"La crisis es tan bestial que no puedes hacer nada: sólo oportunidades"

Empresas industriales, tecnológicas y de turismo de Tarragona explican que "pocas empresas TIC han tenido que hacer ERTE"

Debat empresarial sobre la Covid-19 a Tarragona. | Cedida Debat empresarial sobre la Covid-19 a Tarragona. | Cedida

Que la crisis del Covid-19 está siendo demoledora para muchas empresas es una realidad. Ahora bien, que esta situación tan incierta puede resultar una ventana de oportunidades, seguramente también. Potenciar la digitalización, ser más capaces de adaptarse al cambio, apostar por las personas y por el medio ambiente son algunas de las ideas que exponen los participantes en el debate sobre el impacto de la crisis del Covid-19, organizado por la Cátedra de Emprendeduría de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona.

"Esta crisis será sobre todo un acelerador. La crisis ha acelerado cambios que ya veníamos haciendo: reindustrialización, consumo de proximidad, teletrabajo, digitalización, revolución verde", asegura Marc Arza, consultor de empresas. Cada uno en su terreno, el resto de participantes coinciden también en este punto de vista. "La crisis es tan bestial que no puedes hacer nada: sólo puedes ver oportunidades", explica Maties Gomà-Camps, CEO de Grupo Gomà-Camps. La firma de La Riba es especialista en fabricación de productos de papel tisú con más de 260 años de trayectoria en las espaldas, y el CEO asegura que la crisis les está "obligando a hacer las cosas de otras maneras": por ejemplo, en canales donde no tenían presencia y donde empezarán a trabajar a partir de ahora. Los primeros días de la crisis sanitaria, la demanda del mercado de consumo se disparó por encima del 35%, con la "locura" para conseguir papel de wáter. Paralelamente, pero, la demanda del sector HORECA caía bajo mínimos.

Més info: Papel higiénico catalán contra el Covid-19

Se encontraron, pues, con dos realidades muy diferentes. Aún así, Gomà-Camps confía que la situación irá remontando despacio, y que la preocupación por la higiene de la crisis sanitaria será una oportunidad. "También hemos visto que tenemos una exposición demasiado elevada en el canal HORECA, tenemos que diversificar", asegura. En el tiempo de la pandemia, han creado una línea de productos para otros sectores profesionales como peluquerías, gimnasios o salones de belleza; han trabajado artículos muy específicos para industria y han entrado en el ecommerce: nuevas líneas de producto "y nuevas expectativas". Maties Gomà-Camps asegura en una situación como esta, donde los entornos son "inciertos y cambiantes", que los empresarios tienen que ser rápidos, "pero con un trasfondo de prudencia".

Arza: "Esta crisis será sobre todo un acelerador. La crisis ha acelerado cambios que ya veníamos haciendo: reindustrialización, consumo de proximidad, teletrabajo, digitalización, revolución verde"

También en el ámbito industrial, el jefe de administración de Schwartz Hautmont, Manuel Crespo, asegura que la crisis ha requerido "ingenio, anticipación, mucho trabajo, y un diálogo constante y abierto". Crespo asegura que en Schwartz Hautmont, compañía de Vila-seca especialista en construcciones metálicas, afrontan el segundo semestre del 2020 "como un reto", y que lo más preocupante es que vendrá después, si llega una recesión económica. Identifica la digitalización, la sostenibilidad o la retención de talento como claves de éxito de las empresas en un futuro.

"Con cierta valentía esto puede salir adelante, pero hace falta que pongamos lo mejor de cadauno de nosotros", explica. Marc Arza, consultor de empresas, también añade que quién tiene que recoser la situación "son los emprendedores", dentro y fuera de las empresas actuales. También asegura que "la sacudida vital generará oportunidades de negocio", y cita como ejemplo Airbnb, que nació a partir de la crisis económica de 2008.

