CA | ES

Un semáforo y 50 titulares de Niño-Becerra

El economista defiende que "la crisis se acabará el 2023 y no habrá trabajo para todo el mundo"

Xantal Llavina y Santiago Niño-Becerra a la presentación 'El Crash Tercera Fase' a IQS. | Cedida Xantal Llavina y Santiago Niño-Becerra a la presentación 'El Crash Tercera Fase' a IQS. | Cedida

Vuelve Santiago Niño-Becerra. Si es que nunca se ha ido... Vuelve el autor de El Crash. El de Toda la verdad sobre la crisis, el de los apuntes y el del diario del Crash de 2010. Esta vez, pero, es El Crash Tercera Fase (Rocaeditorial, 2019). Y ya en la portada del libro, se hace toda una declaración de intenciones: "La crisis está lejos de haber acabado. Pero estamos en una fase definitiva (2018-2023)". "Espero sacarte titulares!", empieza la periodista Xantal Llavina durante la presentación del libro en el Instituto Químico de Sarrià (IQS). Niño-Becerra es opinador de VIA Empresa y Llavina lo describe como "diferente, peculiar, respetado, analítico y nunca deja indiferente a nadie". Todavía más: "Es un semáforo de la economía que nos avisa si está en rojo, amarillo o verde". Un semáforo sobre el capitalismo, la crisis económica, la sociología o la política catalana y española, pero también sobre la inteligencia artificial de Rembrandt, el precio de un Ferrari, el Chelsea de Roman Abramóvich o el negocio de la Marihuana. Por titulares no será...

Niño-Becerra: "Tendremos zonas de influencia, clústeres y oligopolios de corporaciones mundiales"

La periodista pregunta primero: "Qué modelo económico nos espera como sociedad?". Con la vocación docente que le caracteriza, el economista recuerda que "el sistema capitalista ha pasado por distintas fases y después de la segunda Guerra Mundial empezó una fase que ha sido nuestro modelo y se ha agotado. No es trágico, en los últimos 2.000 años ha pasado en distintas ocasiones. Se nace, se crece, se desarrolla y se muere. El problema es que esto no se toque."

Més info: Adiós clase mediana, adiós!

Individualismo, consumismo, competencia "lo más perfecto posible", tribunales de vigilancia para evitar cárteles, inyecciones de crédito... Son pasado y cada vez menos presente. Un Estado y un individuo que va "hacia menos", empresas "gigantescas y micro hormigas" especializadas, un colectivo que cotiza al alza, un modelo de eficiencia y productividad... Son futuro y cada vez más presente. Uno de los grandes diagnósticos del autor de El Crash en colaboración con la periodista Natàlia Vila es que "la crisis todavía no ha acabado. Y nos quedan unos años... Hasta 2023" y que "no habrá trabajo para todo el mundo".

Oligopolios, enfermería y un Ferrari

Nacida entre 2008 y 2023, la generación T (de touch) es la de la crisis, según los sociólogos. "Dejará de haber crisis cuando haya estabilidad y la volatilidad desaparezca a partir del 2023. Es evitable tener una crisis en el sistema? No, pero podemos intentar adaptarnos. Estamos en un cambio de paradigma, somos humanos y nada dura eternamente". De la sociedad líquida de Zygmunt Bauman a la economía líquida de Santiago Niño-Becerra? El economista tiene muy claro que el jaque mate del concepto de Estado marcará un cambio de época: "Tendremos zonas de influencia, clústeres y oligopolios de corporaciones mundiales".

Niño-Becerra: "Se necesita formación muy vinculada al trato humano. La enfermería será una de las profesiones más difíciles de robotizar"

La revolución también es 4.0: "El problema de la tecnología es que está evolucionando a una velocidad mucho más rápida de lo que la mente humana es capaz de asimilar. Cualquier cosa que se nos ocurra sobre el 2040, pasará". Puestos a hacer volar la imaginación, visualicemos Big Data, blockchain, machine learning, inteligencia artificial, robots... Imaginemos hasta donde podamos imaginar, privilegiados o esclavos de nuestro tiempo. El ejemplo fisioterapèutic habla por sí solo: "Falta mucho para que un robot pueda dar un masaje de cervicales adecuado a las necesidades de la persona". Y el ejemplo que va sobre ruedas también: "El precio de un Ferrari no bajará, ahora hay una competición para fabricar el coche más caro" y "la economía compartida no es un Tesla que vas leyendo y te trae. La economía compartida es eficiencia, carsharing o alquilar un automóvil cuando lo necesitas".

Santiago Niño Becerra i Xantal Llavina

Presentación del libro El Crash. Tercera Fase a IQS. | IQS

"Siempre nos deprimes, pero hoy todavía algo más", bromea Llavina después de escuchar como ya se aplica un contrato de 0 horas en el Reino Unido donde los trabajadores están en stand by y trabajan (y cobran) sólo cuando se les necesita y de acuerdo con el trabajo hecho. "Carreras técnicas sí, pero ten cuidado porque hay ingenieros que están haciendo de camareros en Alemania. Se necesita formación muy vinculada al trato humano. La enfermería será una de las profesiones más difíciles de robotizar", reivindica.

