Wallbox, el nuevo unicornio con sede en Barcelona

La compañía de cargadores para vehículos eléctricos llega a los 1.500 milios de valoración y cotizará al NYSE después de su acuerdo con Kensington

Els cofundadors de Wallbox, Eduard Castañeda (CPO) i Enric Asunción (CEO) | Cedida Els cofundadors de Wallbox, Eduard Castañeda (CPO) i Enric Asunción (CEO) | Cedida

La compañía de carga de vehículos eléctricos Wallbox cotizará al New York Stock Exchange (NYSE). La empresa, con presencia en tres continentes y cerca de 70 países, ha llegado a un acuerdo con Kensington Capital Acquisition Corp. Para combinar los negocios de ambas compañías y hacer de Wallbox una sociedad cotizada. Según ha comunicado la empresa catalana, la sociedad resultante se denominará Wallbox y aparecerá a la Bolsa de Nueva York bajo el ticket WBX. Wallbox obtendrá, así, 330 millones de dólares, incluyendo los 100 millones en financiación privada que aportarán Janus Henderson Investors, Luxor Capital, Cathay Innovation y la misma Kensington.

A consecuencia del acuerdo con Kensington, el valor de negocio de Wallbox – la sociedad saliente de la operación – será de 1.500 millones de dólares. La compañía se une así al selecto grupo de unicornios  españoles – empresas emergentes valoradas en más de 1000 millones – que ya incluye a compañías como Glovo, Cabify o Wallapop. También se añade a la representación catalana en el índice NYSE, donde ya está presente, por ejemplo, Lleida.net.

Wallbox ha llegado desde su fundación al 2015 a tres continentes y cerca de 70 países, y ha vendido más de 100.000 unidades de sus soluciones para la carga de vehículos eléctricos. Entre sus productos destaca el cargador Quasar, el primer enchufe bidireccional para uso doméstico del mundo, que permite cargar un vehículo eléctrico al domicilio pero también usar la batería del coche para alimentar la red eléctrica del hogar.

Además de la operación con Kensington, Wallbox ha anunciado también la compra por parte de Iberdrola, su principal inversor institucional, de mil cargadores rápidos de corriente continua del modelo Supernova. Esta adquisición formaría parte del proyecto de movilidad sostenible de la empresa energética mediante el cual desplegará 150.000 cargadores para vehículos eléctricos en domicilios particulares, empresas y puntos de la vía pública.

El cofundador y CEO de Wallbox, Enric Asunción, ha celebrado la nueva operación cómo "un gran paso en la evolución de la empresa" a escala global. El acuerdo con Kengsinton permitirá, según Asunción, "aumentar significativamente el desarrollo de productos y la capacidad de fabricación" para mantener el ritmo de las ventas de vehículos eléctricos.

El presidente de Kensington, Justin Mirro, ha añadido el compromiso de su grupo con las tecnologías sostenibles cómo las que ofrece Wallbox. Mirro ha alabado la empresa y su equipo, destacando su capacidad de "crear productos de clase mundial que hagan que la carga de vehículos eléctricos sea más fácil y rentable".

Més informació
Wallbox busca una planta en EE.UU. para fabricar cargadores eléctricos
Lleida.net cotizará en la Bolsa de Nueva York
Hoy Destacamos
Lo más leido