CA | ES

Hispano Suiza, los mil caballos de Picasso y Einstein

La marca catalana vuelve a revolucionar la automoción con un nuevo modelo eléctrico, de lujo y reconocimiento facial

Hispano Suiza Hispano Suiza

Qué tenían en común Pablo Picasso, Albert Einstein, Alfonso XIII, Coco Chanel o René Lacoste? Un Hispano Suiza. Grandes figuras del siglo XX fueron clientes de una marca barcelonesa que revolucionó el mundo de la automoción. Tras más de siete décadas sin hacer ruido, un nuevo Hispano Suiza, eléctrico, de lujo y con reconocimiento facial, cortesía de la cuarta generación de la familia Mateu se estrenó durante el Salón de Ginebra. Y ahora también en otro templo de la movilidad: el Automobile de Barcelona. "El presidente Miquel Suqué Mateu nos dijo: 'Yo no quiero encargar un coche, yo quiero hacerlo como mi bisabuelo'. Hispano Suiza es una experiencia y una forma de vivir", recuerda el director general de Hispano Suiza, Sergio Martínez, durante una visita de VIA Empresa a la fábrica de Montmeló. Los sueños existen porque existen los soñadores, dice su lema. Un sueño que va sobre ruedas y con más de 1.000 caballos de potencia!

Martínez: "Hispano Suiza es una experiencia y una forma de vivir. Ha vuelto para quedarse"

La aventura empezó el 1904 cuando el empresario catalán Damián Mateu fundó la fábrica de automóviles Hispano Suiza junto con el ingeniero Mark Birkigt. Sus motores de combustión supusieron un antes y un después para la industria. A pesar de que su principal core business eran los turismos o la competición, la marca también fabricaba vehículos industriales, camiones o ambulancias desde la calle Florida Blanca de Barcelona.

Francesc Arenas (director disseny), Sergio Martínez (director general) i Lluc Martí (director tècnic) d'Hispano Suiza. | Clara Anta

Francesc Arenas (director diseño), Sergio Martínez (director general) y Lluc Martí (director técnico) de Hispano Suiza. | Clara Anta

Incluso, la compañía se reinventó con la fabricación de motores de aviación. De hecho, el primer trayecto aéreo entre París y Nueva York se hizo con uno de sus motores. "Si la empresa se hubiera adaptado, Catalunya habría podido contar con una gran empresa propia de automóviles como Fiat, Renault o Citroën", aseguraba el historiador Francesc Cabana tras haber incluido Hispano Suiza, Fábrica de Automóviles SA en su libro Los diez éxitos de la economía catalana.

Cabana: "Si la empresa se hubiera adaptado, Catalunya habría podido contar con una gran empresa propia de automóviles como Fiat, Renault o Citroën"

En concreto, Cabana apunta que la empresa de la familia Mateu con sede en Barcelona y que competía con Rolls Royce o Stutz Black se quedó fuera de la carrera de la automoción coincidiendo con la II Guerra Mundial y por culpa de la fabricación en serie. Así pues, le faltó el Modern Times, de Charles Chaplin.

"Una bestia con piel de cordero"

Muchas décadas después sin fabricar una serie de coches que marcaron toda una generación, Martínez tiene muy claro que "Hispano Suiza ha vuelto para quedarse". La compañía está participada en un 70% por el Grupo Peralada de la familia Suqué Mateu y el 30% restante por otros partners tecnológicos, industriales y socios minoritarios.

"Hace años que la marca se quería relanzar. Carmen Mateu [madre de Miquel Mateu y nieta de Damián Mateu] tenía el sueño de volver a ver un Hispano Suiza por la calle. Creó un club de la marca, pero hasta que no se encontró un partner tecnológico adecuado como QEV Technologies con know how en competición, performance o técnica no se pudo hacer", recuerda Lluc Martí, director técnico de la compañía.

Martí: "Es un coche que tanto puede enamorar a un coleccionista como a un cliente que le gusten los deportivos"

El nuevo modelo lleva el nombre de Carmen y luce galones: 1019 caballos, tracción posterior, dos motores, chasis de fibra de carbono, pastillas de freno con regeneración, autonomía de 400 kilómetros y de 0 a 100 en menos de tres segundos. La velocidad punta está limitada a 250 kilómetros por hora. "Es un coche que tanto puede enamorar a un coleccionista como a un cliente que le gusten los deportivos", asegura Martí.

El director de diseño y estilo de Hispano Suiza, Francesc Arenas, tiene la broma sobre las prestaciones a punto: "Es una bestia que la hemos vestido con piel de cordero". El storytelling de la marca catalana centenaria es la del pasado, presente pero también futuro: es 100% eléctrico y tiene reconocimiento facial con el móvil.

