Housfy, la inmobiliaria digital y sin comisiones

La startup creada por Albert Bosch y Miquel Mora, exmembres de Groupalia y Yaencontre.com, suma 120 viviendas de particulares en sólo cuatro meses de actividad

Miquel A. Mora y Albert Bosch, fundadores de Housfy
Miquel A. Mora y Albert Bosch, fundadores de Housfy | Aida Corón

Vender o comprar un piso no es una cosa que se haga cada día. Por eso, el primer impulso es buscar una agencia inmobiliaria que lo gestione todo. Ahora bien, esto implica, si eres el comprador, asumir que habrá que abonar una comisión que acostumbra a rondar entre el 3% y el 5%, el que fácilmente se sitúa por encima de los 15.000 euros. La alternativa es ir por libre, de particular a particular, pero sabiendo que tendrás que hacer frente a un alud de papeleo importante.

En este contexto nace Housfy, una startup que, en palabras de uno de sus fundadores, Albert Bosch, trabaja "como una plataforma tecnológica de compraventa de viviendas de particular a particular y que se asegura que el producto es vendible". Sus puntos fuertes son que no hay comisiones, el trato es directo entre los interesados, se aseguran que el inmueble ha pasado todos los controles, hacen el seguimiento legal del procedimiento y asesoran las dos partes. En definitiva, quieren convertirse en "la compraventa de pisos digitalizada".

El servicio de siempre, pero mejorado

El coste de sacar al mercado un piso o una casa con Housfy es de 2.408 euros con el IVA incluido, una cifra muy por debajo de la comisión que piden las agencias tradicionales. Esto es posible gracias a un modelo de negocio totalmente diferente del de los negocios de toda la vida.

"Una agencia de barrio gestiona entre 10 y 20 pisos mensualmente, pero todos son de la zona. Nosotros ya tenemos 120 edificios y trabajamos en Barcelona y Madrid y sus áreas metropolitanas", apunta Bosch. "Además, intentamos ser totalmente transparentes y sólo hacemos de intermediarios entre los dos particulares, porque las visitas las hace el comprador, no nosotros". Otro disparo distintivo es que no calculan el precio del edificio según su experiencia, sino que lo hacen basándose en el Big Data: "Sabemos qué pisos se han vendido o están a la venta en cada calle de España y qué es su valor para hacer un cálculo científico de la vivienda que se quiere vender".

"A la hora de adquirir un piso, puedes estar haciendo la peor compra de tu vida y seguramente la de más valor"

En el caso del comprador, además, lo asesoran sobre las zonas donde puede encontrar inmuebles de las características deseadas y que, posiblemente, no contemplaban. Y es que el 90% de los interesados es la primera vez que adquieren un piso, señala Bosch, por lo cual los particulares van con unas zonas muy delimitadas y sin tener suficiente conocimiento del mercado y del procedimiento legal y burocrático que rodea la compra. "A la hora de adquirir un piso, puedes estar haciendo la peor compra de tu vida y seguramente la de más valor, tienes que estar plenamente seguro", insiste.

Facilitar el acceso a la hipoteca

Para conseguir una hipoteca estándar, el comprador tiene que tener el 20% del precio total de la vivienda en concepto de entrada, pagar un 10% de gastos y haber demostrado que las cuotas no superan el 25% de la renta. Difícil, para muchos.

Después hay los casos más arriesgados, los que necesitan casi el 100% de la financiación para ser autónomo o no tener un contrato de trabajo fijo. Son peticiones que el banco rechazaría pero que yendo de la mano de Housfy se pueden conseguir. "Trabajamos directamente con las oficinas bancarias para conseguir que nos lo acepten. Los podemos traer volúmenes de cinco o seis hipotecas y cómo que sólo una es arriesgada, nos lo cogen porque el balance de riesgo es bajo. Yendo el particular sol, lo rechazarían", detalla el cofundador.

