Gaya: "No hay democracia sin feminismo"

La consultora Mar Gaya critica que "los privilegios son invisibles por quienes los disfruta" y aconseja ganar la igualdad con emociones

Mar Gaya es psicóloga, consultora y vicepresidenta de la Asociación 50a50. | Lurdes Martínez
Mar Gaya es psicóloga, consultora y vicepresidenta de la Asociación 50a50. | Lurdes Martínez

Mar Gaya (Barcelona, 1971) es psicóloga y consultora en igualdad de oportunidades y diversidad a las organizaciones. Entre sus cargos actuales figuran la vicepresidencia de la Asociación 50a50, miembro de la Comisión Consultiva de la Fundación Factor Humano y del Observatorio Mujer, Empresa y Economía de la Cámara de comercio de Barcelona. No soporta la palabra conciliación porque la vida es trabajo y el trabajo es vida.

Se emocionó con la huelga feminista del pasado 8 de marzo y tiene muy claro que sin feminismo no hay meritocràcia ni democracia. "Hace una década que nos movemos entre la estética y las palabras pero las estadísticas son las mismas", critica. Todavía hay mucho para cambiar y construir. De los brindis al sol al compromiso real. 50 a 50. Juntos.

Una primera pincelada sobre feminismo.

El feminismo es la filosofía que busca la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres. Es democracia y no hay democracia sin feminismo. Hay el malentendido de definir feminismo como antónimo de machismo y ninguno de los dos tiene antónimo. Las mujeres hemos cuestionado el estereotipo de género y el rol que la sociedad nos daba a través del feminismo mientras que los hombres no han hecho esta reflexión y no se sienten interpelados. El director general de una empresa me decía "los hombres quieren mujeres que ya no existen y las mujeres quieren hombres que aún no existen". Cuando hablamos de feminismo, vamos a diferentes velocidades. Los hombres todavía no han encontrado… El masculinisme?

"Los hombres todavía no han encontrado… El masculinisme?"

El masculinisme?

El 50% no cambiaremos el 100% de la sociedad. Necesitamos ir de la mano e incluir a los hombres que no tienen permitido un desarrollo emocional normalizado. Es un estereotipo de género que dice que son los principales responsables de traer la pasta a casa y que los impide disfrutar de la paternidad y cogerse una reducción de jornada... Cuestionemos todo esto para igualar, pero se desprecia todo aquello que es femenino.

Hay trabajo hecho y todavía muchísima para hacer.

Tenemos que trabajar en diferentes ámbitos: educación, trabajo, comunicación… Como puede ser que criaturas de primero de bachillerato no tengan referentes femeninos o lean que las mujeres se casan por dinero en los libros de texto? Es una absoluta barbaridad. En el mundo laboral, la cuota es absolutamente imprescindible.

En España, por segundo año consecutivo, las mujeres sólo ocupan un 27% de cargos directivos.

A pesar de que es invisible, la cuota masculina ya existe por una acción positiva. En cambio, la cuota femenina es visible pero absolutamente imprescindible. Si en la base jerárquica de las organizaciones hay paridad, no se acepta esta cuota y se disfraza de meritocràcia, se está diciendo a la mujer que no merece o no tiene la capacidad de subir arriba. Hay relaciones, networking e intangibles con mucha más influencia.

Algunas directivas y trabajadoras critican la cuota porque no quieren "un trato privilegiado sólo para ser mujer".

La cuota es a igual competencia profesional. Así pues, promociono o selecciono el sexo subrepresentat. Poner cuotas puede chocar con el negocio porque el proceso de selección es más lento. Según la metanàlisi, las mujeres aplican a un lugar de responsabilidad cuando cumplen el 90% de los requisitos mientras que los hombres lo hacen con el 65%. Evidentemente, también se tiene que trabajar la exigencia brutal de las mujeres.

Víctor Costa entrevista Mar Gaya | Lurdes Martínez

Fotografía de Lurdes Martínez

"Habría pasado todo el que ha pasado si en lugar de Lehman Brothers fuera Lehman Sisters?", te preguntabas a la MWeek.

El liderazgo femenino es más transformacional que transaccional y esto quiere decir mejorar y transformar la sociedad, la empresa o el equipo de trabajo. La crisis era una acción completamente a corto plazo y hay de haber una evaluación de riesgos. Me gusta mucho el planteamiento de la profesora Maria Àngels Viladot sobre estereotipos de género al trabajo y habla del riesgo entre las mujeres. De aquí viene Lehman Brothers y Lehman Sisters.