Una oportunidad para las empresas tecnológicas

La tecnología ha sido clave para mantener operativas las empresas y las comunicaciones, y por eso el sector tecnológico ha sido de los menos damnificados por la crisis de la Covid-19. Carles Castilla, director general de Grupo Castilla, explica que "las TIC están siendo resistives a la crisis" y que "pocas empresas del sector han tenido que hacer ERTE".

Castilla: "Pocas empresas del sector TIC han tenido que hacer ERTE"

Aún así, desde Grupo Castilla, desarrolladora de software para la gestión del capital humano de las empresas situada en Riudoms, se mantienen en un plan de prudencia, sobre todo de cara al segundo semestre del año. ¿Una de las principales oportunidades para este sector? El teletrabajo.

El teletrabajo rompe barreras

Una de las palabras que más nombran los participantes al debate es, precisamente, el "teletrabajo". Carles Castilla asegura que un mito que ha roto esta crisis es que la creatividad y la creación de nuevas ideas y líneas de negocio no son compatibles con el trabajo desde casa. "Hacer un software es una cosa muy artesanal, y requiere mucha creatividad y colaboración. Pues bien, estamos sacando nuevas versiones todos los meses, nosotros y el resto de empresas", pone como ejemplo.

También asegura que el 75% de los trabajadores de su grupo están a favor de generalizar el teletrabajo, y que es una oportunidad "para abrir fronteras más allá". Las empresas tecnológicas necesitan especialistas, y el trabajo en remoto puede abrirles a captar talento en el extranjero. "Esto incluso preocupa en Silicon Valley, porque ellos tienen allá un clúster muy cerrado y nosotros podemos llamar a la puerta", explica.

Gomà-Camps coincide también que el teletrabajo es una ventaja importante, que "ayudará a la conciliación familiar, a estructurarnos de otro modo". Asegura que esta nueva manera de trabajar "ha venido para quedarse", y que esto llevará, también, a la digitalización de las empresas. Un punto de vista que matiza Manuel Crespo, de Schwartz Hautmont, que afirma que a veces el teletrabajo "no permite reaccionar" tan rápido.

El turismo, pendiente de los cambios

Uno de los sectores económicos más perjudicados por la crisis del Covid-19 es el turismo, con una presencia muy importante a la provincia de Tarragona. Marta Domènech, directora del Hotel Hostal Sport del Priorat, asegura que para ellos el impacto ha sido demoledor: "Hemos entrado en un túnel negro, no sabemos qué pasará".

Ante un panorama como este, Domènech explica que tienen que intentar "suavizar el máximo posible las estructuras", estar atentos "a cualquier tipo de cambio", y tener flexibilidad y agilidad "para implementar estos cambios". Insiste también en la necesidad de "hacer red", de sacar pecho y tejer complicidades con la gente del territorio.

Mantenerse fuertes en los sectores clave

¿Cómo ven los ponentes la situación del Camp de Tarragona y las Terres de l'Ebre en esta crisis? "Las oportunidades del futuro siempre están ligadas a las oportunidades de donde venimos. Y nosotros venimos de la química, el turismo, el sector agroalimentario, la industria del metal...", explica Marc Arza. "Tenemos que adaptar la nueva realidad a los sectores en los que ya somos fuertes", insiste.

Un punto de vista que comparte también Manuel Crespo, de Schwartz Hautmont: "Se tienen que cuidar las industrias que tenemos ahora, sin dejar de mirar de reojo todo lo que vendrá de nuevo". Maties Gomà-Camps también añade que hay que creer en uno mismo, ser fuerte y resiliente. "Nos podemos tutear con otras áreas industriales de nuestro entorno. Si hacemos las cosas bien, no tenemos que sufrir", asegura.

Aún así, los participantes en el debate reclaman también una apuesta más firme por la industria por parte de los gobernantes. "Es un sector que genera oportunidades, tiene un valor añadido importante y los trabajadores cobran más", concluye Manuel Crespo.

Més informació
La industria química de Tarragona ante la emergencia sanitaria
Hoy Destacamos
Lo más leido