El vídeo es la estrella de la 'ecommerce'

Las plataformas digitales bajo demanda ganan terreno en la compra online, incrementando 8,8 puntos porcentuales la cifra de usuarios subscritos en un año

Video killed the radio star y ahora el vídeo es la estrella de l'ecommerce. Y más durante estas fechas, con el Black Friday a tocar de la esquina. Textil, calzado, paquetes turísticos vacacionales, billetes de transporte o entradas de espectáculos: estos son los sectores donde más poder tiene el comercio electrónico. Sin embargo, las plataformas de contenidos digitales, principalmente de vídeo como Netflix o HBO , están ganando terreno. Y es que un 18,8% de los compradores online está subscrito a estas plataformas de vídeo bajo demanda, según se desprende del último Estudio sobre comercio electrónico B2C del 2017, cosa que supone un aumento de 8,8 puntos porcentuales respecto al 2016, cuando el porcentaje se situaba en el 10%. Unos datos de las plataformas de vídeo en streaming que llaman la atención, y más hoy que se celebra el Día Mundial de la Televisión.

Més info: La tele en tiempo de Netflix

La compra de estas suscripciones a plataformas digitales es sólo una porción del gran pastel del comercio electrónico, que ha logrado los 31.347 millones de euros al Estado español el 2017, lo cual supone un incremento del 23,6% respecto al año anterior. Un crecimiento exponencial que se prevé que llegue al 25% este 2018 y que permita cerrar el año con un volumen total de unos 40.000 millones de euros, según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Socitat de la Información (Ontsi), creadores del informe.

Y es que, tal como apunta la profesora de economía y empresa de la UOC, Neus Soler, a VÍA Emprendida, "las personas somos prácticas y la comodidad y flexibilidad que te aporta el comercio electrónico no la tiene la tienda física". Internet ofrece tiempo, puesto que se puede comprar desde casa y evita desplazamientos y colas. Y ante estas ventajas, Soler considera que la ecommerce cada vez irá además. "Yo creo que las tiendas físicas acabarán actuando como showrooms, como escaparates donde la gente irá a ver el producto y palpar la calidad", señala, a pesar de que añade que "la tienda física no morirá, sino que el comercio y el canal online se acabarán complementando".

Soler: "El ecommerce ofrece más comodidad y flexibilidad a la hora de comprar, por el que las tiendas físicas acabarán actuando como escaparates"

Gran parte del éxito del comercio electrónico al Estado español se debe de al incremento del número de internautas. Un 86,4% de la población española de más de 15 años utiliza Internet y un 67,4% de ellos son compradores a la red, es decir, 22,9 millones de españoles hacen uso del ecommerce en sus compras. Unos datos que se explican, según Soler, por la entrada al mercado de más nativos digitales y porque la gente de 50 años o más están perdiendo el miedo a comprar online. Además del aumento del gasto mediano por comprador a través de Internet, que logra ya los 1.366 euros, un 14% más que el 2016.

Unos factores que disparan la ocupación durante fechas tan señaladas como el Viernes negro, el Ciberdilluns, Nadal o las rebajas, cuando se espera que se firmen 186.640 contratos de trabajo en Cataluña y cuando el comercio electrónico supone el 30% del total, frente al 3% del resto del año.

La tele a la carta

Pero ante la compra online de productos típicos como ropa, complementos, artículos deportivos, reservas de alojamiento y paquetes turísticos, billetes de transporte o entradas de espectáculos, destacan las nuevas formas de comercio electrónico como la suscripción a plataformas digitales o la compra de videojuegos por Internet.

Los contenidos más demandados por los subscriptores son los vídeos, en un 89,6% el 2017 en comparación al 71,9% del año anterior. Aquí juegan un papel muy importante Netflix o HBO, que han revolucionado la forma como las personas consumen contenidos audiovisuales y han obligado a las televisiones tradicionales a reinventarse. Tanto es su éxito que Netflix ha pasado de contar con 4,2 millones de miembros en 2007 a sumar, hoy, 137 millones de subscriptores en más de 190 países.

