Respuestas ministeriales que dan luz a trabajadores, pymes y autónomos

La ministra Yolanda Díaz estudia ampliar los ERTE por causa de fuerza mayor para los sectores más afectados, pero no contempla una reducción de los impuestos

La Rambla de Girona amb els comerços i bars tancats | ACN La Rambla de Girona amb els comerços i bars tancats | ACN

La desorientación se ha convertido en un sentimiento integrado en la ciudadanía, empresarios y autónomos desde que comenzó el estado de alarma y las dudas que surgen a medida que avanza el tiempo van sumándose semana tras semana a muchas que aún quedan por resolver. Pymes y empresarios por cuenta propia se siente relevados a un segundo plano e, incluso algunos, dejados a su abandono y hoy han querido poner luz a sus dudas en el primer encuentro empresarial telemático organizado por Pimec con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que ha dado respuesta a las preguntas de los sectores más afectados por la crisis del coronavirus. ¿El resumen? No se pueden bajar los impuestos, hay que desarrollar medidas urgentes para una salida rápida de la crisis, hace falta continuar contemplado la fuerza mayor para los sectores más críticos, simplificar los requisitos para los autónomos y mucho diálogo social

Més info: Un retorno a la normalidad realista

"Tenemos que hacer una reflexión que tiene que ver con vuestra importancia como colectivo, es más clave lo que hagamos en estos momentos y en los días que vienen, que lo que hemos hecho en los días antecedentes". La ministra de Trabajo ha dado el pistoletazo de salida a la reunión insistiendo en la idea de que "esta crisis no tiene antecedentes", a diferencia de la de 2008 que, a pesar de que "fue durísima", "estaba focalizada en una causa directa en el sector financiero. Tenía una identidad propia", sostiene.

Díaz: "Hay que centrarse en pymes, autónomos y en Catalunya"

Ahora, administraciones públicas y actores privados juegan encima de un terreno de juego totalmente desconocido e incierto. Porque después de la crisis sanitaria, quedarán las secuelas económicas que tendrán repercusión a escala mundial. En tan solo un día, en Estados Unidos se desplomaron 10 millones de empleos y esto deja entrever que la epidemia también será social y, de hecho, "ya veremos la onda expansiva" que genera. Ahora, el Ministerio tiene trabajo y tiene claro que es necesario centrarse en "pymes, autónomos y en Catalunya" y siempre "intentando acertar en la reconstrucción y en la salida a la recuperación pausada y pactada".

¿Qué pasará a partir de ahora con los ERTE?

Las preguntas son variadas y muy amplias. Después de que el presidente español, Pedro Sánchez, anunciara que pasada la Semana Santa levantaría las restricciones laborales, el empresariado se pregunta ahora sobre qué medidas extraordinarias se van a prever para los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que ya no sean presentados por causa de fuerza mayor, sino por causas productivas. En este sentido, la ministra ha recordado que justamente los expedientes "sirven para conservar el empleo" y ha asegurado que esta cuestión hay que "trabajarla y debatirla bien en el Gobierno", puesto que lo ideal sería plantear que los sectores críticos siguieran manteniendo los ERTE por fuerza mayor.

Més info: ERTE, ¿el antídoto contra una crisis como la de 2008?

Díaz ha puesto encima de la mesa que su Ministerio trabaja sin descanso en "una serie de factores que creemos que tenemos focalizados", como lo son el turismo, la restauración y el comercio, pero también la construcción y el sector recreativo-cultural. "Es probable que sean los sectores que más tiempo se resientan", avisa la titular de Trabajo. Y es que, ha subrayado, a pesar de que "ponemos el acento en las grandes fábricas, es más fácil reactivar este sector porque va a tener unos tiempos muy diferentes". Además, precisamente estos sectores, señala, "tienen una agudeza muy singular en Catalunya", motivo por el cual considera que hay que abordarlo "no desde la depresión, si no poniendo acento en que vamos a salir de esta crisis".

Díaz: "Tenemos que abordar los sectores más críticos no desde la depresión, si no poniendo acento en que vamos a salir de esta crisis"

De hecho, ya hay algunos sectores que reconducen los expedientes y los presentan por causas productivas y no de fuerza mayor "porque saben que vamos hacia otra parte de la reconstrucción económica". Sectores a los que presumiblemente se sumarán más porque el Gobierno no prorrogará la figura del permiso retribuido recuperable, motivo por el cual, presumiblemente muchas empresas decidirán volver a poner en marcha su actividad y presentar nuevos expedientes.

