La novela parlamentaria del Banco Sabadell

La entidad financiera prevé reducir oficinas y pide "un gobierno estable o que al menos haya gobierno"

El president del Banc Sabadell, Josep Oliu | ACN El president del Banc Sabadell, Josep Oliu | ACN

Son las 08:55 horas y Vueling opera un de sus vuelos diarios entre Barcelona y Alicante. En primera fila se encuentran Josep Oliu y Jaume Guardiola, presidente y consejero delegado del Banco Sabadell. Los espera un encuentro con periodistas, principalmente de Barcelona y Madrid, en un castillo de Alicante como vigilia de la junta general ordinaria de accionistas que se celebra este jueves. Por segundo año consecutivo, en Alicante. Allí donde la entidad financiera tiene la sede social desde octubre de 2017.

Més info: Josep Oliu: "En banca sobre todo se resisten tormentas"

Cómo es costumbre en el turno de preguntas, muchos temas se ponen sobre la mesa: Solvia, Brexit, TSB y el paseo militar (o no), la reducción de oficinas, las ratios de capital, el precio de la acción, la reputación de la banca, nuevos mercados... "En banca sobretodo se resisten tormentas", que decía Oliu en un almuerzo con directivos en Esade.

Oliu: "Es como una novela, igual que vosotros veis el proceso, el caso Bankia... Pero no hay jueces, sólo parlamentarios"

El día era solejat y Oliu ha aprovechado para hablar "de una novela". La suya. La que tanto él como Guardiola reciben cada día en forma de report sobre el caso Brexit. "Es como una novela, igual que vosotros veis el proceso, el caso Bankia... Pero no hay jueces, sólo parlamentarios", admite. Una novela que augura que va para largo: "No creo que nos saquemos de sobre la incertidumbre".

Reducir oficinas de forma "discreta"

Casualidad o no, la comida empieza y acaba con la misma pregunta: la reducción de oficinas. "La tendencia natural es que haya una reducción de oficinas y se irá acelerando sobre todo a los grandes centros urbanos, pero los ritmos los indicará la dinámica de la inversión de clientes y también de la competencia", explica Guardiola. Oliu lo viste con cifras: el Banco Sabadell cerró de forma "discreta" un centenar de oficinas físicas en el Estado español durante el 2018 y será un proceso "progresivo" que se seguirá "año tras año".

A todo ello, fuentes de la entidad indican que la reducción de oficinas no responde a ningún plan de cierre y no ha comportado despidos. "Cada año proyectamos números pero no hay decisiones cerradas al 100%", insiste el consejero delegado. Todo dependerá también de las nuevas plataformas tecnológicas o la inteligencia artificial así como de las nuevas formas de relacionarse con los clientes.

Guardiola: "La tendencia natural es que haya una reducción de oficinas y se irá acelerando sobre todo a los grandes centros urbanos"

"Como consecuencia del Brexit o un mal rollo, puede haber problemas de mercados de capitales e inestabilidad financiera", ha alertado. Cómo era de esperar, la "batalla" del TSB ha vuelto a picar a la puerta. Esta vez, pero, en forma de "dolor de cabeza". "Hicimos una apuesta importante en el Reino Unido, teníamos un gran riesgo de migración tecnológica con TSB que se ha hecho con éxito pero con percances".

"El TSB tiene que contribuir con un ROE adecuado a los resultados del grupo de cara a 2020", ha recordado Oliu. La rentabilidad del banco se ha visto afectada por sus efectos extraordinarios. Todo ello, a la espera también de la llegada de Debbie Crosbie, la nueva CEO de TSB que todavía "se lo mira de lejos" pero aterrizará a principios de mayo.

Bankia, Bankinter y los nórdicos

"Cuál es la medida óptima del banco?", le ha preguntado un periodista. Oliu ha hecho valer su particular literatura económica: "Siempre se es pequeño en esta vida, o demasiado grande". Y ha seguido: "Mientras haya bancos grandes todavía tenemos cuotas para ganar" o "No hay ninguna operación sobre la mesa". De nuevo, los procesos de concentración del sector bancario sobre los cuales tanto se especula siguen en stand by. A pesar de que no ha negado el interés por Bankia.

Oliu: "El banco vale mucho más de lo que está cotizando hoy a bolsa. Cuando una cosa está barata es una oportunidad por si alguien la quiere comprar"

"El banco tiene una dimensión en España que es la mitad de los otros grandes bancos. Vale, pues muy bien", ha remachado. Y como nunca se es demasiado pequeño o demasiado grande, el Banco Sabadell ha decidido irse a buscar la vida fuera internacionalizándose en el Reino Unido y México. "El banco vale mucho más del que está cotizando hoy en bolsa. Cuando una cosa está barata es una oportunidad por si alguien la quiere comprar", defiende.

Y Europa? "Todos los bancos tienen una valoración baja, los inversores no los viene mucho gusto invertir ahora en banca debido a los tipos de interés que cada año experimentan una nueva prórroga. Las cotizaciones son bajas, exceptuando los bancos nórdicos que no pasaron una crisis y Bankinter que tampoco la pasó". Y con expectativas de recuperación, a quien día pasa... rentabilidad empuja.

"Perdónalos, Señor, porque no saben de qué hablan"

A Oliu le preocupa especialmente el problema de la regulación. Qué los analistas dicen que falta capital? "Perdónalos, Señor, porque no saben de qué hablan", sentencia el presidente del Banco Sabadell entre sonrisas. El objetivo es llegar al 12% y queda descartada una ampliación de capital.

Oliu: "Nos gustaría un gobierno estable, o aunque no fuera estable que al menos haya gobierno y no se tenga que repetir elecciones"

Uno de los platos bancarios preferidos entre los medios es la política. Pero, Oliu tiene muy claro que "no se habla de política y todavía menos en periodo electoral". Eso sí, puestos a hablar y pedir: "Nos gustaría un gobierno estable, o aunque no fuera estable que al menos haya gobierno y no se tenga que repetir elecciones". Entre sus principales preocupaciones se encuentran la tasa de paro que ronda el 14% o la deuda del sector público.

Més info: TSB y el paseo militar del Banco Sabadell

"La reputación de la banca siempre tiene una parte de hàndicap en lenguaje golfístico. Siempre es importante que nosotros actuemos desde la rectitud y así nos podemos defender de la visión populista que la banca tiene la culpa de todo", ha concluido Oliu pocas horas antes de la junta de accionistas que aprobará los resultados del 2018 y dará el visto bueno a un dividendo complementario en efectivo de 0,01 euros por acción a partir del próximo 5 de abril, que se suman a los 0,02 ya repartidos. La novela del Banco Sabadell sigue abierta. 

Més informació
La complejidad (británica) de Hucha
Hoy Destacamos
Lo más leido