Més info: Una televisión para cada espectador

"El que busca el consumidor es mejorar cada vez más la experiencia de compra o consumo. Es por eso que han surgido las plataformas de vídeo bajo demanda que buscan nuevas fórmulas de ofrecer contenidos audiovisuales para ofrecer un mejor servicio en el usuario", explica la profesora de la UOC. Tanto es así que empresas como Amazon, que su actividad principal no es la de ofrecer contenidos audiovisuales, también cuenta con su plataforma Amazon Prime Video.

Sin embargo, cae la suscripción a plataformas de música, del 45,3% registrado el 2016 al 30,8% de este año. Será por eso que Spotify anuncia por el Black Friday una suscripción de 0,99 euros al mes durante tres meses. Y más lejos se encuentra todavía la prensa, que registra únicamente un 6,6% de usuarios subscritos, 2,8 puntos porcentuales menos.

Las nuevas fórmulas para ofrecer contenidos audiovisuales han tenido tan buena aceptación que empresas como Amazon también han lanzado su plataforma

La clave del incremento de la suscripción de estas plataformas es la facilidad para consumir los contenidos a través de cualquier dispositivo. En cuanto a los contenidos musicales, predomina en un 85,1% de los casos el teléfono móvil, seguido a distancia del ordenador (50,4%). En cambio, en los vídeos, las vías de acceso a los contenidos se reparte más equitativamente entre la smart TV (64,9%), el ordenador (54,8%) y el móvil (47,6%). Ya lo dice el responsable de iniciativas transmèdia de RTVE, Alberto Fernández, cuando expone que "el vídeo móvil es el único que está creciendo exponencialmente: la gente quiere ver su serie al móvil, a pesar de tener la tele al lado".

Al fin y al cabo, el consumidor "siempre busca mejor experiencia de consumo y por eso los dispositivos son tan importantes. Las mesitas han reducido su uso porque son incómodas de traer, se quedan a medio camino entre el móvil, que es muy práctico y lo tienes siempre a mano, y las smart TV, que ofrecen una calidad de vídeo mucho más elevada", señala Soler.

Videojuegos todavía con disco y físicos

Todo y el incremento de la suscripción a plataformas como Netflix, HBO, Amazon Prime Video, Movistar+ o Spotify, los videojuegos no experimentan el mismo comportamiento. Aunque las consolas hoy en día ya permiten comprar los videojuegos online sin tener que disponer de un disco físico, los usuarios no acaban de adaptarse a esta nueva tendencia, como sí que lo han hecho en el caso de la televisión y los DVDs. Y es que, según el estudio, casi el 80% de los forofos a los videojuegos no se los descarga de Internet, sino que los adquiere en formato físico.

Un 28,7% de los internautas compradores online declara ser aficionado a los videojuegos, cifra que mantiene la tendencia descendente desde hace años: un 30,1% el 2016, un 32,3% el 2015 y un 32,9% el 2014. El móvil es el dispositivo más utilizado para obtener videojuegos online (67,6%), muy lejos del ordenador (34,5%) o la consola (24,3%).

Para Soler, cuando llegaron las descargas online de música la gente también era reticente, quería tener el CD físicamente y guardarlo a casa, "pero con el tiempo esto ha ido cambiando porque las personas se han dado cuenta que todo caduca y que ocupa espacio". Es por eso que la profesora de la UOC considera que en el campo de los videojuegos acabará pasando el mismo. Y es que viendo la tendencia de las smart TV, las plataformas en streaming y que todo es digital y está a la nube, no sería de extrañar que estas cifras se cambiaran de aquí a pocos años.

Més informació
Netflix nos domestica el gusto
"Cualquier smartphone puede ser un canal de televisión con piernas"
La televisión, en manso del consumidor
Hoy Destacamos
Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leido