Las dietas y los suplementos antioxidantes son saludables para todo el mundo: ¿mito o verdad?

La mayoría de los estudios demuestran que hay una relación positiva entre su consumo y la prevención de ciertas enfermedades como el cáncer

Los antioxidantes son sustancias que forman parte de los alimentos de consumo cotidiano
Los antioxidantes son sustancias que forman parte de los alimentos de consumo cotidiano

Desde hace varios años se está estudiando a un grupo específico de vitaminas con ciertas propiedades y funciones comunes, que se han clasificado en un grupo llamado antioxidantes. Los antioxidantes son sustancias que forman parte de los alimentos de consumo cotidiano y que pueden prevenir los efectos adversos de especies reactivas sobre las funciones fisiológicas normales del individuo. Dentro de los antioxidantes encontramos la vitamina C, la vitamina E, la vitamina A, los polifenols, carotens, luteína, glutatió (antioxidante por excelencia de nuestro organismo).

La mayoría de los estudios demuestran que hay una relación positiva entre el consumo de antioxidantes y la prevención de ciertas enfermedades como el cáncer

La mayoría de los estudios demuestran que hay una relación positiva entre el consumo de antioxidantes y la prevención de ciertas enfermedades como el cáncer, enfermedad cardiovascular, demencias, entre otros, además de tener una importante implicación en el envejecimiento. Esto nos hace pensar que los antioxidantes son saludables y beneficiosos para todos. Pero, ¿todos los organismos aprovechan o asimilan del mismo modo estos antioxidantes? ¿Podemos dar cualquier dosis a nuestro cuerpo?

Un organismo complejo

El organismo es complejo de entender, a pesar de que cada vez hay más información que ayuda a entender la importancia que recae en el hecho de establecer una actuación individualizada para cada persona. Hay una proteína común ("enzima"), que sirve para detoxificar sustancias que pueden dañar nuestro ADN a nivel celular. A nivel científico recibe el nombre de "enzima COMT (Catecol-O-metiltransferasa)". Esta proteína puede tener una función lenta, media o rápida en función de la combinación genética de cada individuo.

Una alimentación rica en antioxidantes sí que es beneficiosa para todo el mundo, a pesar de que es fundamental tomar precaución en cuanto a los suplementos

Se ha reportado que el consumo de determinados antioxidantes tales como la quercetina, catequines, hidroxitirosol, ginkgo biloba, entre otras, pueden influir en la actividad de esta proteína. Estos antioxidantes pueden reprimir más esta actividad y provocar que la enzima no detoxifiqui las sustancias tóxicas del organismo, provocando el efecto contrario que tienen por naturaleza los antioxidantes, en las personas que genéticamente tienen una actividad disminuida de la COMT. Esta información nos confirma que una alimentación rica en antioxidantes sí que es beneficiosa para todo el mundo. Sin embargo, es fundamental tomar precaución en cuanto a los suplementos (extractos en mayores concentraciones) y las famosas "dietas Detox", sobre todo en aquellas personas con una actividad disminuida de la COMT.

Un estado nutricional óptimo

De este modo podemos conocer cómo nuestro organismo asimila estos nutrientes, qué tipo y en qué cantidades serían saludables para cada persona. Las repercusiones que podrían tener, por ejemplo, acelerar el envejecimiento o favorecer la aparición de complicaciones de salud.

En este artículo se pretende remarcar la importancia, no sólo de un buen asesoramiento dietético por parte de un nutricionista especializado, sino también el poder conocer como asimilamos estos antioxidantes, a través de un estudio genético, para conseguir un estado nutricional óptimo adaptado a las características metabólicas de cada individuo.

Más Información
El protocolo NeuroProgram y su importancia dentro de la atención integral en el TDAH
Estudios genéticos: valor predictivo y preventivo en el cáncer
Medicina genética: qué permite evaluar y qué beneficios tiene?
Hoy Destacamos
Comentarios