La seu de Mobles 114 a Barcelona
La seu de Mobles 114 a Barcelona

Mobles 114, la superviviente con diseño al ADN

La editora de mobiliario encara el futuro después de superar un concurso de acreedores con la producción de proximidad y el mejor diseño catalán como fundamentos

Elige, Pey, Ola o Torres Clavé son los nombres de algunos de los clásicos de Mobles 114. La mítica editora de mobiliario ha superado una época de asea después de un concurso de acreedores y ahora Gabriel Moragas y Mercè Rovira la codirigen. Con una facturación que ronda los 2,8 millones de euros, la firma barcelonesa ha reordenado su catálogo y ha asentado las bases para encarar un futuro con los ojos puestos en la exportación, la producción de proximidad y el mejor diseño catalán.

La empresa fue fundada en 1972 por los diseñadores industriales Josep Maria Massana y Josep Maria Tremoleda, junto con Mariano Ferrer, como una tienda y editora de muebles y estudio de interiorismo donde crean sus primeros diseños y promocionan otros. La calle Enric Granados, 114, en el barrio del Eixample de Barcelona, fue su primera sede y el origen del nombre de la compañía.

Los dos diseñadores salieron de la primera promoción reglada en Massana. La empresa nace en un momento en que había muy poco mobiliario contemporáneo en Catalunya. "Para producir sus diseños sólo podían montar una empresa", recuerda Moragas. Rápidamente, el negocio de compraventa de muebles queda arrinconado y a principios de los 80 la editora ya tiene bastante bastante e incorporan nuevos diseñadores. El sector del diseño florecía en Barcelona con Vinçon, Bocaccio Design o, más tarde, Nanimarquina o Santa & Cole.

__galería__

Moragas se incorpora en la casa en aquel momento para encargarse de la producción y un tiempo más tarde también entra la actual socia y co-directora, Mercè Rovira. Ella hace trabajo de contable y "mano derecha" apoyando la gestión de Tremoleda.

El 1998 la empresa, con el edificio en Enric Granados y dos almacenes separados, se centraliza en el Hospitalet en la calle Riera de los Frailes. "Y allá estuvimos hasta el año 2014", dice Rovira. La empresa llegó a tener 60 trabajadores "sin ser fabricantes" para acople y logística.

La producción actualmente el 99% de la producción se hace en la provincia de Barcelona: "Y no digo 100% porque tenemos un proveedor en Breda", ríe Moragas. Y aparte de alguna importación puntual, esto siempre ha sido así. Además, Mobles 114 fueron pioneros en el ecodisseny, siendo los quintos de certificarse en la ISO 14.006.

Un nuevo modelo

A partir del 2014 se comienza una segunda etapa de la empresa después de un concurso de acreedores. En este momento Moragas y Rovira cogen el relevo de la empresa, "condicionados por la crisis" y porque los fundadores se retiran. El plan estratégico incluye, por un lado, un cambio de modelo, desprendiéndose de la planta y aplicando el lean manufacturing: "Intentando que los productores nos entreguen las piezas a un operador logístico". Así, el externalització de la producción ha sido total.

De la otra, el segundo cambio fue asear el catálogo, que había crecido mucho perdiendo cierta coherencia comercial. "Queríamos ser más especialistas, centrándonos en asientos, mesas, complementos -perchas, papeleras...-, y estanterías", puntualiza Moragas. Antiguamente el catálogo había incluido muebles de baño, iluminación, mueble de exterior, pero sin profundidad de gama, haciendo más complicada la venta.

Dejar en parte de banda el concurso público también ha sido un nuevo camino: "Antes teníamos más proyecto público que hacía dientes de sierra en la cuenta de resultados, por eso apostamos por un producto más repetitivo y por fidelitzar el cliente", añade el director.

Mobles 114 factura 2,8 millones de euros, las ventas al exterior representan el 50% del volumen de negocio con el estanteria Elige como producto estrella

En este camino la empresa también ha hecho un esfuerzo de marketing para comunicar el nuevo catálogo. "Ahora tenemos que ensanchar la base comercial, ir a ferias, para vender más", rematan.

Actualmente la empresa factura 2,8 millones de euros: "En los mejores momentos de Mobles 114, en el 2002, se facturó casi 8 millones y el 2014 cayó hasta los 2 millones de euros", recuerda la directora. Trabajan 14 personas y ahora la sede está en Pau Claris 99.

Las ventas al exterior representan el 50% del total del volumen de negocio: "Fuimos de los primeros del sector en exportar, con unos niveles muy altos, pero ahora incluso otros empresas venden más que nosotros afuera", dice Rovira. El mercado principal es Catalunya, después el Estado español y Francia, el resto de destinos son variados -Alemania, los Estados Unidos- con porcentajes más pequeños. "Nos está yendo muy bien en Corea", exclama Rovira.

