La naranja que consumimos és principalmente valenciana | iStock
La naranja que consumimos és principalmente valenciana | iStock

La naranja, la fruta preferida de los catalanes

El origen de gran parte del cítrico que se encuentra al mercado proviene del Estado español, especialmente de Valencia, la cuna de este alimento

Cataluña es la segunda comunidad autónoma que más fruta y verdura consume, la supera por muy poco Aragón. Este es uno de los datos que expone el informe Estado de situación sobre frutas y hortalizas: Nutrición y Salud en la España del siglo XXI, coordinado por la Fundación Española de la Nutrición (FEN), que también sitúa la naranja como la fruta más preferida con un consumo diario por persona de 56,3 gramos. A pesar de que la mayor parte de su recolección se concentra en invierno, podemos encontrar desde octubre y hasta junio gracias a las 200 variedades que se cultivan en el Estado español. Ahora bien, no siempre son nacionales, a menudo compramos de fuera sin ser conscientes.

Més info: Más allá de Suráfrica: los problemas estructurales de la naranja valenciana

Según las cifras más recientes de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el 2016 Brasil ya ocupaba la posición de líder de cultivo del cítrico con más de 14 millones de toneladas. De hecho, el 30% de las naranjas que se consumen en el mundo provienen de este país. Lo seguían China e India con unos 7 millones de toneladas cada uno, por delante de España y Marruecos, los dos países principales del Arco Mediterráneo con poco más de 3.700 millones de toneladas cada uno.

Vender fuera la naranja nacional

Las estadísticas de la Eurostat sobre el mercado de naranjas el 2017 sitúan el Estado español como el principal productor. El País Palencià es la primera zona de cultivo y aporta más de la mitad del producto que se mueve al mercado español. Aproximadamente el 30% de la producción se encuentra en Andalucía, seguida de Murcia con un 12% y por Catalunya, con un pequeño 2,5%.

El País Valencia cultiva la mitad de la naranja española y Cataluña sólo supone el 2,5%

El Estado español es también el principal exportador europeo, puesto que el 61% de sus naranjas se van al exterior. En Europa entran anualmente entre un millón y 1,3 millones de toneladas de naranja. Provienen principalmente de Suráfrica y Egipto (70%) y de Marruecos (12%), unas cifras impulsadas en gran medida por el acuerdo del 2016 entre la Unión Europea y el país sudafricano para incrementar el flujo comercial con la reducción de aranceles.

Qué venden las fruterías?

De las 200 variedades de naranja que encontramos en el territorio español, en el Arco Mediterráneo encontramos una decena, a pesar de que las más comunes se reducen en cuatro: navel, muy jugosa y temprana; blanca o de California, la más común y con un sabor dulce y poco zumo; la sanguina, con un color más cobrizo; y la tardía o valencia late, que se encuentra a final de temporada.

En Catalunya, las más de 2.000 hectáreas que hay se concentran prácticamente al 100% en Tarragona, y cerca de la mitad se encuentran, concretamente, en el Baix Ebre y en el Montsià. Pero la cifra es muy exigua si se compara con las más de 180.000 hectáreas que hay en el País Valencià, con la provincia de València al frente, seguida d'Alacant.

El Baix Ebre y el Montsià son las principales zonas de cultivo de la naranja catalana

Del total de 71.500.000 kg de naranjas que llegaron a Mercabarna el 2018, el 92% provenía del Estado español. El más fácil es encontrar producto valenciano, por la gran cantidad de producción que tiene en el territorio, pero podemos encontrar naranjas de todas partes.

En el caso de las mallas de fruta, saber el origen es fácil. En el caso de comprarla a granel, la única solución es preguntarlo al frutero. Y si hablamos de grandes superficies, cada vez es más habitual ver el origen del producto en las etiquetas.

El supermercado que más vela por el producto nacional es Mercadona. Para la temporada de naranja del 2018-2019 la cadena liderada por Juan Roig preveía comprar más de 200.000 toneladas de fruta además de 2.500 proveedores locales valencianos, andaluces, murcianos, catalanes y canarios. En función de la localización del supermercado, se prioriza un productor u otro, pero es fácil de prever que gran parte del producto tiene su origen al País Valencià. Y el producto español representa el 90% de la venta del cítrico, mientras que sólo un 10% tiene que provenir del exterior.

La naranja que los catalanes compran a las grandes superficies es valenciana

Carrefour también prioriza el producto de proximidad, en este caso, la fruta valenciana. Aún así, se puede encontrar producto de Uruguay. La oferta mayoritaria a los estantes de Día y Caprabo también es valenciana; como Bon Preu, a pesar de que este último también tiene mallas donde se especifica que se trata de naranja de proximidad, concretamente, de Tarragona.

Bueno para el cliente, pero no para el productor

Su coste no cambia mucho. A principio y final de temporada se puede encontrar el cítrico por cerca de 1,75 euros/kg, mientras que su precio puede descender hasta 0,30 euros/kg en los mejores meses de la fruta si se opta por mallas grandes y en las grandes superficies comerciales.

Estos precios benefician el bolsillo del consumidor, pero no la del labrador valenciano porque tiene que reducir su precio en origen para competir contra el producto de fuera. El sindicato agrario La Unió de Llauradors i Ramaders estimaba en 130 millones de euros las pérdidas por las malas condiciones climatológicas, pero también por un acuerdo de la Unión Europea con Suráfrica que ampliaba un mes y medio el periodo de importación de cítricos africanos sin aranceles. Una medida que, cómo han denunciado reiteradamente los productores, va contra el producto de proximidad.

Hoy Destacamos
Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leido