CA | ES

El espíritu Samaranch y el negocio de los Juegos Olímpicos de Invierno

El vicepresidente del COI defiende que "el proyecto de Barcelona tiene que estar fuera de discusiones políticas"

Juan Antonio Samaranch és vicepresident del COI. | VC Juan Antonio Samaranch és vicepresident del COI. | VC

"Confío en que algún día sea presidente del Comité Olímpico Internacional". Así es como el vicepresidente del Círculo Ecuestre, Enrique Lacalle, da la bienvenida al actual vicepresidente del COI, Juan Antonio Samaranch, ante los 120 asistentes a la comida celebrada en el famoso club que se encuentra en la esquina de Balmes y Diagonal. La primera pregunta no se hace esperar: Por qué Barcelona y Catalunya tendrían que acoger los Juegos Olímpicos de Invierno 2030? "Barcelona es una ciudad potente, el impulso de los Juegos Olímpicos le ha dado un empujón que ha durado muchos años. Con las situaciones políticas y sociales que son complicadas, le hace falta otro impulso", explica Samaranch en los primeros metros de un diálogo de largo recorrido. Eso sí, "fuera de discusiones políticas". Así es el espíritu olímpico de Barcelona, de Samaranch padre a Samaranch hijo.

El director de La Vanguardia, Màrius Carol, es el encargado de hacer las presentaciones: "Juan Antonio Samaranch es un señor que vive en los aviones y me enseñó a hacer los crucigramas del diario desde el iPad". Entre los presentes, se encuentran también: el presidente del Círculo de Economía, Javier Faus, el presidente de FGC, Ricard Font, el presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, el presidente de Grupo Hotusa, Amancio López, el Conde de Godó, Javier Godó, o el fundador de Banco Mediolanum, Carles Tusquets, entre otros.

 

Samaranch: "El olimpismo puede dar valores, unidad e ilusión. Sería una grandísima motivación para Barcelona, Catalunya y España"

"El olimpismo puede dar valores, unidad e ilusión. Sería una grandísima motivación para Barcelona, Catalunya y España", defiende Samaranch. La competencia, pero, también está servida en Sapporo (Japón) donde "ya han hecho los deberes", pero también en Salt Lake City (Estados Unidos) u Oslo (Noruega). Hay mucho en juego, y poco margen para prepararse: la decisión del COI será el 2023 como tarde, y Barcelona tiene que tener preparada su candidatura antes de que acabe 2020.

El negocio de unos Juegos Olímpicos de Invierno

El vicepresidente del COI deja muy claro que "no hay política" y que unos Juegos Olímpicos es "el mejor escenario del mundo para que los atletas hagan aquello que tienen que hacer". Legado, legado y más legado. Deportivo, empresarial y mediático. "Si no hay un proyecto que trascienda a la celebración de los Juegos, no tiene ninguna posibilidad de ser escogida", matiza. Pero, este no es el caso de Barcelona que "no tiene nada que envidiar a las candidaturas con las cuales compite". Tanto es así, que reitera que "es técnicamente impecable y no tiene ninguna consideración negativa por parte de los comités técnicos".

Més info: El Barça, más que un PIB

Ahora bien, hablamos de negocios. Cuánto cuesta acoger unos Juegos Olímpicos de Invierno? Según Samaranch, las cifras son las siguientes: el coste es de 1.600 millones de dólares (alrededor de 1.480 millones de euros), de los cuales 950 millones de dólares los asume el COI mediante patrocinios o derechos de televisión, a la vez que se calcula que entre 300 y 400 millones de dólares más con la venta de entradas y otros 300 millones de dólares con patrocinadores locales.

Samaranch: "La cuenta de resultados será positiva o estará equilibrada"

Por si todavía hay alguna duda en la sala del Círculo Ecuestre, el vicepresidente del COI lo deja claro: "Con todos los ingresos, la cuenta de resultados será positiva o estará equilibrada. No es probable que no se compre ninguna entrada o que las empresas privadas no quieran estar involucradas". Por no hablar también del popularmente conocido como "efecto multiplicador" de unos Juegos Olímpicos para la economía del territorio.

