Küppers: "Se aprende a vivir con alegría"

El formador y profesor Victor Küppers defiende que la actitud multiplica a la hora de ser feliz

El formador y conferenciante Victor Küppers | Àngel Bravo El formador y conferenciante Victor Küppers | Àngel Bravo

Desde hace unos años, Victor Küppers triunfa con su fórmula de psicología positiva. "El conocimiento y las habilidades suman, la actitud multiplica", asegura. Claro, simple y directo. Este holandés que vive entre Camprodon (Ripollès) y Madrid dejó la vicepresidencia de Barna Consulting Group para fundar su propia empresa de formación. Durante su tiempo libre, levanta sonrisas de felicidad allí donde va. Así lo avalan también más de 5,5 millones de reproducciones de su Ted Talk en Andorra. Pero, coincidiendo con el Día Internacional de la Felicidad, VIA Empresa se pregunta: cómo se trabaja la alegría de vivir?

Desde el comienzo, Küppers reconoce que él no vendría a escucharse. No se considera un experto pero se pasa el día leyéndolos y se hace escuchar: "Todo aquello que explicaré ya lo sabes pero lo importante es si lo haces". Decir no es lo mismo que hacer. Tiene bastante con un PowerPoint y siete diapositivas para poner orden y reflexión alrededor de la psicología positiva que lucha contra el desaliento. "Lo único que controlamos del todo es nuestra actitud", explica. Todavía más: "La alegría no es un gen, es una decisión. Se aprende a vivir con alegría".

Victor Küppers

Fotografía de Àngel Bravo

Alegría ante la locura

El contexto no es sencillo: "Estamos muy locos". Las palabras crisis, paro o déficit han dejado huella en la sociedad y no lo ponen nada fácil. Los problemas, las preocupaciones y el estrés, tampoco. Tanto es así que, según Küppers, España se encuentra en máximos de venta de psicofármacos. "Nadie sonríe, todo el mundo va enganchado a un teléfono móvil", alerta. Y precisamente por eso, grita a los cuatro vientos que "hoy en día ser alegre es ser heroico".

Qué diferencia hay entre los que sonríen y los que se enfadan, los del buen humor de los del mal humor, los que disfrutan de la vida de los que no? Es tan simple (o complejo) como una cuestión de actitud. Vital, alegre y entusiasta. Que multiplica. El famoso cardiólogo Valentí Fuster defiende que "aquel que en su vida no tiene un drama y no vive con alegría se ha conformado con la mediocridad". Küppers que es también profesor de dirección comercial en la UIC recuerda que habitual y normal no quieren decir lo mismo. "La diferencia entre tu mejor y peor versión es tu estado de ánimo", reivindica.

Küppers: "La diferencia entre tu mejor y peor versión es tu estado de ánimo"

Pero, la mediocridad no es un callejón sin salida. Ni mucho menos. Para los más escépticos, el estado de ánimo se puede trabajar: "Ser alegre es una decisión". Y vale la pena luchar para decidir. Basta con cambiar de hábitos y empezar a andar de una forma distinta. Dejar de arrastrar los pies y ponerse a saltar. "Tú eres cómo quieras ser", añade. Al más puro estilo coaching, tanto en el trabajo como dentro y fuera de casa. Cuál es el secreto para vivir con alegría? Según los expertos de psicología positiva, la clave se encuentra en la amabilidad. Esto implica disfrutar de todo, hagas lo que hagas, o al menos intentarlo: "Siempre hay nuevas ilusiones, si no tienes, búscalas".

Las plantas de la vida

Sin poner orden, Küppers tiene muy claro qué o mejor dicho quién nos importa: padres, pareja, hijos, hermanos y amistades. Para todos los públicos, son las personas que más queremos. Pero parece que hemos perdido de vista lo más importante: "En la vida hay una norma de sentido común: planta que no riegas, planta que muere. Con las relaciones, igual". A pesar de que el hábito de decir cosas buenas está poco normalizado dentro de la sociedad, conviene no olvidar que "lo más importante en la vida es que lo más importante sea lo más importante". Una cuestión de gran importancia.

En la escala de prioridades de la psicología positiva, sentirse querido se encuentra entre las necesidades básicas. Al fin y al cabo, va con el carné social. "Los seres queridos tienen todo aquello malo que se les decimos y todo aquello bueno que callamos", asegura. Y es de sobra conocido que las personas alegres atraen y contagian. Por eso, conviene no olvidar que "las personas te valoran, te aprecian y te quieren por tu forma de ser". Y todavía más cuando los problemas pueden hacer jaque a la felicidad.

Küppers: "Las personas te valoran, te aprecian y te quieren por tu forma de ser"

Ahora bien, Küppers matiza que "cuando uno sólo tiene circunstancias a resolver, el derecho a perder la alegría es muy dudoso". Para hacer valer este derecho, recomienda: hacer una lista de problemas, separar los dramas de las cosas a resolver, relativizar, desahogarse de forma razonable, serenidad y aceptar que las cosas son cómo son. Ahora sólo queda preguntarse: "Cómo se sale del bucle? Qué me saca la alegría? Qué hay de fantástico en mi vida?".

"La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida antes de que el telón baje y la obra acabe sin aplausos", interpretaba Charles Chaplin. Así es también el método Küppers que deja el público de pie y no admite preguntas. "Aquel que hace preguntas lo hace para complicarte la vida", bromea. Sin preguntas, sólo queda la actitud y la alegría de vivir que multiplica. Por cierto, su cita preferida es de Santa Teresa de Calcuta: "Que nadie se acerque nunca a tí sin que al irse se sienta algo mejor y más feliz". Feliz, día y vida feliz.

Més informació
La felicidad de ir al trabajo
Ferran Ramon Cortés: "Los empresarios no se sienten cómodos hablante de emociones"
Fernández: "Buscamos motivación cuando en realidad necesitamos compromiso"
Hoy Destacamos
Lo más leido