Comer, vestirse y tener un techo

Según el catedrático en estructura económica, aquello más básico para la raza humana es "comer, vestirse y tener un techo". Pese a la distancia, recuerda al título de la película Come, reza y ama dirigida por Ryan Murphy y protagonizada por Julia Roberts, pero en este caso le falta la religión y el amor. En esto, Niño-Becerra alerta que "había voluntad económica y política de crear el Camino de Santiago" a la vez que defiende que "puede ser que Volkswagen se hunda, pero seguro que Nestlé no se hundirá. Volkswagen puede acabar fabricando naves espaciales, pero Nestlé fabrica alimentación que es esencial". Eso sí, "el modelo Clínex, de usar y tirar, tiene los días contados" y con la comida no se juega.

Y con el dinero tampoco. En linea con el Banco Central Europeo (BCE) y Mario Draghi, el economista prevé fusiones y absorciones de bancos nacionales con "penetración tecnológica". Casualidad o no, cita un caso concreto: "Todos habrán escuchado esto de Bankia y el Banco Sabadell". Por no hablar también de la licencia hipotecaria de Google cortesía del Banco Central de Irlanda. "En España se ha traducido mal sharing economy. La economía compartida crecerá, pero no es lo mismo que la economía colaborativa". Y lo que es peor: "España tiene el gran honor de ser el país con más fraude fiscal de Europa, entre 65.000 y 90.000 millones de euros".

Niño-Becerra: "La marihuana se legalizará completamente, como ya ha pasado en 21 estados de EE.UU. para calmar a la gente"

Ante un auditorio lleno a rebosar, el catedrático de estructura económica habla de todo: "La marihuana se legalizará completamente, como ya ha pasado en 21 estados de EE.UU. para calmar a la gente". Y como no podía ser de otra forma, no faltan nunca dos de sus grandes clásicos cómo son la renta básica universal y las pensiones. Va más por trabajo que nunca: "Incluso el FMI asume que se tiene que implementar la renta básica universal. Una cantidad de dinero que permite a la gente sobrevivir y llegará segurísimo".

Si no hay trabajo para todo el mundo, al menos habrá una renta básica para todo el mundo... Que a la vez, según Niño-Becerra, convergerá con las pensiones por sostenibilidad más que por ideología.

El poder más allá de un mundo feliz

En el turno de preguntas, también se ha hecho volar la imaginación y se ha preguntado de todo. Y la voluntad de sacar titulares con los qué Llavina empezaba la presentación no se ha hecho esperar: "Es cierto que esto parece Un Mundo Feliz [de Aldous Huxley], pero yo no he hablado de Alfa, Beta y Gama. No veo manipulación genética a corto plazo", "JP Morgan y Goldman Sachs son las dos entidades del mundo que tienen más poder. Ahora, Churchill y De Gaulle están en Goldman Sachs, y Macron, Sánchez o Trump pueden ser cualquier" o "Roman Abramóvich es gobernador de una provincia rusa, después de que el señor Putin lo llamara. No me pregunten qué saca, pero está claro que algo". Una cuestión de líderes, algunos conocidos y otros por conocer.

Niño-Becerra: "JP Morgan y Goldman Sachs son las dos entidades del mundo que tienen más poder. Ahora, Churchill y De Gaulle están en Goldman Sachs, y Macron, Sánchez o Trump pueden ser cualquiera"

A modo de ejemplo, también ha recordado la obra de Rembrandt pintada y firmada por un ordenador gracias a la inteligencia artificial, de la moto de Yamaha conducida por un robot, de la polémica frase "los banqueros hacemos el trabajo de Dios" de Lloyd Blankfein (Goldman Sachs) o del concepto de pago por acceso al uso del sociólogo y economista Jeremy Rifkin, entre muchos otros. Y sobre las elecciones? "Es igual quién gane. Sea quién sea se encontrará con una deuda superior a los 1.150.000 millones de euros. En España y en el mundo". Al más puro estilo Ortega y Gasset, recuerda que "los políticos adaptan su discurso a las circunstancias".

"El capitalismo habrá triunfado, lo que supondrá el principio de su declive, porque habrá logrado su hito. Por esta razón, se habrá agotado y se puede prever su final, entre 2060 y 2070, si se cumplen los plazos históricos que hasta ahora se han dado. Y sí, el nuevo modelo comportará un escenario que será una especie de mezcla de ambientes que mostraba la película Blade Runner (Ridley Scott, 1982)", que escribe Niño-Becerra en su nuevo libro.

Cuando la realidad supera la ciencia-ficción... Punto y Crash.

Més informació
Presupuestos de ciencia-ficción
PIB con cero personas
Europa ya no es una cuestión de Estado
Hoy Destacamos
Lo más leido