Nuevas infraestructuras?

Samaranch se anticipa también a la clásica pregunta sobre la línea de Renfe - que no de FGC - para subir a la Cerdaña: "Actualmente, hemos cambiado la forma de escoger sedes y damos mucha importancia a las ciudades que tengan gran parte de la infraestructura escogida". Y esto qué quiere decir? Pues, que la candidatura Pirineo-Barcelona no necesitaría a priori una inversión adicional destinada a la construcción de una nueva infraestructura.

Por desgracia o fortuna, hay lo que hay y la capital catalana quiere ir con todo. Màrius Carol pregunta si el Ayuntamiento de Barcelona capitaneado por Ada Colau está a favor? El vicepresidente del COI responde sin responder: "Mi padre siempre decía que cuando la pregunta es difícil, siempre puedes contestar aquello que te da la gana".

Samaranch: "Se tiene que convencer el mundo del deporte internacional que este proyecto está fuera de discusiones políticas"

Y es que a pesar de que "las reglas de juego han cambiado", la fórmula Samaranch es la de siempre: una candidatura muy armada, potente y segura, con ilusión, bastante local y éxito. Todos a una: Estado español, Generalitat, Ayuntamiento de Barcelona y territorio. El objetivo: "Se tiene que convencer el mundo del deporte internacional que este proyecto está fuera de discusiones políticas". Hasta qué punto esto es importante? "Al 150%... En privado, los políticos están casi todos de acuerdo", remata.

Todavía más: "Tengo la sensación de que hay la búsqueda de esta unidad... El COI no interferirá, ni opinará ni pedirá nada sobre el desarrollo político de un país. Faltaría más. Pero, cuando llegue el momento, analizaremos la estabilidad de cada país".

"Recuperar la autoestima"

En cualquier caso, todo ello serviría para "recuperar la autoestima". Una autoestima que también vendría impulsada desde la denominada sociedad civíl que puede aportar "compromiso, bastante, energía o dinero". No sería el primer caso, recuerda Samaranch, justo antes de poner los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 o la reconstrucción del Liceo cuando se quemó un fatídico enero de 1994 como grandes ejemplos.

De ser así, el vicepresidente del COI insiste que los técnicos de deporte de invierno de Lausanne no ven "ningún motivo técnico por el cual Barcelona no pueda competir en igualdad de condiciones con los otros candidatos". Y quien dice Barcelona, dice también los Pirineos de Aragón o Francia así como Andorra y todo aquello que va más allá de la capital catalana.

Samaranch: "El Barça es el gran embajador de nuestra ciudad, territorio y país. Que el Barça pueda aportar que el espíritu olímpico sigue vivo, renovado y con fuerza... Sería indispensable!"

El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, se lo mira atentamente y es que és es el próximo ponente del Foro Barcelona Capital del Círculo Ecuestre. Samaranch también hace referencia a ello: "El Barça es el gran embajador de nuestra ciudad, territorio y país. Que el Barça pueda aportar que el espíritu olímpico sigue vivo, renovado y con fuerza... Sería indispensable!". Y cuando se puede decir que los Juegos Olímpicos han sido todo un éxito para el territorio? "Si tienen éxito mediático a escala mundial", responde Samaranch. Es decir, si el deporte funciona, hay audiencias digitales y se promueve el negocio del territorio, entre otros factores. 

La comida se acaba puntual y me encuentro con un alto ejecutivo de una de las instituciones más importantes de Catalunya. "Sólo la podemos cagar nosotros", admite entre pasillos. No le falta razón. Barcelona-Pirineo, capital de los Juegos Olímpicos de Invierno 2030? Todo depende de cuál sea el espíritu. Olímpico. "Los partidos se tienen que jugar!" es la filosofía Samaranch.

Més informació
El Barça se incorpora a Foment del Treball
Hoy Destacamos
Lo más leido