El agua embotellada de Cataluña pruebó majoritàriament del Montseny y las Guilleries
El agua embotellada de Cataluña pruebó majoritàriament del Montseny y las Guilleries

De dónde es el agua que bebes?

Premium Mix Group, con Vichy Catalan, y Danone son las dos marcas más potentes de un mercado dominado por los manantiales del Montseny y las Guilleries

Bebes agua del grifo o envasada ? Si eres de los que en compra, te fijes en el origen? Y en la composición? El debate está abierto en este ámbito. Hay detractores de las aguas embotelladas por el coste extra que supone a final de mes, por los residuos que genera y también porque implica ir al supermercado a buscar un bien que podemos obtener del grifo. Sin embargo, no en todas partes se puede beber ni tiene un sabor suficiente bono.

En Cataluña se envasa cerca del 20% del total de litros que se embotellan en el Estado español, según los datos más recientes de la Asociación Catalana de Envasadors de Agua. Es una cifra que ha ido a la baja si se compara con la de hace 10 años, cuando representaba el 27%, pero hoy en día supone un volumen de casi 1.300 millones de litros y un mercado de 270 millones de euros. A escala europea, España es el tercer país que más agua de este tipo bebe: 115 litros per cápita. Y Barcelona es una de las ciudades donde más se compra por el mal sabor que, dicen los habitantes, tiene la del grifo. Se calcula que cerca del 60% va a buscar al supermercado.

La elige predilecta es el agua sin gas, es el 96% de la demanda, y en formado botella. El envase de más de cinco litros, el que sería garrafa, supone sólo el 30%. Y por supuesto, el 58% de las ventas es para el consumo al hogar.

Grifo vs. botella

El argumento más claro a favor de llenar el vaso con el líquido que sale del grifo es la ecología. No se usan plásticos y, por lo tanto, no se generan residuos. Ahora bien, esta agua está desinfectada con cloro y químicos como nitratos o fluoruros, pero también se han detectado otros elementos como plaguicidas, pesticidas, hormonas, drogas o metales pesants. Puede ser una información alarmante, pero la Organización Mundial de la Salud ha reiterado en varias ocasiones que su presencia es exigua y no son un riesgo para la salud.

Más info: L'aigua de Vilajuïga de Grífols torna al setembre

En el caso de las aguas embotelladas, tampoco es todo limpio. Ciertamente, no están sometidas a los tratamientos anteriores, pero el plástico libera sustancias químicas capaces de alterar el equilibrio hormonal del organismo. Aun así, son elementos que se han encontrado, también, en cantidades mínimas y permitidas por la normativa europea.

Del Montseny y las Guilleries

Si optamos para comprar este bueno tan preciado, tenemos que saber que en Cataluña la actividad se concentra en el parque natural del Montseny (Vallès Oriental) y a las Guilleries (La Selva). Pero las 15 comercialitzadores que hay se reparten en todo el territorio. La mayoría tienen una o dos marcas, con la excepción de las aguas de Danone, que tiene Fuente Vieja y Fonter –de la cual se contabilizan dos porque tiene dos manantiales diferentes-; y Premium Mix Group, que tiene Vichy Catalan, Estrella Y, Fontdor, Santo Hilari, Malavella, Estrella V, Font de Regàs y Las Cruces.

Más info: Vichy Catalan, el agua que se vendía a la farmacia

Danone es la compañía que más presencia tiene al mercado. El 2017 cerró con 24.677 millones de euros de facturación, impulsado especialmente por esta bebida básica –con un crecimiento del 4,7% al último ejercicio- y el segmento de la nutrición especializada. Los yogures, su clásico, van a la baja: un 1,3% menos de beneficios anuales. El acierto de la compañía de lácteos en cuanto al agua es su dominio en la restauración. Cuenta con Fuente Vieja y Lanjaron como marcas fuertes en el gran consumo, pero es más habitual encontrarlas en los restaurantes del Estado español que no cualquiera de los nombres de Premium Mix Group.

La procedencia de cada una de las aguas, así como el resto de marcas con sello catalán, se pueden consultar a la lista de aguas minerales naturales reconocidas de Cataluña del Departamento de Salud. Y no son marcas desconocidas, todas las hemos visto en un momento u otro al supermercado.

En cuanto a las marcas blancas, normalmente la etiqueta especifica de qué debe de proviene. Este es uno de los productos de los cuales saber el origen es realmente muy fácil.

Fijarse en la composición

Las opiniones respecto a la mejor marca son muy diversas. Algunos expertos apuntan que la diferencia entre las más caras y las más baratas es tan pequeña que no paga la pena pelearse para encontrar "la mejor". Otros, opinan que cada pequeña variación en la composición hará que a la larga haya algún desequilibrio en la salud de las personas.

Más info: Santo Aniol, el agua de las estrellas Michelin

Sin ser expertos en la materia, se podría decir que las que tienen un residuo seco más alto – más minerales disueltos-, se notan mucho más espesas cuando se toman. También influye la cantidad de bicarbonato. Si es elevado, hace que la sensación al beberla sea más dura. Por eso se recomienda optar por las aguas de mineralización débil cuando se trate sólo de sacar la siete, y buscar de más fuertes cuando se pretenda remineralitzar el cuerpo. En el caso de los niños o enfermos, la norma general es evitar niveles de sodio demasiado elevados.

Sortosament, entre las marcas catalanas que se encuentran en los lineales de las grandes superficies hay de todo tipo. Por lo tanto, mantener el criterio de producto de proximidad y adaptarlo a las necesidades de cada cual es muy fácil.

El bolsillo manda

Cómo pasa con todo, el abanico de precios es anchísimo. Podemos encontrar envases que tienen un coste de 0,09 euros por litro hasta prácticamente 4 euros. Todo va en función de la marca y de la cantidad. Hay que recordar que en las botellas, cuanto más pequeñas, más caro se paga el litro. Y, puestos a tomar conciencia, más residuos se generan.

Más Información
Arroz con DON mediterránea
Aceite de oliva: el oro líquido del supermercado
Hoy Destacamos
Comentarios