El negocio de la nieve

Las estaciones de esquí en Cataluña generan cerca de 17.000 puestos de trabajo estables

Esquiadores a Masella
Esquiadores a Masella
La temporada de invierno ya es aquí y la mayoría de las estaciones de esquí en Cataluña ya abrirán este fin de semana. Este año, las estaciones catalanas invertirán algo más de 5,6 millones de euros, cifra que casi triplica los dos millones del 2012. Nadie discute la importancia estratégica de un ámbito económico que en Cataluña produce cerca de
 17.000 lugares de trabajos directos, según datos de la Consejería de Territorio y Sostenibilidad. No obstante, el que se debate desde hace cuatro años es el modelo de viabilidad y gestión de las estaciones de esquí catalanas.

De las quince estaciones de esquí en Cataluña, sólo tres (Massella, Puerto de la Cuenta y Baqueira-Beret) disponen de un capital totalmente privado. El resto, se encuentra bajo la protección de la Generalitat. Qué ha pasado por qué se haya invertido el modelo anterior? "En el mundo del esquí, las inversiones tienen que tener un regreso económico y se tienen que poder amortizar", explica la directora comercial de la estación gerundense de Massella , Maite Martí.

La responsable de Massella añade que la meteorología y la competencia de Andorra también amenazan la cuenta de resultados. "Sólo nos queda centrarnos a trabajar muy intensamente en invierno y practicar una política de contención de gastos".

Por su parte, el presidente de la Asociación Catalana de Estaciones de Montaña (ACEM) y responsable del dominio de Masella, Xavier Nolla, ha cifrado como objetivo para esta temporada llegar a los dos millones de esquiadores, aunque ha precisado que mantenerse en 1,8 millones "también estaría muy bien".

Diversificación e impacto al PIB
Durante los últimos años, para reconducir el modelo de las estaciones de esquí se ha hablado de la posibilidad de desestacionalitzar los servicios y diversificar la actividad. Martí descarta esta opción porque considera que no resulta rentable. "Sólo trabajamos en invierno porque las estaciones que han abierto a otras épocas nos han demostrado que durante un fin de semana de temporada recibimos el mismo número de visitas que todo el verano", argumenta.



Por el contrario, desde Ski Pallars (empresa que gestiona las pistas de Puerto Aisne y Spot) defienden la necesidad de organizar actividades complementarias. Su director comercial, David Ros, comenta que ante la incapacidad de las empresas para recuperar las inversiones, hay que ofrecer un abanico de opciones. "Antes triunfaba el concepto de grandes dominios esquiables. Ahora, la gente quiere otra oferta, basada en actividades familiares en un entorno rural o en escapadas en verano para practicar deportes de aventura", explica.

Ski Pallars pertenece a la Generalitat y sus estaciones dan trabajo a 300 personas. Ros justifica la operación porque por cada euro invertido al sector del esquí, los valles de montaña obtienen siete. Además, recuerda que las estaciones "sólo se traen el 7% del gasto que hace el turista al complejo turístico".

La prudencia financiera
La estación de esquí más rentable por su localización y el estatus adquirido es Baqueira-Beret. Su subdirector comercial, Xavier Ubeira, apoya que los recursos públicos hayan servido para recuperar una industria clave para Cataluña, aunque lamenta la competencia desleal que supone por las estaciones con capital íntegramente privado. "Nos tendrían que compensar de alguna manera", añade.

Ubeira precisa que Baqueira se ha centrado en el control exhaustivo de los gastos, el mínimo endeudamiento y en la prudencia financiera para salir adelante.
Además, señala que se ha dejado de banda la diversificación de la actividad. "Nuestra base de negocio son elementos como el esquí y la venta de forfets". Con esta filosofía, Baqueira da trabajo a 500 personas de forma estable.


Respecto a la posibilidad de qué Barcelona organice los Juegos Olímpicos de Invierno, Ubeira manifiesta que debido a la crisis económica no es un buen momento para pensar en inversiones. A pesar de que reconoce que incentivaría la práctica del deporte, considera más adecuado "recuperar la tradición de la semana blanca a las escuelas o potenciar el esquí desde el ámbito escolar".
Hoy Destacamos
Comentarios