CA | ES

Química es sinónimo de Tarragona

El polo químico tarraconense es el más importante de Catalunya y el Estado español con una facturación de más de 20.000 millones de euros

Chimeneas de quieńmica de Tarragona humeando durante la puesta de sol | ACN Chimeneas de quieńmica de Tarragona humeando durante la puesta de sol | ACN

Una explosión en una empresa del polígono sur de Tarragona, en la Canonja, ha dejado tres personas muertas y varios heridos. Una noticia trágica como esta nos recuerda los retos de la industria química, uno de los sectores económicos más importantes de Catalunya y del conjunto del Estado español. El sector químico catalán es uno de los pilares fundamentales de la economía con 792 empresas químicas, de las cuales más de 150 son filiales de grandes multinacionales y que representan el 16,9% de las ventas al exterior. Así, el polígono industrial tarraconense es el más importante en España, por delante Huelva, Barcelona, Castelló, Madrid, Puertollano, València, Cartagena y el frontal cantábrico. El sector químico español factura unos 65.467 millones de euros y las empresas ubicadas en Catalunya generan un volumen de negocio de 17.566 millones de euros.

Tarragona concentra la mitad de la actividad química de Catalunya y la cuarta parte de todo el Estado

Así, sin ningún tipo de duda, la industria química tarraconense se erige como uno de los principales motores económicos del territorio. El sector cerró en 2018 con una producción de 19,3 millones de toneladas, la cuarta más elevada de los últimos quince años, pero por debajo de los registros de 2015, 2016 y 2017. El territorio concentra la mitad de la actividad química de Catalunya y la cuarta parte de todo el Estado. El sector da trabajo a cerca de 10.500 trabajadores, entre directos e indirectas, y genera más de 31.000 puestos de trabajo inducidos. Según los datos del informe público 2018 de la Asociación Empresarial Química de Tarragona (AEQT), esta actividad originó ese año más de la mitad de las exportaciones de la demarcación y casi dos de cada tres movimientos del puerto de Tarragona.

En este sentido, un 59,5% de las exportaciones se quedan en la Unión Europea, mientras que el 10,6% corresponden al resto de Europa, el 12,6% a América y el 11,5% a Asia. Por países, las ventas se concentran en Francia, Italia, Alemania, Portugal, Suiza, los Países Bajos, el Reino Unido, los Estados Unidos, Bélgica, Turquía y China.

Més info: Covestro, la startup tarraconense de Bayer

El informe del AEQT arrecia la química como una industria "de presente y de futuro, con una contribución capital a la sociedad gracias a sus importantes esfuerzos en investigación y desarrollo", sobre todo en sectores como la construcción, la salud, la agricultura, el tratamiento de agua, la automoción, el textil o la alimentación.

Una historia de Tarragona

El Complejo Petroquímico de Tarragona es una área industrial que agrupa a varias empresas del ámbito químico y petrolero repartido por los términos municipales de La Canonja, Vila-seca, Reos, Salou, Constantí, El Morell y La Pobla de Mafumet. El complejo se inició el 1971 con la aprobación de construcción de una primera refinería de Repsol y progresó en su actividad hasta estar actualmente considerado el más importante de este tipo en Catalunya, el Estado Español y el sur de Europa.

Ligada a su historia está la Asociación Empresarial Química de Tarragona, que está formada por 30 empresas que se centran especialmente en ácidos de cloros, sales alcalinas, gas oxígeno, fertilizantes, insecticidas, combustibles, plásticos y esencias sintéticas. Estas se encuentran, principalmente, en dos polígonos Norte y Sur, que ocupan 1.200 hectáreas, que incluyen también las instalaciones portuarias y entre las cuales destacan Bayer, Basf, Ercros, Cepsa, Dow o Covestro.

Xemeneies de la indústria química de Tarragona fumejant en primer terme i, al fons, habitatges dels pobles del Morell i la Pobla de Mafumet, al Tarragonès

Chimeneas de la indústria quiéńmica de Tarragona humeando en primer término y, al fondo, viviendas de los pueblos del Morell y la Pobla de Mafumet, al Tarragonès | ACN

En el polígono norte se encuentran Carburos Metálicos, Dow Chemical Ibérica, Messer Ibérica de Gasas, Repsol Petróleo, Repsol Química, Sarpi Constantí e Inovyn. Por otro lado, en el polígono sur estan Asfaltos Españoles, LyondellBasell Poliolefinas Ibérica, BASF Española, BASF Sonatrach Propanchem, Bertschi Ibérica, Covestro, Cepsa Comercial Petróleo, Clariant Ibérica, Compañía Logística de Hidrocarburos, Dow Chemical Ibérica, Dupont Water Solutions, Ercros, Industrias Químicas del Óxido de Etileno (la empresa que ha sufrido el accidente), Nitricomax, Kemira Ibérica, Elix Polymers, Messer Ibérica de Gasas, Repsol Butano, Repsol Petróleo, Sekisui Specialty Chemicals Europe, Shell España, Sk Primacor Europe, SolenisHispania, Tarragona Power, Terminales Portuarias, Transformadora de Etileno, Vopak Terquimsa y Grace. Finalmente también forman parte los polígonos de Flix y Tortosa con la empresa Ercros en ambos casos.

El sector reclama las infraestructuras pendientes

En el informe, la AEQT reclama potenciar la finalización de la A-27 para que las mercancías peligrosas puedan encontrar una salida en dirección al interior -sea a través de esta misma autovía o de alguna vía alternativa que quede liberada como consecuencia de su puesta en funcionamiento- y reclama también las infraestructuras de ferrocarril con la "inaplazable" llegada de Corredor Mediterráneo. Además, el sector también se queja de las dificultades que existen para atraer tráfico marítimo intermodal.

El trabajo conjunto desarrollado con el Puerto de Tarragona para el impulso de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL); el éxito de las certificaciones conjuntas AEQT-AEST, que se han empezado a "exportar" en otras zonas; la elaboración de un nuevo mapa logístico que revela los principales flujos y medios de transporte empleados por el sector, o el papel que juega el Panel Público Asesor (PPA) como herramienta de diálogo con la sociedad son otras de los temas que se radiografían en el informe.

IQOXE, entre joyas y Extremadura

Industrias Químicas del Óxido de Etileno inauguró el año pasado una nueva planta de derivados de óxido de etileno -con una inversión de 10 millones de euros- junto a la que ya estrenó el 2017. La compañía registró una facturación de 148 millones de euros y un beneficio de 18,2 millones durante el 2018.

Según consta en la memoria de la compañía, destinaron 199.300 euros a la prevención incendios. Esta inversión incluyó mejoras en la red contra incendios y equipos de seguridad de proceso, entre otros. Actualmente, IQOXE es el único productor de óxido de etileno y glicoles en el Estado español y Portugal, con una capacidad para generar 140.000 toneladas anuales.

Esta empresa es propiedad del magnate extremeño Ricardo Leal, fundador de la firma joyera Cristian Lay que, a través de CL Grupo Industrial, es propietario de la química incendiada de Tarragona.

Hoy Destacamos
Lo más leido