Gimeno: "La batalla comercial se entregará al delivery"

El Corte Inglés refuerza su estrategia digital omnicanal y reclama poder competir de igual a igual con Alibaba y Amazon

Dimas Gimeno, presidente del grupo El Corte Inglés
Dimas Gimeno, presidente del grupo El Corte Inglés

El Corte Inglés, uno de los agentes comerciales más populares del país, ya no se encuentra sólo a pie de calle. Ahora, también a golpe de clic. El presidente del consejo de administración, Dimas Gimeno, explica que la estrategia del grupo implica diferenciarse a ojos del cliente omnicanal entre la tienda física y digital. "La batalla comercial se entregará al delivery", ha asegurado en un Comer Cámara organizado por la Cámara de comercio de Barcelona bajo la atenta mirada de primeras espadas como Josep Lluís Bonet, Javier Godó, Amancio López o Lluís Bassat. Ante la irrupción de Amazon o Alibaba, El Corte Inglés quiere repartir por debajo de las dos horas.

"El punto físico y digital se entrecruzan en una nueva realidad omnicanal", ha empezado. La sociedad baila al ritmo de la tecnología, Internet y las redes sociales. Todo, en tiempo real. Y el comercio también: "Todos los grandes operadores buscan ventanas tecnológicas y sociales para afrontar los nuevos desafíos, desde la relación con el proveedor hasta el cliente final". Sin olvidar tampoco la logística, la sincronización o la precisión como imprescindibles porque el producto llegue siempre a la hora. Con las cifras en la mano, el comercio da trabajo a 33 millones de personas a la UE y representa un 16% del PIB catalán.

La legislación del siglo XX

Era el 22 de septiembre de 1962 cuando El Corte Inglés abrió sus primeros grandes almacenes en Barcelona. Han pasado 55 años desde entonces y ahora ya son 10 establecimientos, 8.000 trabajadores, 4.000 proveedores y compras por 1.900 millones de euros en Cataluña. Pero, de poco sirve el camino recorrido si no hay camino para recorrer.

De formación abogado, Gimeno tiene muy claro de donde viene y hacia donde va: "Somos el gran escaparate de las marcas y queremos trasladar la experiencia de compra física al mundo online". Más allá de debates sobre horarios comerciales, los grandes operadores ya reparten las 24 horas, los 365 días del año. Y de hecho, el 60% del tráfico online que recibe el Corte Inglés ya es vía móvil.

Gimeno: "Tenemos una legislación comercial del siglo XX que no se corresponde con la realidad social del siglo XXI"

Todo avanza mucho prisa y los retos están: "Tenemos una legislación comercial del siglo XX que no se corresponde con la realidad social del siglo XXI". De este modo, el presidente del Corte Inglés ha reclamado a las administraciones un marco normativo a escala europea para corregir ineficiencias y poder competir así en "igualdad de condiciones". Para pequeños, grandes y gigantes.

"No puede ser que nosotros pagamos impuestos y que ellos no los paguen", ha espetado. El café parece que no es igual para todos y por eso, el Corte Ingles reclama una y otra vez normas de juego "homogéneas".

Rivales o colaboradores?

Mientras tanto, Amazon y Alibaba siguen haciendo de las suyas. En Cataluña, España y sobre todo en todo el mundo. "Son realmente buenos en lo entrega de mercancía y experiencia online, no tienen tiendas y están haciendo experimentos sin vendedores", explica Gimeno. Y a pesar de que prefiere no decirlos por su nombre, se le escapa el de Amazon.

"No sé qué tardará más si ellos a tener tiendas o nosotros a tener un buen negocio online", se pregunta. El objetivo del Corte Inglés es acelerar su transformación hasta el punto que el 5% digital del total comercial se acabe convirtiendo en un 10% en los próximos tres años. Cómo? Aprovechando su base de datos y su conocimiento sobre el terreno pero también sus almacenes. Y es que Gimeno es plenamente consciente que "el comercio no se puede entender como una operación fría" sino como una experiencia completa que bebe del mundo físico y digital.

Gimeno: "No sé qué tardará más si ellos a tener tiendas o nosotros a tener un buen negocio online"

En busca del equilibrio prefecte, el presidente del Corte Inglés abre las puertas de los almacenes a posibles nuevas colaboraciones: "Empresas que pueden parecer rivales, tienen ahora una gran oportunidad para crecer de forma conjunta". Entre los grandes, Samsung y Alipay son ya dos de sus aliados tecnológicos en métodos de pago. Del mismo modo, no se descarta tampoco colaboraciones con los pequeños para ganar competitividad.

Sin clave política, Gimeno concluye que "los grandes almacenes son un formato mucho país". Para cada nación, diferentes alianzas y ahora mismos competidores. Así pues, El Corte Inglés se queda aquí, sin planes de expansión aparentes, y con la voluntad de defender su territorio digital y físico.

Más Información
Alibaba y las puertas de entrada en la China
El Corte Inglés aposta per Catalunya
El centre d'Amazon al Prat, a ple rendiment en dos anys
Hoy Destacamos
Comentarios