Uno de los polígonos industriales de Rubí|Archivo
Uno de los polígonos industriales de Rubí|Archivo

Así es Rubí, la ciudad catalana más industrializada

La localidad vallesana es el municipio del Estado con el porcentaje más elevado de trabajadores dedicados al sector manufacturer

Ubicada en el Vallès Occidental y comprendida entre la AP-7 y la C-16, Rubí es la ciudad más industrializada de todo el Estado. Once polígonos y más de 3.000 empresas conforman el tejido económico de este municipio, que desde fuera se ve como una ciudad dormitorio más de la periferia de Barcelona pero que comprende uno de los polos industriales más importantes del país, en una de las regiones más relevantes del sur de Europa.

Y es que el 38% de los puestos de trabajo de Rubí están vinculados con el sector industrial. Una cifra muy por encima de cualquier otra ciudad catalana y del Estado. Granollers es el segundo municipio del país con una cifra más elevada de trabajadores en la industria y el porcentaje se sitúa en el 19%, la mitad. En el Estado, la segunda ciudad más industrializada es Elda, en el País Valencià, con un 36% de la ocupación dedicada a este sector. Pero la tercera, Alcalá de Guadaíra, en Sevilla, ya cae hasta el 27%. Son datos del Instituto Nacional de Estadística.

"Mucha gente quizás tiene el concepto de que Rubí es una ciudad dormitorio y no lo es. Es una ciudad con casi el 40% de la gente que trabaja lo hace en el sector industrial. Es un porcentaje que no se da en ninguna otra parte del territorio del Estado", resume Manuel Jiménez, de Cecot Rubí.

Es por eso que el representante de la patronal, que sitúa a la ciudad como el "polo industrial más importante del Vallès", considera que "el sector industrial es el que tir hacia Rubí y de Rubí".

Pero ¿qué ha convertido a Rubí en una de las zonas con más concentración industrial? ¿Qué impacto tiene para la ciudad? Para Jiménez, "Rubí está muy muy situado desde un punto de vista logístico, con acceso fácil a la autopista; muy comunicado con Barcelona y relativamente cerca del puerto y aeropuerto". "Esto le aporta atractivo por muchas empresas", añade.

Un polo de atracción industrial

rubi ciutat industrial

Polígono industrial en Rubí | Archivo

Pero esta ubicación "privilegiada" es compartida con buena parte de las ciudades del entorno, que no han desarrollado un tejido industrial tan importante. Uno de estos factores que ha propiciado esta realidad es "la disponibilidad de terrenos para actividad industrial" que históricamente se han puesto al servicio de la empresa y que ha permitido confeccionar "un polo de atracción". También la proximidad con centros de investigación y facultades, que ha facilitado una cooperación en el desarrollo.

Jesús Donado, consejero delegado de B. Braun, la principal empresa industrial de Rubí, destaca que el municipio es "un casco urbano con tradición industrial que está muy bien comunicado con Barcelona, una ciudad de referencia en centros de investigación y principales universidades del país". Además, la proximidad con las autopistas facilita la logística y exportación, conectado de manera sencilla el sur de España con Europa. Todo ello favorece tanto el desarrollo y crecimiento de las compañías con larga trayectoria como la implantación de nuevas empresas.

Jesús Donado: "Convivir en un entorno industrial tiene para una empresa un efecto multiplicador"

Además, la confección de una área industrial importante provoca un efecto llama que se ve traducido en el hecho de que muchas industrias del municipios son proveedoras las unas de las otras, puesto que hay sectores diferenciados que se compenetran entre ellos.

En este sentido, desde B. Braun destacan que trabaja con muchos proveedores de Rubí y del entorno: "Convivir en un entorno industrial tiene para una empresa un efecto multiplicador de colaboración y crecimiento indiscutible". Así, la retroalimentación es esencial y ha ayudado a desarrollar sectores como el suministro industrial, ferretería, recambios, almacenamiento, transporte, pintura...

Con la globalización está cambiante y un servicio de calidad ya empieza a ser independiente del origen de los proveedores. Aún así, en sectores como la compra de maquinaria sigue destacando el mercado local.

 

De empresas familiares a grandes multinacionales

En Rubí, dentro del sector industrial, encontramos desde la empresa familiar que ha nacido en el pueblo hasta grandes multinacionales que han elegido Rubí para desarrollar su actividad y que han ido creciente. "A pesar de que la mayor parte son pequeñas y medianas, también hay de grandes e importantes con niveles de facturación y exportación bastante elevados", destaca Manuel Jiménez.

B. Braun Medical es la compañía que más factura en Rubí. Según un estudio de la Diputación de Barcelona, en 2018 tuvo una facturación de 258 millones de euros, siendo la 18a empresa del Vallès Occidental con una cifra más elevada. En el ranking también aparece Continental Automotive Spain, con 244 millones anuales. Top Cable, una de las marcas líderes mundiales en la fabricación de cables eléctricos; o DSV, empresa global de logística, son otros ejemplos.

