centrábamos en las cifras, que calculábamos, medíamos, agrupábamos, clasificábamos y comparábamos, los instrumentos surgidos de la partida doble han sido muy útiles para la gestión y la toma de decisiones de los empresarios, de los inversores, por la supervisión de los reguladores. Pero el marco ha cambiado, los cambios profundos vividos los últimos tiempos en el contexto y modelo de los negocios, las nuevas tendencias sociales, las disrupciones tecnológicas, han comportado el surgimiento y confluencia de nuevos y varios grupos de interés en el entorno de las empresas. Además de los ya citados, y de los más vinculados directamente cómo: empleados, clientes, proveedores, se añaden las comunidades locales, los consumidores, las organizaciones de la sociedad civil, todos ellos interesados en la gestión solvente de las empresas, pero también en sus riesgos, en su gestión respetuosa con los derechos humanos, con el medio ambiente, sostenible, intolerante con el soborno y la corrupción.

Más info: Nuevas oportunidades en control e información financiera

Esta "pluridiversidad" de grupos de interés requiere informaciones de contenidos, formatos y periodicidades, que no encuentran respuesta en los instrumentos contables tradicionales, y que más allá de cálculos y cuentas exigen mucha narrativa, lo que se conoce en la regulación ya vigente como "información no financiera" y que entre otras cuestiones tienen que dar respuesta a: descripción de riesgos en aspectos vinculados a la justicia social, a la protección del medio ambiente, el uso de energías renovables, emisiones de gases, contaminación atmosférica, medidas que garanticen la igualdad de género, el diálogo social, la seguridad, prevención de violaciones de los derechos humanos, la lucha contra el soborno y la corrupción... Por eso en este VIII Congreso además de tradicionales contenidos contables, ha habido muchas ponencias relacionadas con Información Integrada, Big Data, Gestión de riesgos, Compliance, Intangibles y Capital Intelectual, Gobernanza y gestión ética.

Los adelantos exponenciales generados por la Digitalización y la Inteligencia Artificial, sustituyen ya actualmente la parte más rutinaria y mecánica del trabajo tradicional que centraba la actividad de los profesionales de la contabilidad y ámbitos relacionados, y se puede predecir que en un futuro bastante inmediato "los contables contarán poco", y su función y relevancia tendrá sentido en la medida en qué sea capaz de añadir valor a los datos surgidos de la robotización, correlacionándolas, interpretándolas, advirtiendo sobre los efectos de los riesgos detectados, sugiriendo estrategias.

"Se puede predecir que en un futuro bastante inmediato "los contables contarán poco"

Funciones para las que precisará una formación que trascienda los procesos operativos, los clásicos contenidos económicos y financieros, que incorpore técnicas y habilidades en comunicación, en desarrollo del pensamiento crítico y autónomo o interpretación de ámbitos sociales. Por todo esto afirmamos que los contables del futuro contarán.

Más Información
Las cuentas de los partidos políticos
Gómez: "El sector públic no pot ser jutge i part implicada alhora"
Hoy Destacamos
Comentarios