Cook: pollos gourmet en Sant Cugat

Cuatro socios para un negocio alrededor del pollo que ha explotado su modelo durante el confinamiento

Eduard Tomàs, xef i propietari de la Bodega Tomàs i Cook Sant Cugat | Cedida Eduard Tomàs, xef i propietari de la Bodega Tomàs i Cook Sant Cugat | Cedida

"No llegamos a cerrar, así que nuestro take away o a domicilio funcionó a pleno rendimiento durante el confinamiento. Los cuatro socios estuvimos de acuerdo en volver a sala y cocina para no cruzarnos. Nos ha ido muy bien esta fórmula y hemos salido reforzados". Es el recuerdo que tiene Eduard Tomàs, chef y propietario de la ya conocida Bodega Tomàs, de las primeras semanas de abril. Han pasado ya unos cuántos meses, pero Cook Sant Cugat es todavía casi un nuevo nato en el siempre territorio gourmet santcugatenc (abrieron en diciembre de 2019). Un pequeño negocio de pollos asado donde la inversión fue de 235.000 euros.

"Queríamos hacer una cosa totalmente diferente a la Bodega Tomàs y que a la vez no estuviera en Sant Cugat. Buscando sabores tradicionales, puestos al día con presentaciones actuales. Queríamos involucrar en este proyecto a nuestros dos puntales de la Bodega de forma compensatoria, como son Juanito (jefe de sala) y Marcelo (segundo de cocina )", recuerda el chef. Em la sociedad, Nasir y Eduard son accionistas mayoritarios y administradores, y Juanito y Marcelo los minoritarios.

Las cosas han cambiado pero con el retorno a la pretendida normalidad: "Antes teníamos 24 personas de aforo y ahora son 3 mesas para 10 personas sólo, muy separadas", explica el chef. Todo esto en un local que estuvieron meses y meses buscando. Al final, su situación y proximidad a La Bodega pareció del todo adecuada. Unos 70 metros cuadrados muy bien aprovechados con un alegre interiorismo de A&P Interiorismo. Fuera tienen 6 mesas en la terraza bastante codiciada.

Pollos gourmet

El secreto es un pollo asado amarillo catalán comprado a un carnicero de confianza en Llobatera; venden unos 150 pollos a la semana. "El pollo asado lo preparamos marinándolo 48 horas antes, con más de 20 ingredientes diferentes combinando, sales, frutas, hierbas y especies. Es una receta secreta que creamos juntamente a proporcionar personalmente un ilustre maestro cocinero que vive en Badalona y se de fama mundial. Lo cocinamos durante tres horas al carbón a 250 grados", detalla Tomàs sin querer entrar en más detalle. "El pollo peri-peri es una receta tradicional portuguesa; lo marinamos 24 horas con lima, bicho, especies y hierbas. Lo cocinamos a baja temperatura durante dos horas y le damos un toque de brasa final", añade. Son pollos de medida mediana, con una carne compacta y jugosa, que se desprenden con muchísima facilidad del hueso, como tiene que ser un buen pollo.

A la estrella con plumas le siguen otros platos igualmente sabrosos. Algunos, de aquellos infalibles en cualquier recetario si están bien hechos. Hablamos de los canónicos macarrones: "Los hacemos tal y como me los prepara mi padre Miquel; se receta familiar así como los canelons, que son receta de mi hermano Robert, el encargado de hacer los canelones en todas las celebraciones en casa y los cuales se han convertido en uno de los platos estrella del Cook". Sus croquetas de pollo cajún o las aletas con salsa barbacoa picante al Bourbon también son penitencia clara si os acercáis para entablaros.

Un dels pollastres de Cook Sant Cugat | Cedida

Uno de los pollos de Cook Sant Cugat | Cedida

El confinamiento ha hecho que algunos platillos clásicos de la carta de la Bodega se incorporen al portfolio del take away y delivery. "Como cerramos la Bodega, apostamos por incorporarlos con mucho de éxito —la costilla lacada, los calamarcillos a la andaluza, el pulpo a la brasa con romesco y parmentier, el croquetón de pato y cebolla caramelizada—", platos insignia de un negocio donde también se come muy bien y que se quedarán también en este formato.

Antes del confinamiento, hacían unos 220 comensales semanales entre carta y take away pero ahora la demanda de pollos se ha disparado. "Durante estos días ha habido tanta demanda de take away que nos pedían pollos desde Sant Quirze, Ullastrell, Molins de Rei... lugares a más de 20 kilómetros del local y no decíamos que no a nadie. Si podíamos, íbamos con nuestros coches particulares", rememora Tomàs. Han visto visto mucha solidaridad entre la gente del barrio —"un señor que le hacía la compra por el vecino, un padre que hacía pedidos para sus hijos"—. Hasta incluso, para el Día de la Madre, el regalo estuvo en una bandeja de pollo en lugar de una rosa", ríe. Pero un detalle le emociona porque fue más allá y no es frecuente cuando pides comer a domicilio: "Recuerdo un señor que pidió a domicilio y vivía en una calle o dos del local, fui andando personalmente, un pedido de 16 euros. Cuando pagó me dio las gracias con una propina de 12 euros por el esfuerzo. Una cosa inaudita".

COOK Slow Food Chicken

Calle Josefina Mascareñas, 15, Sant Cugat

Tel: 933 981 758

Precio medio: 15-20€

Més informació
Bodega La Puntual, cinco años de gastronomía bodeguera en el Born
Seis chefs que dan sabor a la cuarentena
Hoy Destacamos
Lo más leido