Germans Boada, de Rubí al mundo

También hay industrias tradicionales como los Germans Boada, compañía de diseño y fabricación de maquinaria industrial fundada en 1951 y que hoy en día tiene presencia además de un centenar de países. O Eurofragance, fundada en 1993 en la ciudad y que ya exporta además de 60 países y tiene plantas en diferentes puntos del mundo.

Farmacéutico, químico, ingeniería, construcción o maquinaria... son algunas de las áreas que destacan en Rubí. "Es difícil encontrar un sector que no esté representado en la industria de Rubí", explican desde Cecot.

El ejemplo de B. Braun

B. Braun es una empresa de dispositivos médicos y farmacéuticos nacida en Alemania y con más de 60 años de trayectoria en Rubí, donde actualmente tiene la sede que más factura del grupo y da trabajo a más de 1.700 personas.

En 1955 se creó la empresa Material Clínico y la familia Braun adquirió el 50% de la compañía en 1972. No fue hasta 1992 cuando se integró al 100% dentro de B. Braun. Cuatro años más tarde, la planta rubinenca fue nombrada centro de excelencia por las suturas quirúrgicas, asumiendo las funciones de producción, I+D, calidad y marketing internacional. Así, Rubí concentra toda la fabricación de suturas de países europeos. En soluciones parenterales, con la quinta línea de producción en Rubí, la ciudad encabeza la producción del grupo B. Braun a escala mundial con 280 millones de unidades el año.

En resumen, B. Braun realiza en Rubí dos actividades industriales con tecnologías totalmente diferentes: producción totalmente automatizada de soluciones parenterales, con una exportación del 70%; y la producción parcialmente robotizada de suturas quirúrgicas y mallas.

La industria, un sector estratégico

"El sector generador de riqueza por naturaleza es el industrial. Es el sector que transforma determinadas materias primeras en productos que tienen incorporado un valor añadido", destaca Manuel Jiménez, de Cecot.

Para Jesús Donado, "el sector industrial es el motor económico por cualquier país porque comporta innovación, inversiones y trabajo que repercute positivamente en todo el territorio". Además, destaca que el flujo de importaciones y exportaciones intrínseco de la actividad industrial favorece la internacionalización y la competitividad de la economía de un país.

Jesús Donado: El sector industrial lidera la economía del país"

"En España el sector industrial es el segundo más grande por volumen de producción, por detrás de los servicios. Pero lo que es destacable es el efecto de arrastre que tiene sobre el resto de sectores, puesto que son necesarios muchos consumos intermedios para lograr el producto final", subraya el consejero delegado de B. Braun, que concluye: "El sector industrial lidera la economía del país".

Esta realidad se vio confirmada durante la crisis económica, en que el sector industrial fue uno de los que más sobrevivió.

Jesús Donado: "Las dificultades en la movilidad afectan no sólo a la comarca sino al planeta entero"

Pero no todo es favorable, ni para el municipio ni para el entorno económico del Vallès Occidental. El estado de las infraestructuras es un tema recurrente para el sector empresarial y es señalado como uno de los factores que reduce la competitividad.

"Las dificultades en la movilidad afectan no sólo a la comarca sino al planeta entero; cada vez hay más vehículos y el flujo es insostenible por las infraestructuras actuales", señalan desde B. Braun, que añaden: "Necesitamos infraestructuras que faciliten las operaciones de logística industrial, haciéndolas más competitivas en el ámbito internacional".

La falta de espacio puede suponer un freno al desarrollo industrial

Y acercando el foco, un aspecto a mejorar es también la movilidad de los trabajadores y dentro de los polígonos. En Rubí, por ejemplo, hay varios polígonos que sólo tienen acceso a la carretera comarcal, ya saturada de por si, a través de dos puentes. "Esto es un problema, hay atascos considerables. Es crucial trabajar para tener un acceso más fácil en la B-30", reclama Manuel Jiménez, de Cecot.

Y un hecho que puede "poner el freno" al desarrollo industrial en Rubí, indican desde Cecot, es la falta de espacio que permita crecer a las empresas. Es por eso que reclaman flexibilizar la normativa urbanística. "Se tiene que seguir trabajando para mejorar las áreas industriales de la ciudad, generando nuevos espacios porque las empresas con grandes infraestructuras puedan seguir creciendo sin tener que deslocalitarse", alerta Jesús Donado.

Més informació
400 empresas mostrarán como digitalizar la industria en el IoTSWC
La Industria 4.0 y la conectividad marcarán el Advanced Factories de 2020
Indústria y construcción estiran del PIB, que crece un 0,7% hasta marzo
Plásticos biodegradables: alternativa para la industria del packaging
Hoy Destacamos
Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leido