Productos de estrella Michelin: de los productores a casa

Vallèsmercat conecta los productores catalanes con los consumidores a través de una plataforma digital

Caviar d'oli, un dels productes que distribueix Vallèsmercat |Cedida Caviar d'oli, un dels productes que distribueix Vallèsmercat |Cedida

Seleccionar productos de alta calidad y enviarlos desde el Vallès a cualquier punto del Estado. Esta es la propuesta de Vallèsmercat.com, un ecommerce impulsado por emprendedores vallesans con el objetivo de poner en valor la gastronomía catalana y los productores de la tierra. Bajo el lema Los mejores productos de proximidad, a casa en un clic, Vallèsmercat ofrece un amplio abanico de propuestas como aceites, conservas, café, cervezas o vinos.

"Queremos poner a disposición de la gente productos de mucha calidad que seguramente no conocían", explica Franco Góngora, cofundador de Vallèsmercat, que destaca la relevancia de los productos catalanes: "Estamos alimentando muchos restaurantes de estrella Michelin". Por ejemplo, próximamente ofrecerán un vinagre de Módena elaborado por productores catalanes que se enamoraron de este producto italiano y lo han replicado en Catalunya, obteniendo varios premios y sirviendo el producto a los mejores restaurantes del mundo.

Albert Adrià, la Bodega de Can Roca o Disfrutar

Vallèsmercat distribuye también las famosas olivas esféricas, esferificaciones de aceite de oliva con el sello de Albert Adrià y que recuerdan a las que se pueden degustar en restaurantes como la Bodega de Can Roca o Disfrutar. O judías del ganxet hechas en el Vallès Occidental, hierbas aromáticas cultivadas en el Pirineu y conservas de primer nivel son algunas de las 200 referencias que ya tienen. Productos con denominación de origen catalán que a menudo han sido inalcanzables para la población general.

Franco Góngora: "Antes te veías abocado a consumir sólo en grandes superficies"

Góngora decidió impulsar este proyecto durante el confinamiento, a pesar de que hacía un año que pensaba en detectar una necesidad. "Yo vivo en Sant Antoni de Vilamajor y trabajaba en Barcelona. Me marchaba temprano y volvía tarde a casa y, si querías comprar algo, sólo me encontraba abiertas las grandes superficies", relata. Esto hacía que las personas que querían producto de proximidad, sólo lo podían comprar los fines de semana, dedicando buena parte del tiempo libre, y yendo a 4 o 5 establecimientos diferentes. "Te veías abocado a consumir en grandes superficies", lamenta.

Por eso pensó en un comercio digital que reuniera productores de proximidad, para facilitar el contacto directo con los clientes y que los consumidores pudieran consumir también producto de kilómetro cero y de calidad a través de la compra por internet. El confinamiento hizo que los productores lo vieran con mejores ojos, puesto que el comercio digital era el gran superviviente.

La unión hace la fuerza

Justamente, el confinamiento ha puesto de relieve la imperiosa necesidad de los productores locales y del comercio de proximidad de digitalizarse. "Ha abocado a todo el mundo, también a la gente muy reticente, a la ecommerce. Ha sido un toque de atención muy grande para el empresario para ponerse las pilas y entrar en el mundo digital", apunta Góngora.

Además, el fundador de Vallèsmercat avisa que la venta por internet no es tener una página web con cuatro productos: "No es sencillo ni rentable desde el primer momento". Es por eso que su apuesta pasaba por unir muchos productores: "Los dije que cada cual por si solo no serían fuertes y, si nos uníamos y creábamos una plataforma conjunta, tendríamos mucha más fuerza".

Además, muchos artesanos se han involucrado mucho en el proyecto, cediendo el producto a precios especiales y participante en la iniciativa.

Franco Góngora: "No queremos ser un Amazon o un Caprabo online"

"No queremos ser un Amazon o un Caprabo online", sentencia Franco Góngora. Y es que una de las características singulares de Vallèsmercat es la apuesta por productos únicos, artesanos y de gran calidad. Aglutinar pequeños productores, también algunos grandes, con un volumen pequeño de producción. "No queremos llegar a todos los consumidores, lo que nos hace singulares es la diferenciación del producto".

De hecho, algún productor le transmitía un cierto miedo al inicio, porque decía que era muy pequeño y que no se veía en un proyecto de venta digital. "Lo que tenemos que hacer es valorar la singularidad y la artesanía; el consumidor ahora quiere un producto natural y somos un país gastronómico, que nos gusta mucho comer y beber", enfatiza.

En definitiva, Vallèsmercat llega como un proyecto para llevar los productos de más calidad a las mesas de las casas, al mismo tiempo que se reivindican los productores locales y se les abre una nueva vía para garantizar su supervivencia, en un entorno donde parece que las grandes superficies se lo comen todo cada vez más.

Més informació
La cuádruple hélice del Vallès a Catalunya
Las mujeres del Vallès Occidental cobran un 25% menos que los hombres
Hoy Destacamos
Lo más leido