Manzana, la fruta que empieza bien el septiembre

Los agricultores catalanes inician la campaña de recolección con una previsión de cerca de 300.000 toneladas, mayoritariamente de Lleida

Inicia la campaña de la manzana en Cataluña con buenas previsiones para septiembre | Pixabay Inicia la campaña de la manzana en Cataluña con buenas previsiones para septiembre | Pixabay

Golden, Fuji, Smith, Granny, Gala, Roja... Son nombres de algunas de las variedades de una de las frutas más cultivadas en Catalunya: la manzana. Mientras que el final del verano supone la desilusión de la mayor parte de la población, los agricultores ya esperan con deleite el inicio de la cosecha de especies como esta entre agosto y septiembre. Y más este 2019, cuando se espera que su producción se eleve un 11% respecto al año anterior después de un periodo de estancamiento.

Més info: Poma de Girona, más sostenible que ayer y menos que mañana

Según los datos presentados por Afrucat en relación a la campaña que acaba de iniciarse, los agricultores esperan recolectar 299.690 toneladas de manzana. El 70% se recogerán en Lleida y un 11% en Girona, las dos principales demarcaciones en cuanto a la explotación del manzano. Su fruto representa aproximadamente el 30% del cultivo de fruta dulce en Catalunya, sólo superado por el melocotón y la nactarina, que suponen casi el 50%.

El 70% de la manzana catalana se cultiva en Lleida, principalmente de la verdad Golden

Del total de toneladas de manzana que se recogen, la mitad son de la variedad Golden y similares, tal como apuntan los datos del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación.

Una IGP muy luchada

La manzana catalana cuenta con un sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP), el de Manzana de Girona. Esta zona de cultivo se extiende desde el Baix y Alt Empordà hasta el Gironès, donde operan las tres cooperativas que la distribuyen: Girona Fruits, Costa Brava y Frutícola Empordà. Agrupan ochenta productores y socios que proveen al mercado de Golden, Gala Red Delicious y Granny Smith, principalmente, muchos de ellos con una larga trayectoria que se extiende desde los años 60 hasta ahora.

Cerca de 80 productores forman la IGP Manzana de Girona, reconocida el 2003

Las tres cooperativas fundaron el 1987 la Asociación de Denominación de Calidad Manzana de Girona, que entonces agrupaba a cuatro empresas productoras. Después de muchos años de lucha, el 2003 consiguieron que la Unión Europea aprobara la IGP de Manzana de Girona.

La previsión de la entidad para este 2019 es recoger más de 87.000 toneladas de manzanas, 10.000 toneladas más que el año pasado.

Manzana catalana en el mercado español

Cerca del 50% de la producción española de manzana y pera proviene de Catalunya. La siguiente región en explotación del árbol frutal es Aragón con aproximadamente 100.000 toneladas, mientras que Galicia es la tercera comunidad con poco menos de 60.000 toneladas, según los datos más recientes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Ambas regiones están muy alejadas de las casi 300.000 toneladas que se cultivan en el Principat.

La mitad de la manzana cultivada en el Estado español proviene de Catalunya, unas 300.000 toneladas

Pero el estancamiento de la producción de los últimos años no ha sido sólo en el territorio catalán, sino en toda la península; y se ha visto agravado por la caída del consumo de la manzana. Un estudio del Departamento de Agricultura, Ganadería y Pesca sitúa en un 10% la bajada de la compra de manzana entre el 2013 y el 2017 debido a unos hábitos de consumo en pleno cambio que incluyen cada vez menos alimentos frescos; pero también por la pereza de pelarla o por el aumento de precios que hubo en el mercado de los frescos el 2014.

Esta tendencia se ha notado en el flujo comercial. Los datos más recientes de la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Fruta y Hortalizas (Fepex) señalan entre enero y agosto del 2018 un incremento del 2% en la exportación de manzana español con 67.856 toneladas más por valor de 55,2 millones de euros (+30%) y un decrecimiento del 20% de las importaciones con 105.739 toneladas menos en relación al mismo periodo del año anterior.

Pero la bajada ya venía de lejos. En 2017 ya se vendieron 123.086 toneladas menos y entraron del mercado exterior 191.800 toneladas menos que en 2016. Hay que matizar que desde el 2014 la Unión Europea ha visto decaer la exportación y precio de la manzana debido al veto ruso, un motivo más que explica porque el consumidor ha visto incrementada la cantidad de fruta autóctona al mercado nacional.

Una compra de km 0 al alcance

Debido al peso de la manzana catalana en el mercado español, encontrar fruta del Principat en las fruiteries y grandes superficies es fácil. Cada vez más los supermercados tienden a indicar el origen del producto, por lo que poniendo atención se puede detectar cuál es de casa; cómo también podemos buscar la clásica pegatina en las frutas que indican el distribuidor o productor.

El precio entre la manzana gerundense o la de Lleida no dista en exceso de la que podemos encontrar proveniente del resto de Catalunya, de España o de Europa, sobre todo de Francia e Italia. Las más económicas, y en plena temporada según la variedad, pueden estar sobre los 0,60 euros por kg, mientras que las producions ecológicas o de más baja recolección pueden llegar a tener un coste de más de 3 euros.

Més informació
La naranja, la fruta preferida de los catalanes
Sandía, fruta de km 0 contra el calor
La patata vecina truca a la puerta
Hoy Destacamos
Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leido