Rovira: "Fuimos de los primeros del sector a exportar, con unos niveles muy altos, pero ahora incluso otros empresas venden más que nosotros afuera"

Si bien antes de la crisis el cliente preferente eran las tiendas, el zarandeo de Mobles 114 ha hecho que ahora "visitemos más arquitectos e interioristas" dirigiéndose con el nuevo catálogo hacia el contract. "La voluntad que un producto se incorpore al catálogo es que sirva para contract pero también para el hogar", matiza Moragas, a lo que Rovira añade que "los muebles de contract se están domesticando y la silla que podrías poner en una oficina también la puedes poner en una casa".

El sector

El diseño industrial en Catalunya, y Barcelona en concreto, es una historia de emprendedores y supervivientes: "Aquí es donde somos más, mientras en el País Valencià y en el País Vasco eran productores que han incorporado el diseño". Mientras en Catalunya sí que nacieron sólo empresas dedicadas al diseño. "El sector es pequeño pero es bueno y fuerte", asegura el director.

En cuanto al sector en la actualidad, los expertos opinan que los nuevos diseñadores lo tienen muy complicado pero tienen la esperanza que "se puede ejercer la profesión de diseñador y producirse los propios productos, no hay que estar en una gran empresa". Esto, si, notan que "todas las empresas necesitan diseñadores, lo que es complicado es que el diseño sea al ADN de una empresa, de estas no nacen muchas". La autoedición parece el futuro y esto está cristalizando en el movimiento maker.

¿Ikea o Kave Home han hecho daño a Mobles 114? La pregunta es obligatoria. "Ikea nos hizo mucho daño, sobre todo en mueble del hogar, pero visto con perspectiva creo que Ikea acerca el diseño a todo el mundo, educa", por, así abrir la puerta a comprar muebles de más calidad. Moragas recuerda que Ikea también se han dado cuenta que necesitan "exclusividad" y han hecho ciertas colaboraciones con HAY o Virgil Abloh, director creativo desde 2018 de la línea masculina de Louis Vuitton.

"Nuestros productos huyen de la moda, tienen que ser atemporales"

A muchas marcas catalanas de diseño les pasa: hacen un producto de acces luxury. Muchos jóvenes se amueblan el piso de Ikea, pero después se compran una Elige de Mobles 114 o una Cesta de Santa & Cole. Precisamente la estanteria Elige es el grande hit de esta firma, que representa el 30% de la facturación, seguida de la mesa de oficina Pey que añade un 20% del volumen de negocio", mientras asientos y complementos acaban de completar la facturación. "La percha Ola gusta mucho y lo exportamos mucho en Alemania" e incluso cuelga y forma parte del fondo del MoMa. "Nuestros productos huyen de la moda, tienen que ser atemporales", explican.

Tan atemporales que incluso recuperan muebles de diseñadores que hacía años que no se producen. Por ejemplo la última incorporación en el catálogo, la mesa auxiliar Jujol 1920, diseñada por el arquitecto Josep Maria Jujol. O también la mesa de Miguel Milá MMS 1963, que también está incluida en su colección de clásicos.

"Las mesas Pey o estanteries de Mobles 114 se pueden encontrar en muchas bibliotecas de Catalunya y también al DHub y, incluso, al palacio de Justicia de Estrasburgo", dicen.

Digital?

"Vamos con un poco de retraso respecto del resto del sector", confiesa el co-director. En cuanto al marketing "estamos haciendo esfuerzos", pero todavía no se plantean la venta directa online. "No es nuestro momento todavía", dice la co-directora. La voluntad está, si la venta de muebles sólo en linea es complicada: sólo Hem lo ha conseguido y muchas empresas con un ecommerce fuerte -Kave Home, Ikea, Nordicthink, Doméstica- tienen tiendas físicas.

Una vez con el catálogo aseado, Mobles 114 se plantea potenciar el esfuerzo comercial: "Las inversiones irán a ventas, hace unos años la Elige no se exportaba y ahora es el primer producto", rematan. Además, como no son especialistas, intentarán hacer marca: "Mobles 114 tiene que ser conocida igual en todas partes, en unos países somos conocidos por perchas y en otros, por sillas y ¡somos mucho más!".

Més informació
Mobles 114
Marset, la fundición de las luces de diseño
Santa & Cuelo, la editorial de la luz
Kave Home, saltar del colchón al online y a la tienda física
Hoy Destacamos
Lo más leido