Aversión o percepción del riesgo?

Es muy diferente. Se plantea la aversión al riesgo desde la debilidad de no atreverse mientras que la percepción del riesgo es ver más allá. Implica más prudencia a la hora de asumir riesgos y una visión más estratégica. L'Anna Mercadé ha trabajado mucho el ámbito de los microcréditos donde se ha demostrado que cuando las principales usuarias son mujeres mejoran su entorno familiar y laboral.

La igualdad dentro de las empresas es un brindis al solo o una lucha real?

Me gustaría que hubieran muchos más casos representativos como los de Agbar o Sudara Cooperativa. Pero, al final se tiene que tomar una decisión sobre el plan de igualdad desde la dirección de las organizaciones que no se está tomando. Además, se gestiona la igualdad con personas que no saben ni tienen por qué saber porque no es su especialización. Hace una década que nos movemos entre la estética y las palabras pero las estadísticas son las mismas. Basta.

"Si una madre va a buscar a la criatura a la escuela es normal pero si va el padre lo aplauden"

Una mala estadística: un 53% de los empresarios rechazan las auditorías de brecha salarial.

Tienen miedo y hay desconocimiento. Hay brecha salarial entre hombres y mujeres sí o sí porque hay segregación vertical, la dirección está masculinitzada y cobran más. La reducción de jornada gratis es eminentemente femenina por el estereotipo de género y porque hay una presión social brutal. Si una madre va a buscar la criatura en la escuela es normal pero si va el padre lo aplauden...

Tendríamos que aplaudirlos a los dos y normalizarlo.

Exacto. Ahora bien, también es verdad que el colectivo masculino se encuentra en dificultades por los estereotipos de género. Las empresas pueden poner esferas de equilibrio de la vida porque las mujeres no se tengan que coger una reducción de jornada que a la vez también benefician a los hombres. Es absolutamente necesario legislar contra la brecha salarial y pasar de las recomendaciones a las obligaciones en paridad.

Si no hay igualdad de oportunidades, la meritocràcia no existe.

Estoy completamente de acuerdo. Si no hay igualdad, no hay meritocràcia. Es muy peligroso el discurso de qué quien no llega arriba es porque no se esfuerza bastante. Ojo con esto... Si le pones perspectiva de género seguro que no partimos igual y aún así, la formación de las directivas es más grande que la de los directivos. El otro día una compañera me dijo "reivindico nuestro porcentaje de incompetencia". Sí señora! La igualdad llegará cuando tengamos una mujer mediocre a un lugar de dirección, sin que mediocre sea despectivo.

"La igualdad llegará cuando tengamos una mujer mediocre a un lugar de dirección"

Se tendría que reconocer la economía de curas?

Desde el Observatorio Mujer publicamos un estudio muy prudente donde se concluye que si se contabilizara el trabajo doméstico que principalmente hacen las mujeres, el PIB catalán se incrementaría un 25%. Es una visión de economía feminista: si vas a casa y haces la cena por toda la familia, estás trabajando. Según el pensamiento económico, el PIB calcula cuántas transacciones económicas se hacen pero es aberrante que no se vincule al desarrollo o al bienestar. Incorporar el trabajo doméstico supone reconocer su valor invisible e imprescindible a la sociedad.

Conciliación o equilibrio?

Me enrecordo cuando era joven y sentía aquello del que pasa en casa se queda en casa y el que pasa al trabajo se queda al trabajo. Hemos partido de un modelo muy masculino y bicefàlic: el mundo laboral y la vida personal. Yo cuando trabajo no soy un zombi, también soy persona y tengo vida. Pero, reflejamos que cuando trabajas no vivos. No soporto la palabra conciliación porque es alimentar la bicefàlia. El hombre se va incorporando pero todavía ejecuta las tareas que le dice su compañera. Hay una frase que dice así: "La mujer ahora quizás no lo hace todo pero aquello que no pasa por la cabeza de una mujer no se hace".

Víctor Costa entrevista Mar Gaya

Fotografía de Lurdes Martínez

El 8M ha venido para quedarse.

El 8M me emocionó. Piel de gallina. La rueda se ha puesto en marcha y el feminismo se ha vuelto mainstream pero cuando una cosa se vuelve popular, pueden salir diferentes sucedáneos. Por ejemplo, a mí me gustan mucho las sillas de diseño, se han puesto mucho moda y entonces salen imitaciones. Está muy bien que todo el mundo pueda tener una silla de diseño pero se tiene que vigilar porque no todo el mundo la hará igual. Es importante mantener la esencia y hacia donde queremos llegar.

