Patinetes y peatones, a debate en el Fòrum Barcelona de seguridad vial

El Ayuntamiento de Barcelona, la DGT, el RACC, el Servei Català de Trànsit y la PAT defienden la convivencia de todas las formas de movilidad en las ciudades

La regidora de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona durante su discurso de apertura del Foro de Seguridad Viaria de Barcelona La regidora de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona durante su discurso de apertura del Foro de Seguridad Viaria de Barcelona

Los patinetes eléctricos y las motos compartidas son dos nuevos medios de transporte que han aparecido de la nada en las ciudades. Esto y el aumento de la movilidad suponen un reto a la hora de mejorar la seguridad vial. Este ha sido el principal tema que se ha tratado en el Fòrum Barcelona de seguridad vial, que este año celebra la 25 edición. Representantes del Ayuntamiento de Barcelona, la DGT, el RACC, el Servei Català de Trànsit y la asociación PAT han aprovechado la ocasión para firmar una declaración institucional a favor de mejorar la seguridad vial.

"El gran reto es conseguir cero víctimas en accidentes de tráfico", ha dicho Josep Mateu, presidente del RACC. Partiendo de esta premisa, se han establecido en este documento varios objetivos, que han tenido en cuenta, según Mateu, dónde se producen los accidentes, quién los sufre -los peatones y motoristas concentran el 80% de los accidentes- y cuáles son las causas. El primero es proteger a los colectivos más vulnerables, especialmente los peatones. Para hacerlo, se proponen varias medidas, como limitar la velocidad de los vehículos a 30 kilómetros por hora en entornos urbanos, revisar los tiempos de los semáforos, el diseño de los cruces, aumentar el control a las distracciones de los conductores y hacer auditorías de seguridad en las obras viarias.

Més info: Vía directa hacia la movilidad del futuro

De hecho, bajar la velocidad en las ciudades es una de las medidas en las que han puesto más énfasis. La regidora de Movilidad del ayuntamiento, Maria Rosa Alarcón, ha asegurado que sólo faltan un 10% de las vías secundarias para aplicar esta reducción de velocidad. El subdirector general de Movilidad y Tecnología de la Dirección General de Tráfico (DGT), Jorge Ordás, ha aportado un dato sobre siniestralidad en este sentido: "La probabilidad de morir en un accidente es del 15% cuando el vehículo va a 30 km/h, mientras que la tasa sube al 85% si la velocidad es de 50 km/h".

El primer objetivo es proteger a los colectivos más vulnerables, especialmente los peatones

Nuevas empresas de movilidad

Pacificar los entornos escolares y fomentar el uso del transporte público son el segundo y tercer objetivos que se establecen en la declaración firmada en el Fòrum Barcelona de la seguridad vial. El siguiente objetivo es mejorar la integración de los ciclistas y los conductores de vehículos de movilidad personal -como los patinetes- a la movilidad general de la ciudad. De hecho, las nuevas empresas del sector -los negocios de motos, bicicletas o patinetes compartidos- son uno de los focos más importantes.

Los usuarios de motos compartidas tienen conductas más seguras y prudentes, según un informe del RACC

En este sentido, la concejala de Movilidad ha recordado que el consistorio trabaja en la licitación de bicicletas y motos y en un código de buenas prácticas. "En un futuro, queremos que estos nuevos operadores expulsen del sistema a las personas que incumplan el código", ha dicho. Está todavía pendiente de ver qué modelo se aplicará: si será una expulsión definitiva, si dependerá del tipo de infracción, etc. Esto será posible gracias a la transferencia de datos entre empresas, ha explicado Marc Fíguls, coordinador de Movilidad de la Fundació RACC: "De este modo, los conductores que infringen las normas repetidamente se quedarán fuera del sistema global de sharing".

Més info: Barcelona, centro de la movilidad inteligente con el Smart Mobility Congress

Fíguls ha presentado un estudio del RACC sobre accidentalidad y comportamiento de los motoristas en Barcelona. Una de las partes del informe compara las motos de propiedad y las compartidas. Entre las conclusiones, Fíguls ha destacado que el moto sharing presenta una mayor participación de los jóvenes y las mujeres. "Los comportamientos de riesgo de los usuarios tienen margen de mejora, pero sí que hemos identificado que los de motos compartidas tienen conductas más seguras y prudentes", ha dicho. Aún así, el informe observa un efecto copia a los otros usuarios.

Albert Batlle, quinto teniente de alcalde de Seguridad y Prevención del ayuntamiento, ha puesto énfasis en la necesidad de regular estas nuevas empresas y cómo garantizar que las normativas se respetan. En cuanto a los ciclistas, el uso del casco y el rediseño de la red de carriles bici son dos de las medidas propuestas.

El Fòrum Barcelona de seguridad vial ha contado con una ponencia a cargo de Ester Busquets, profesora de la Universitat de Vic, sobre ética y seguridad vial. La primera mesa redonda del acontecimiento se ha titulado La seguridad vial, el objetivo prioritario. han participado Ole Thorson, experto de seguridad vial de la asociación PAT; Noelia López, sargenta de la Unidad de Investigación y Prevención de la Accidentalidad de la Guàrdia Urbana; y Òscar Llatje, coordinador de Seguridad Viaria y Movilidad del Servei Català de Trànsit.

La segunda mesa redonda, sobre Una nueva movilidad urbana, ha sido formada por Adrià Gomila, director de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona; Marc Fíguls (RACC); y Susana Gómez, subdirectora adjunta de vehículos de la DGT.

Més informació
La seguridad viaria se hace online
Hoy Destacamos
Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leido