Un proyecto tecnológico mejorará la eficiencia energética en la acuicultura

La iniciativa, financiada por la UE, implementará sensores electrónicos de bajo coste para controlar el pH, la temperatura, la turbidez y el oxígeno del agua

El Estado español es uno de los países de la Unión Europea con más cosecha en acuicultura | iStock
El Estado español es uno de los países de la Unión Europea con más cosecha en acuicultura | iStock

La cría de pescados, crustáceos, moluscos y plantas acuáticas es un sector potente en España. El Estado español es uno de los países de la Unión Europea con más cosecha en acuicultura, con más de 300.000 toneladas y con un valor de la producción de 470 millones de euros, y ocupa a más de 40.000 personas. La UOC desarrollará una tecnología para facilitar la monitorización precisa y continua de los parámetros básicos en el agua para mejorar el bienestar animal, reducir el gasto energético y optimizar el aprovechamiento del alimento y la planificación del crecimiento de los pescados y las algas.

Según informan en un comunicado, el proyecto Acuicultura Digital Abierta (ADO) implantará sensores electrónicos de bajo coste para controlar el pH, la temperatura, la terbolesa o el oxígeno a varias instalaciones de Catalunya (en el Baix Montseny, en el pla de Lleida y en las Terres del Ebro). En Catalunya, hay unas 150 empresas que se dedican al sector, con más de 2.000 puestos de trabajo.

El ADO impulsará soluciones tecnológicas que permitan la digitalización del sector con elementos básicos. El proyecto facilitará sistemas de adquisición de datos, además de plataformas de código abierto para almacenarlas y visualizarlas. Uno de los objetivos es definir formatos de datos y estándares que permitan a productores pequeños y medianos obtener casos de éxito con inversiones muy menores respecto de otras tecnologías.

Dinamizar el sector

"Un sistema de digitalización de datos al cual se puede conectar un sensor de turbidez puede costar unos 4.500 euros, mientras que una solución con herramientas de código abierto, más básica pero funcional, menos de 400, cosa que supone un ahorro de un 90%", destaca Xavier Vilajosana, coordinador del proyecto. "No pretendemos hacer competencia al sector, sino dinamizarlo, motivando la digitalización, desarrollando demanda y, por lo tanto, competencia", añade Vilajosana, catedrático de la UOC.

La iniciativa creará soluciones que no requieran intervención humana para obtener y procesar datos ni tampoco expertesa para gestionar la instalación y el despliegue. "Completaremos la cadena tecnológica aportando el diseño de los elementos de hardware y esquemas para integrarlos, la tecnología de comunicación que permitirá extraer los datos generados y el software para almacenarlas, visualizarlas y procesarlas", explica el líder del grupo Wireless Networks Research Lab (WiNE) de la Internet Interdisciplinary Institute (IN3), que lleva a cabo esta investigación junto con el investigador Pere Tuset.

La tecnología permite mejorar la gestión sanitaria y el bienestar animal porque controla más cuidadosamente la calidad de vida de los seres vivos. Otro de sus beneficios es la reducción del número de lesiones y accidentes asociados a tareas de control, puesto que no se tienen que hacer manualmente. Además, los sensores se diseñarán para ser alimentados con baterías que puedan usar fuentes de recogida de energía como la solar o la eólica, lo cual contribuirá a la sostenibilidad del sistema.

Más Información
El cangrejo azul, la plaga al plato
L'Antic Molí, la galera y la cocina del Ebro 2.0
Arrossaires del Delta de l'Ebre culmina creació de Nomen Foods
Hoy Destacamos
Comentarios