La covid-19 mantiene el IPC en negativo (a pesar de escalar cuatro décimas)

La tasa anual acumula tres meses consecutivos en negativo por la caída del precio del transporte, de la vivienda y los suministros básicos

El preu del transport cau un 5,8% | ACN El preu del transport cau un 5,8% | ACN

La tasa anual del Índice de Precios al Consumo (IPC) ha subido cuatro décimas en junio en Catalunya y se ha situado en el -0,6%, según ha informado el Instituto Nacional de Estadística (INE). Los precios que más han bajado son los del transporte (-5,8%), los de la vivienda y suministros básicos (-3,5%), mientras que los que más han subido fueron los de los alimentos y bebidas no alcohólicas (+2,3%) y restaurantes y hoteles (+1,5%). Se trata del tercer mes consecutivo que el índice se encuentra en negativo, coincidiendo con la irrupción de la pandemia de covid-19 y el decreto de estado de alarma. En el conjunto del Estado, la tasa se ha situado en el -0,3%, seis décimas respecto a mayo y también encadena tres meses seguidos en negativo.

En relación a la variación mensual en Catalunya, ha sido del 0,4%, mientras que al conjunto del Estado ha sido del 0,5%. Por grupos, los que tuvieron una influencia más negativa fueron los precios en el transporte (-5,8%), seguido de la vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (-3,5%) y el ocio y la cultura (-0,6%). En cambio, los grupos que más crecieron son los alimentos y bebidas no alcohólicas (+2,3%), seguido de los restaurantes y hoteles (+1,5%), la enseñanza (+1,1%) y el vestido y calzado (+0,9%).

En cuanto a la cesta de la compra y otros servicios, los productos que más han subido fueron las frutas frescas (+9,4%), la carne de ovino (+5,7%) y el pescado fresco y congelado (+4,5%), mientras que los mayores descensos corresponden a los aceites y grasas (-5,5%) y a los textiles y accesorios para el hogar (-3,1%).

En el conjunto del Estado, los grupos que más influyeron en el crecimiento de la tasa anual de junio fueron los del transporte o la vivienda. El primero cayó un 5,2%, a pesar de que fue tres puntos superiores al mes anteriores, como consecuencia del aumento del precio de los carburantes y lubricants para el transporte personal. Por el contrario, el grupo con mayor influencia negativa es el de los alimentos y las bebidas no alcohólicas, con una tasa que cayó siete décimas, hasta el 2,8%.

Hoy Destacamos
Lo más leido