Un sector a la baja?

El 2016 se vendieron un total de 450.000 pisos. Parece una cifra muy elevada, pero no es ni la mitad de las operaciones que se hacían en los años de más movimiento al mercado inmobiliario en España, cuando la punta fueron 980.000 ventas. El contexto, pero, es favorable. Así es como lo ve Bosch, que atribuye a la caída del paro, a los tipos de interés bajos y a los precios a la alza de los alquileres como los motivos que han hecho que la adquisición de viviendas sea atractiva.

De hecho, en estos cuatro meses ha visto como el comprador potencial ronda entre los 35 y los 40 años y es un locatario cansado de ver como con su cuota mensual podría estar pagando una hipoteca. "Son personas que viven de alquiler y que de repente han visto que los han subido el precio 200 o 300 euros. Ven que con esto podrían pagar su propio piso y deciden dar el paso", comenta. Así, augura que el número de 15.000 pisos vendidos en Barcelona el 2016 irá a la alza, siendo el Poblenou y el Ensanche las zonas donde menos tardan los inmuebles a ser adquiridos.

"Las agencias tradicionales se especializarán como lo hicieron las de viajes"

A todo ello hay que sumar el necesario salto del sector inmobiliario al mundo digital. "Las agencias tradicionales se especializarán como lo hicieron las de viajes", compara el cofundador, "ahora un billete de avión el compras por Internet y buscas un profesional cuando quieres hacer un safari por el África o planificar el viaje de boda; con la vivienda veremos agencias de alto standing, de masías... de productos singulares".

Tampoco ve futuro en el segmento de portales inmobiliarios, donde afirma que "ya se ha vendido todo". "Antes había los clasificados de La Vanguardia y las inmobiliarias y aparecieron los portales para dar una alternativa donde poner anuncios. Ahora hay los mismos players que hace 20 años, pero nosotros somos la alternativa e Idealista, Fotocasa y Habitaclia se han convertido en los clasificados del diario", concluye.

La experiencia de emprender en el digital

Albert Bosch había sido consejero delegado de Groupalia y en Miquel A. Mora, el otro creador de Housfy, fue uno de los socios y cofundadores de Yaencontre.com. "Yo estuve en una de las cinco primeras empresas del sector digital y en Miquel estuvo 15 años en una de las primeras compañías que tocaba el mercado del real state inmobiliario. Nos complementábamos bastante bien", afirma. Dos posiciones en dos empresas que los permitieron acumular un conocimiento fundamental para embarcarse en este nuevo proyecto con cierta seguridad.

"La empresa que tenga el liderazgo, será muy grande. Y se tiene que hacer todo el posible para conseguir serlo nosotros"​

El equipo, formado por 13 trabajadores, se encuentra en plena fase de crecimiento y con la expectativa de hacer un salto importante en los próximos meses. Bosch sabe que operan en un segmento de mercado donde la digitalización hará que haya pocos actores y un solo líder: "La empresa que tenga el liderazgo, será muy grande. Y se tiene que hacer todo el posible para conseguir serlo nosotros".

En este sentido, destaca la ventaja de ser una de las startups incubadas a Nuclio Venturas, fundada por el business angel Carlos Blanco: "Aparecerán muchas empresas como Housfy y para destacar tenemos que tener muchas palancas. Hace falta equipo, una plataforma que te lance, tener acceso a bonos inversores... y todo esto lo tenemos con Nuclio".

Más Información
La evolución de los alquileres alrededor de Barcelona
Llogar per menys de 600 euros és (gairebé) impossible
Barcelona tiene un problema, el 2%
Hoy Destacamos
Comentarios (2)
Nuri Roig
Hola, també veneu a les comarques gironines? 3 germans som propietaris d'una casa que volem vendre. En parlem? L'hem buidada i taxada.
enrico
despues de haber leido el articulo me gustaria poder vender mi propiedad seun vuestro metodo