El comercio se blinda con metacrilato

Las grandes cadenas de supermercados instalan mamparas para proteger a clientes y vendedores en las cajas de pago

Mampares a les botigues de Consum | Consum Mampares a les botigues de Consum | Consum

Mamparas de metacrilato en las líneas de caja. Lo más parecido a la dispensación nocturna de una gasolinera es lo que se traslada ahora a los supermercados de ciudades y pueblos para contener la propagación del virus en las indispensables tiendas de alimentación, que están dando servicio cada día. Este miércoles se ha sumado Consum, la cooperativa valenciana, que las ha instalado en el 100% de su red comercial.

El proceso de instalación había empezado el sábado 21 en un total de 180 supermercados hasta este martes 24, que se ha completado el proceso. La instalación se ha hecho en cajas alternas que es como se está atendiendo a los clientes, para mantener al máximo la distancia de seguridad.

Mercadona, por su parte, ha empezado este lunes a la instalación de estas pantallas protectoras en sus establecimientos, siendo una de las nuevas medidas excepcionales que ha anunciado en esta nueva semana de confinamiento.

También el Grup Bon Preu ha anunciado que las cajas de los establecimientos contarán pronto con unas pantallas para asegurar las distancias de seguridad entre trabajadores y clientes en el momento de pasar por caja, igual que Carrefour que ha recurrido también a la instalación de estas mamparas en sus lineales de pago. Del mismo modo que los supermercados Condis, que entre las medidas de prevención en relación al personal de los supermercados incluye la instalación de estas pantallas de protección en las cajas.

Límites a la compra compulsiva

En cuanto al aprovisionamiento que tienen que hacer los clientes, en el caso de Consum se han limitado la compra de unidades de una misma referencia a seis, pero en Mercadona no se ha establecido ninguna limitación. A pesar de que recomiendan no comprar compulsivamente porque "el abastecimiento de productos de primera necesidad está más que garantizado", no se limita la compra. Al menos de momento. Con todo, en todos los centros también se controla el aforo, una medida extensiva a todo tipo de establecimientos.

Més informació
Una crisis, un confinamiento y un cambio de hábitos para repensar el comercio
Hoy Destacamos
Lo más leido