Los expertos apuntan que los plásticos tienen una consideración nada merecida por falta de conocimiento. | Acistock
Los expertos apuntan que los plásticos tienen una consideración nada merecida por falta de conocimiento. | Acistock

El plástico busca una nueva vida lejos de los vertederos

La economía circular abre caminos para la reutilización y perdurabilitat productiva de unos de los materiales con peor fama

En la actualidad, en España más de la mitad de los residuos plásticos acaban al vertedero. Un panorama preocupante si tenemos en cuenta los cálculos de la asociación Plastics Europe, que estima que un parámetro de cero residuos plásticos malgastados a la Unión Europea supondría el reciclaje de cinco millones de toneladas más del material al año y un ahorro de siete millones de toneladas emitidas de CO2. El debate Plásticos en la economía circular, celebrado esta semana en la feria Equiplast, ha servido para analizar como el ciclo de reciclaje y utilización puede revalorar y alargar la vida de uno de los materiales con peor fama.

"Es cierto que los plásticos tienen una consideración nada merecida por falta de conocimiento. La economía circular permite mantener los recursos que ya tenemos el máximo de tiempo en el sistema económico, alargando así la vida del plástico y contribuyendo a la reducción de emisiones gracias a sus propiedades", explica el director de Plastics Europe, Ignacio Marco. Completa la argumentación la responsable del departamento de Sostenibilidad y Valorización Industrial de AIMPLAS, Eva Verdeo. "La reutilización del plástico puede, por ejemplo, optimizar el uso de los automóviles, puesto que se trata de un material ligero, y su uso ayuda a crear vehículos más sostenibles y con un menor consumo de CO2". En concreto, un coche con piezas de plástico puede reducir hasta cuatro veces las emisiones a la atmósfera, según los cálculos de Plastics Europe.

Marco: "La economía circular permite mantener los recursos que ya tenemos el máximo de tiempo en el sistema económico"

La mala fama del plástico viene por su corta vida útil. Sin un tratamiento de reciclaje, una botella de agua tiene un ciclo de vida limitado al mismo consumo del producto. La economía circular abre la puerta a su reutilización con una gran variedad de procesos. "La primera opción es la reutilización, y el caso más claro es el de las bolsas de supermercado, que podemos utilizar 1.000 golpes. A continuación, viene la reparación, y los móviles son un buen ejemplo. Tienen muchos componentes de plástico, pero la mayoría acaban a la basura y no son recuperados, por el que tenemos que empezar a diseñarlos con la intención de repararlos y, incluso, actualizarlos tecnológicamente para devolverlos al ciclo económico", explica Marco.

Verdeo cita procesos consolidados, como el reciclaje mecánico, que consiste en la trituració y limpieza de los productos para volverlos a utilizar. El próximo paso es el reciclaje químico, ya en funcionamiento, pero con un gran camino delante. "Proyectos piloto como el Live Ecometilal sirven para tratar plásticos muy mezclados, inclús que han pasado por procesos de reciclaje, con fórmulas de gasificación para obtener un disolvente de gran utilidad por la industria química", argumenta Verdeo.

La fira Equiplast s'ha celebrat aquests dies a Barcelona. | Fira Barcelona.
La feria Equiplat se ha celebrado estos días en Barcelona. | Feria Barcelona

Estos procesos químicos también permiten devolver el plástico en un estado similar al de petróleo para generar gasóleo y convertirse en una fuente energética con capacidad para funcionar como, por ejemplo, combustible o calefacción con un valor energético similar al del gas natural.

Diseño por la sostenibilidad

El proceso químico permite que el ciclo del plástico acabe sin haber pasado por un vertedero. Para que su permanencia al sistema sea cuanto más larga mejor, Marco aboga para diseñar los productos pensante al estirar tanto como sea posible su vida útil, y remarca como esta visión puede mejorar también el aprovechamiento otros elementos. "El plástico tiene relación clara con la alimentación, y su utilización adecuada con productos como la carne puede servir porque su conservación se alargue hasta 10 días más que si se embalsa con otros materiales. Esta simple aplicación serviría para minimizar el 30% de comer que hoy en día acaba a la basura".

Los expertos coinciden al afirmar la buena estructura de reciclaje que existe en España

Coincide en el análisis Verdeo, que pone como ejemplo las bolsas de plástico biodegradable que se utilizan para la fruta. "Idealmente, tendríamos que consumir la fruta antes de que se eche a perder, pero no es el que sucede, de forma que el plástico biodegradable juega un papel fundamental, puesto que se puede tratar de forma conjunta al contenido para crear compostaje".

El reto de evitar los vertederos

La aplicación generalizada de los procesos químicos haría realidad el lema de Plastics Europe: "A los vertederos, plástico cero". La realidad, pero, es que este objetivo queda lejos de cumplirse. Cómo decíamos, más de la mitad de los residuos plásticos del estado se rechazan. Aún así, los expertos coinciden al afirmar la buena estructura de reciclaje que existe en España, tanto por la adaptación empresarial como la legislación común que rige en Europa. "El tratamiento del plástico es un negocio en si mismo, con empresas con una gran capacidad de producción e innovación", argumenta Verdeo, que considera que el gran reto es mejorar en la revalorització del plástico después de su primer uso.

Así pues, como es que sigue produciéndose tanto rechazo? "Existe un problema de concienciación, que implica a toda la gente que sigue echando el plástico al contenedor gris. Pero el más decisivo es que el vertedero es extremadamente barato y fácil; en España es demasiado fácil evitar el reciclaje", considera Marco. En la misma línea argumenta Verdeo, que aboga para fijar tasas altas para usuarios y empresas que generen rechazo. "Las multas agudizan la ingeni para reciclar", afirma.

Los expertos señalan dos caminos compatibles con las multas para reducir al mínimo la presencia de plásticos a los vertederos, como son la educación y el ejemplo desde las Administraciones públicas. "Una gran parte del esfuerzo de Plastics Europe es la comunicación a colegios y ciudades", asegura Marco.

Por su parte, Verdeo aplaude las iniciativas de los gobiernos municipales que sirven para poner en valor el plástico. "Ya existen muchos ayuntamientos que compran mobiliario urbano hecho de plástico y esto es extremadamente importante. Si la Administración apuesta para introducir materiales reciclados, moverá al mercado, a la vez que fomentaría la compra privada, puesto que daría ejemplo y revaloraria el material".

Más Información
Gairebé 400 empreses catalanes ofereixen solucions d'economia circular
A quien le importa el oso polar?
Produzco, consumo, tiro... y reciclo
Hoy Destacamos
Comentarios