Todos los políticos se apuntaron al carro.

En muchos casos será un brindis al solo. Pero, al menos el tema está sobre de la mesa y esto facilita que niños y niñas hablen con sus madres y abuelas. El feminismo hierve y se llegará a un momento que la sociedad ya no permitirá según qué comentarios o comportamientos.

Los micromasclismes todavía están muy presentes y a menudo no de forma consciente.

Por qué micro? El término existe como tal, pero existe microracisme? Es como minimizarlo. Cuando pasa esto siempre propongo cambiar la palabra mujer por negra. Pero, también es verdad que venimos de donde venimos: mi madre se casó y tuvo que dejar de trabajar por convenio. Decir las cosas por su nombre, según cómo, todavía gañe...

"Las chicas no se vinculan al estereotipo de friquis"

Iniciativas como 50,50 sí que dicen las cosas por su nombre.

Salir adelante no es nada fácil. Económicamente no tenemos apoyo, las socias fundadoras hemos puesto dinero y nos encontramos con resistencias importantes por parte de algunos colectivos sobretodo masculinos. Aún así, cuando conseguimos elevar nuestros intereses y superar la competencia entre empresas, se crean momentos mágicos. A pesar de los palos a las ruedas, tenemos un liderazgo muy fuerte con Anna Mercadé y hemos creado un ecosistema, buscamos mujeres que tengan ganas de ocupar una silla para cambiar el sistema y hacemos campaña a escala sectorial.

Qué papel juega la tecnología?

La tecnología es creativa. En muchas startups se está generando una burbuja. Esto no pasa en las tecnológicas lideradas por mujeres que se mantienen y tienen una base mucho más de cura como Helena Torras (Bwom) o María Jesús Salido (SocialDiabetes). No es el pelotazo sino cuidar. La tecnología se ha vinculado a friquis haciendo cosas a un garaje y hay dos estereotipos: el de género vinculado a los chicos y el de friquis. Las chicas no se vinculan al estereotipo de friquis. Si quieres vender tecnología a una chica explícale por qué servirá. Por socialización.

"El mercado discrimina por razón de género y según como podemos a llegar a crear algoritmos con sesgo", aseguras.

Está demostrado. había un algoritmo que decía que rey es a reina como ingeniero es a… Y no ponía ingeniera. Los algoritmos y la inteligencia artificial tienen sesgo de género. Pero, como no lo tienen que tener? Quién crea estos algoritmos? Tenemos que tomar conciencia que todo el mundo tiene sesgo y a partir de aquí nos ponemos a trabajar pero es que se niega la mayor.

"Los privilegios son invisibles por quienes los disfruta"

El feminismo no se para pero hacia donde va?

Hay de haber un compromiso real que tiene que ser político a la hora de pasar de las recomendaciones a las obligaciones legales. El último estudio de la Comisión Europea dice que todavía tardaremos más de 100 años a llegar a la igualdad. He pasado una fase de cabreo monumental, agotamiento y desgraciadamente no soy demasiado optimista. Hace 10 años que hay leyes y las estadísticas son las mismas. Basta de recomendaciones, de decirnos que las mujeres son buenas y de otro estudio que lo demuestra que la paridad tiene mejores resultados. Aquello racional no sirve, tenemos que entrar en aquello emocional. Los privilegios son invisibles por quienes los disfruta. Tiene que ver con la sociedad y por lo tanto, tiene que ver contigo.

Más Información
"La meritocràcia falta cuando se tiene que llegar al alta dirección"
"Siendo emprendedora tu vida es un Tetris"
Urge un cambio real
De la igualtat d’aparador a la igualtat de gènere
Hoy Destacamos
Comentarios (2)
Andreu_p
Em fa por que es pugui pensar tot això quan totes les dades objectives ho contradiuen. Que aquest sigui el pensament oficial i la gent acrítica (majoria) s'ho cregui. Aquí ho explica en el seu conjunt: http://bit.ly/2hrdWpt
Andreu_p
El problema és que el feminisme actual és l'antidemocràcia i la violació dels drets humans per excel·lència. El què fa aquest feminsme anti-igualitarista és tremendament greu. El què passa és que s'han fet amb els partits i amb el poder i també amb els mitjans. La gent no pot sentir cap altra versió que la seva. Si voleu conèixer una mica les seves mentides, mireu aquí: http://bit.ly/2hrdWpt