CA | ES

Inteligencia al servicio del envase

El smart packaging' ofrece soluciones por monitorar en tiempo real el estado de los productos y aplicaciones con capacidad para mejorar la experiencia de uso de los usuarios

A las latas de Heineken aparecía el dibujo del hielo cuando la bebida estaba a una temperatura óptima A las latas de Heineken aparecía el dibujo del hielo cuando la bebida estaba a una temperatura óptima

Códigos QR con información relacionada, envases que cambian de color para dar información visual al consumidor, materiales con capacidad de alargar la vida útil de los productos que contienen o soluciones de diseño que permiten que el packaging tenga una segunda vida después de su utilización. Todas estas innovaciones se pueden ver a Hispack, que se celebra esta semana en Feria Barcelona. Si hoy el embalaje hoy es más que un simple contenedor de productos es, en parte, gracias al desarrollo del smart packaging y de las opciones interactivas, que completan la misma oferta, aportan información de valor al usuario y mejoran la experiencia de uso.

Un estudio de la consultora Jack Morton indicaba que el 62% de los consumidores valoran la experiencia de uso como un motivo relevante en la decisión de compra y el 44% estaría dispuesto a pagar más si esta experiencia fuera mejor. La responsable de Tecnologías Inteligentes y de Packaging de ITENE, Núria Herranz, considera que la smart packaging juega un papel fundamental en esta mejora en la interacción entre el consumidor y el producto. Aún así, considera que hay que diferenciar en soluciones inteligentes e interactivas. "La tecnología smart monitora el que hay en el interior del envase y nos dicen en tiempo real qué está sucediendo con aquel elemento, mientras que la interactiva es un añadido de información relacionada a través de códigos o un reclamo de marketing", puntualiza.

Si en los últimos años las soluciones interactivas han sido las más utilizadas, la tendencia ahora parece revertirse hacia la smart packaging. Herranz vincula el crecimiento de las soluciones smart a la creciente voluntad de los usuarios de consumir productos sanos, naturales y en las mejores condiciones. "En la categoría smart encontramos indicadores que muestran si se ha roto la cadena del frío, si un medicamento está caducado, si una crema está perdiendo sus propiedades o, por ejemplo, si una cerveza está a la temperatura óptima para ser consumida". La aplicación más habitual de estas soluciones es la aplicación de información visual con el diseño. Un ejemplo son las latas de Heineken en las que aparecía el dibujo del hielo cuando la bebida estaba a una temperatura óptima, o los premiados tetabriks del diseñador Ko Yang, que llenaba el packaging con ilustraciones de bacterias cuando la leche estaba en mal estado.

Un ejemplo son las latas de Heineken en las que aparecía el dibujo del hielo cuando la bebida estaba a una temperatura óptima

A ITENE han apostado por una opción similar con el lanzamiento de la etiqueta Freschcode. Un indicador visual para obtener información en tiempo real de uno de los productos de alimentación más consumidos, como es el pollo. La aplicación de una tinta inteligente permite a la etiqueta captar la emisión de los gases volátiles que se producen durante el deterioro del alimento en atmósferas modificadas y modificar su tonalidad.

Por Herranz, la clave en el éxito de estas soluciones es la facilidad de uso. "Las aplicaciones interactivas requieren la utilización de un smartphone y apps relacionadas para llegar a la información, y está demostrado que este tipo de innovación sólo llegan a la franja de población más acostumbrada a interactuar con la tecnología, mientras que las aplicaciones inteligentes no requieren ningún esfuerzo al usuario". Por el futuro, la experta prevé innovaciones que todavía faciliten más la vida al usuario. "Ya estamos viendo todo tipo de propuestas visuales que, por ejemplo, ponen en contacto la nevera con los productos para recordarnos cuánto de tiempos trae un alimento o si nos estamos quedando sin leche, por ejemplo".

Inteligencia también a la industria

Las soluciones smart no sólo está mejorando la vida a los usuarios. La industria está sacando provecho de las aplicaciones inteligentes para mejorar todas las fases del proceso de producción y traslado de los productos. "Gigantes como Amazon aplican sistemas RFID complejos para controlar toda la cadena logística sin necesidad de lecturas de códigos de barra", apunta el ingeniero sénior de packaging de Leitat, Aleix Fortuny.

Más allá de mejorar la traçabilitat de las mercancías, el especialista cree que las principales mejores se están produciendo en los almacenes, con la entrada de robots colaborativos, capaces de compartir y complementar el trabajo de las personas, el que está comportando grandes mejoras de eficiencia en la preparación de los patente.

Estas innovaciones prometen mejorar la eficiencia de los procesos y reducir el gasto en la producción. A pesar de todo, Fortuny considera que la industria "tiene un reto pendiente en la reducción de los precios de estas tecnologías".

Més informació
Qué exige el consumidor al 'packaging'?
Hoy Destacamos
Lo más leido