Hispano Suiza

Fotografía Clara Anta

Una historia de automoción muy ligada a un territorio y a una ciudad que lo son prácticamente todo: "Barcelona es el Mediterráneo, emprendeduría, el empujón y el carácter catalán, la tecnología, el arte, el diseño, la gastronomía, la industria... Barcelona ha sido uno de los caballos de batalla más innovadores e Hispano Suiza ha ayudado a dejar huella".

19 clientes con ADN Hispano Suiza

Difícilmente Picasso o Einstein se habrían podido imaginar que sus coches podrían en un futuro abrir o cerrarse a través de un móvil y tendrían sistema de datos, asistencia de conducción, retrovisors con cámara, localizador, regulador de temperatura, alarma con cámara o un backend que registra los datos de recorrido o gasto... Y prácticamente todo desde una app. "Podemos dar un servicio personalizado. Todo es costumizable", afirma Martí.

Arenas: "Carmen es un traje hecho a medida, nos queremos desmarcar del prêt-à-porter. Queremos hacer un coche al gusto del cliente, incluso con el perfume"

La fabricación y el diseño de Carmen se hace todo en Montmeló, y en la sala de máquinas hay un equipo de cuarenta personas. "Hasta que no se presentó en Ginebra no se dijo nada de donde se fabricaría por una cuestión de espionaje. La familia quiso mantenerlo en secreto absoluto", explica Martí. Pero, desde marzo, el regreso de Hispano Suiza ha pasado de ser un secreto a vox populi: cada coche vale 1,5 millones de euros y sólo se fabricarán 19 unidades.

En estos momentos, ya hay más de una cincuentena de solicitudes, pero Martínez insiste que tienen muy claro que su cliente tiene que tener el ADN de Hispano Suiza. Es decir, "confort, elegancia, carácter o lujo...". Como curiosidad, el director general de la compañía detalla que se crea un perfume para cada coche en función de quién sea el comprador.

Hispano Suiza

Fotografía Clara Anta

"Carmen es un traje hecho a medida, nos queremos desmarcar del prêt-à-porter. Queremos hacer un coche al gusto de cliente. Incluso, con el perfume donde todavía no ha entrado ninguna otra marca", afirma el director de diseño.

Coche autónomo el 2025?

"El coche autónomo estará más o menos implementado el 2025", augura Martí. El futuro del sector también está en manos de grandes compañías como Google y Amazon que ya están haciendo su propio coche autónomo, o de la China que aglutina hasta un 40% del mercado del vehículo eléctrico. Según Arenas, "la tecnología todavía va un paso por delante la legalidad".

Més info: Pujol: "Si nos hicieran boicot no se venderían coches"

Nadie duda que Elon Musk es uno de los grandes revolucionarios del siglo XXI. "La iniciativa y forma de ser, la comunicación en las redes sociales o el pulmón financiero después de crear dos tecnológicas puso en jaque a todos los grandes oyentes. Fue un revulsivo necesario y la chispa de un cambio. Aún así, se ha estampado a la hora de hacer una fábrica", explica el director técnico de Hispano Suiza.

 MG 1229

Fotografía Clara Anta

En este sentido, Martínez detalla que en una reunión del sector de la automoción se puso de manifiesto que el concepto de hiperlujo está creciendo entre un 23% y un 27% cada año. "La electromobilitat es mucho más sostenible, como el carsharing. Ahora, las nuevas generaciones ya no quieren un coche, sino que prefieren una tarjeta de crédito para poder coger en cada momento aquel coche que más les gusta", añade.

El 'Car Office' da trabajo

La movilidad se consume diferente del mismo modo que ya no se trabaja igual. "Por qué no hablar del Caro Office? Dentro de un coche pueden pasar muchas cosas...", se pregunta Martínez. En este sentido, el director técnico de Hispano Suiza también tiene muy claro cuál es el futuro más próximo: "Con el vehículo autónomo se puede aprovechar el tiempo de la mejor manera que consideres. Trabajar en remoto o disfrutar del viaje".

Martí: "Todavía no somos conscientes del salto tecnológico. Es el salto de los caballos a los coches, pero de los coches a los coches autónomos"

Todavía más: "Con el vehículo autónomo, la recaudación por multas bajará, como también el gasto en seguridad social, salud, intervención policial o gastos colaterales de los accidentes. Actualmente, hay un muerto cada 25 segundos en accidentes de coche. Todavía no somos conscientes del salto tecnológico. Es el salto de los caballos a los coches, pero de los coches a los coches autónomos".

De los mil caballos de Picasso y Einstein al coche autónomo como oficina de trabajo.

Més informació
Ficosa, una historia de malas notas, pulgas y grandes coches
El Automobile abre puertas con el coche eléctrico como protagonista
Seat, pichichi industrial del Estado
Hoy Destacamos
Lo más leido