Oda a la naranja valenciana

El sector citrícola pretende articular nuevos mecanismos que defienden en Europa los intereses del campo valenciano y de su producto estrella para superar la crisis

El 9 de Octubre es tradición regalar dulces con formas de cítricos valencianos
El 9 de Octubre es tradición regalar dulces con formas de cítricos valencianos

El campo valenciano es hoy en día como un saco de boxeo. Entre el golpe de la gota fría, que ha echado a perder decenas de cultivos, y los aranceles de la enloquecida política económica de los Estados Unidos de Donald Trump, no está siendo nada fácil este inicio de otoño. La respuesta, a una situación y la otra, pasa por la colaboración administrativa, en forma de ayudas económicas pero también de presencia a los lugares de decisión, motivo por el cual crear un lobby en Europa que defiendo in situ los intereses de los agricultores valencianos es una de las nuevas ideas del Gobierno valenciano.

No en vano los frutos del campo valenciano forman parte de su idiosincrasia, incluso en un día de celebración como este 9 de Octubre, fiesta del País Valenciano, cuando se consumen (y se regalan) como tradición pastissets de mazapán que imitan las frutas de los campos valencianos. Una oda a la huerta valenciana que también necesita la acción política. Pero, y si van tarde?

"Es preciso mejorar la presencia en Bruselas ante el cambio legislativo que pueda afectar a nuestros cítricos y el resto de exportaciones. Somos los mayores productores de España. El 92% de nuestro mercado está en Europa y allá no nos dan nada", explica a VÍA Empresa Cristóbal Aguado, presidente de AVA-ASAJA, asociación valenciana de agricultores. Aguado está de acuerdo con la propuesta de la consejería de Agricultura valenciana: este septiembre ha anunciado articular un lobby del sector de los cítricos y tener, además, presencia en Bruselas. "Sí, pedimos hacer un lobby para poder hablar porque en algunos países hay plagas enormes y el que no puede ser es que en Europa y en España tengamos todas las plagas del mundo, esto se tiene que regular con controles en fronteras", explica el representante. El sector ya cifra en 17 las interceptaciones infestadas de plagas peligrosas que ha sufrido el sector en los primeros meses de importaciones citrícoles. Sudáfrica encabeza el ranking de países terceros en número de detecciones, por delante de Argentina o Uruguay.

Más info: Más allá de Suráfrica: los problemas estructurales de la naranja valenciana

Aun así, el último Informe de coyuntura y perspectivas económicas – primer semestre 2019 de la Confederación Empresarial Comunidad Valenciana (CEV) cifra en más de 550 millones de euros las pérdidas económicas en la provincia de Alicante debido a la gota fría, una crisis en que el cultivo de limones es uno de los más afectados.

Por eso, en este contexto, con diferentes riesgos y frentes abiertos, Aguado concreta y explica que a pesar de que el País Valencià ya tiene una oficina europea –con personal de la Fundación Comunidad Valenciana Región Europea, a la ciudad de Etterbeek, en Bélgica-, " tendría que haber una oficina en Bruselas, en el centro, muy ubicada, con una persona contratada allí para poder hacer contactos personales con todas las delegaciones por, de alguna manera, ir viendo cómo evolucionan los reglamentos que nos afectan, ver qué hacen en otros sectores y trabajar como un verdadero lobby informativo con una oficina agroalimentaria en condiciones", insiste.

Aguado (AVA-ASAJA): "Hay que trabajar como un verdadero lobby informativo con una oficina agroalimentaria en condiciones"

La propuesta sería una nueva oportunidad para una de las industrias fundamentales de la región valenciana. Con 182.000 hectáreas de cultivo y un porcentaje del 60% del total de la producción citrícola del Estado, con más de tres millones de toneladas anuales de producción, según cifras del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), el golpe de los aranceles los Estados Unidos –efectivos a sufrir del 18 de octubre- es un nuevo obstáculo a superar. El día del anuncio desde ASAJA ya recordaron que durante 2018 estas exportaciones ascendieron a 80,9 millones de euros, pero también productos tan importantes para el sector agrario valenciano como el vino y el aceite de oliva se verán seriamente amenazados, puesto que las ventas al extranjero durante el pasado ejercicio han estado de 9 y 1,7 millones de euros, respectivamente.

Más info: La naranja, la fruta preferida de los catalanes

"Serán un golpe muy importante porque ese 25% de coste supondrá que el producto se venderá en un 25% más para competir en precio con los que no tienen aranceles, es mucho llevar", apunta Aguado, que reclama al comisario de Agricultura europeo, Phil Hogan, que la Unión Europea impongo aranceles a las almendras norteamericanas "que nos hacen competencia desleal. No pueden dejarnos a los pies de los caballos sin darnos un complemento. Vamos a pedir una actuación contundente porque esto es una sentencia de muerte para la exportación agroalimentaria en los Estados Unidos. Todos sabemos que una vez pierdes mercado es muy difícil recuperarlo", reclama.

Más Información
Los aranceles de Trump perjudican en España
Quètxup, vi i avions: els aranzels europeus per compensar Boeing
Hoy Destacamos
Comentarios