El presidente de Pimec, Josep González, ha querido hacer llegar a la ministra su lamentación en este sentido por no haberles tenido en cuenta porque, además, "esto ha causado problemas y ahora nos encontramos con una dificultad que es que muchas empresas no podrán recuperar las horas por varias circunstancias". En este aspecto, el Ministerio habló con los sindicatos y CEOE y Cepyme, pero solo los primeros avalaron la propuesta.

Preocupación y desesperación

Mientras, la preocupación y la desesperación se han convertido en el pan de cada día de los autónomos y así lo ha hecho ver el presidente de Pimec Autònoms, Miquel Camps, a la ministra, cuando le ha reprochado que "usted dice que nadie se va a quedar atrás, pero la preocupación es muy grande porque nos llaman diciendo que no pueden pagar las cuotas de alquileres, de maquinarias…".

Camps: "Usted dice que nadie se va a quedar atrás, pero la preocupación es muy grande porque nos llaman diciendo que no pueden pagar"

Díaz es consciente de la situación, pero recuerda que el artículo 17 del Real Decreto del 18 de marzo de 2020 ya tiene en cuenta el cese de actividad para los trabajadores por cuenta propia y, en este sentido, recoge una prestación por cese de actividad o para aquellos grupos que hayan visto menguada su actividad. A pesar de esto, la titular de Trabajo ha asegurado ser "consciente de que los 10.000 millones de euros se agotaron ayer", pero ha prometido que "el Ministerio de Economía nos garantiza recursos".

El problema, sin embargo, no está tanto quizá en las medidas establecidas, si no en la lentitud del proceso para acceder a ellas. En este sentido, Camps ha puesto encima de la mesa que hay "mucha desorientación por cómo acceder a estas ayudas, demostrar las pérdidas… los empresarios ven que le llegan los recibos y que las medidas tardan en llegar", explica, y añade: "Los bancos piden muchísima documentación, cambian las condiciones, se alargan… estamos gestionando desesperación y ansiedad, se trata de congelar estos pagos". ¿Respuesta de la ministra? "Hemos simplificado al máximo los requisitos, pediremos que se simplifiquen más".

Lo que va a cambiar el mundo

Todos los sectores han tenido voz en esta reunión. Comercio, pidiendo un "plan de ayudas para el sector para facilitar la contratación futura" y con una respuesta contundente: "Es uno de los sectores focalizados como hiperrelevantes. Si la restauración o el comercio mediano y pequeño es lo último en llegar, tenemos que arbitrar salidas con la fuerza mayor", dice Díaz. Turismo, preocupados por los trabajadores fijo-discontinuos y con una posible solución: "El empleador debe de llamar a su empleado, decirle que no te puedo incorporar y el Estado le repone esos 90 días de prestación pública de desempleo que no se le van a descontar".

González: "El trabajo a distancia va a hacer un impulso y es una pequeña parte positiva de la crisis"

La lista es larga y la preocupación infinita. Y mientras, el "mundo del trabajo el día después va a necesitar más que nunca" porque el modelo está cambiando. "Serán muchos factores que van a cambiar el mundo del trabajo, también las relaciones comerciales en los impactos que están teniendo, los comportamientos…", apunta la ministra, al tiempo que González añade: "El futuro el trabajo no va a ser el mismo, el trabajo a distancia va a hacer un impulso y es una pequeña parte positiva de la crisis". Y, precisamente por eso, la formación será más importante que nunca cuando todo vuelva a la normalidad.

Más concreción a algunas cuestiones que dan un pequeño respiro a los pequeños y medianos empresarios, como ellos mismos reconocen, "nos has dado más luz", pero luz en cuestiones que igual no acaban de gustar del todo como, por ejemplo, que el Gobierno no va a bajar los impuestos. Según Díaz, "no es una política adecuada porque ahora más que nunca necesitamos a lo público, os necesitamos a vosotros".

Més informació
Empresarios y trabajadores desorientados
Una crisis, un confinamiento y un cambio de hábitos para repensar el comercio
Hoy Destacamos
Lo más leido