La incertidumbre de la industria

Compañías como Fermax, Grupo Alicante o SPB explican como el teletrabajo solucionó la rutina de oficina y la protección, la fabricación en las plantas

Participants al debat sobre indústria organitzat pel COIICV | Cedida Participants al debat sobre indústria organitzat pel COIICV | Cedida

Hay pocas cosas definitivas hoy en día pero una de ellas es que el teletrabajo es una herramienta que cada vez miran con mejores ojos las empresas. Lo han explicado industriales valencianos en un encuentro presencial celebrado el jueves -justo antes del toque de queda y el nuevo Estado de alarma- en el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunidad Valenciana (COIICV) junto con Improven. Directores generales y responsables de firmas valencianas como Fermax, Grupo Alacant, Profiltek, Arisnova, SPB o Improven detallan como reorganizaron fábricas y equipos para seguir trabajando y cómo está impactando esta pandemia en el sector secundario, el que está llamado a relocalizarse más después del coronavirus.

Nervios, intranquilidad. Antes de que trabajadores, somos personas. Y es que en Arisnova, empresa dedicada a la ingeniería de sistemas, percibieron la preocupación de la gente los días previos al primer Estado de alarma. "Tuvimos la sensibilidad de avanzarnos y enviar al 100% a teletrabajar para mitigar ese desasosiego, pero tampoco fue fácil", explica Jorge Gramage, director general de esta empresa valenciana que cree que el teletrabajo "ha venido para quedarse, a pesar de que en el mix con el presencial está la clave".

Gramage: "El teletrabajo ha venido para quedarse, a pesar de que en el mix con el presencial está la clave"

En Scheneider Electric también intentaron gestionar la inquietud, "porque aunque la gente tenía herramientas digitales se creó cierta alarma. No paramos porque somos industria esencial pero la incertidumbre fue el principal problema de nuestra gente, añade Roberto Gregorio, Sales Manager del área Levante de la compañía. En empresas como Grupo Alacant, dedicados la producción de helados, el equipo de dirección reforzó la seguridad, colocó mamparas e inició la toma de temperatura. "No fue dramático porque estamos acostumbrados a las medidas por las exigencias de seguridad alimentaria", explica Joaquín Lancis, director General de Grupo Alacant.

Los problemas añadidos a la alarma

Por su parte, Manuel Selma, director de sistemas de gestión y calidad de SPB, apunta como en la planta industrial aumentaron las limpiezas entre turnos y como la producción se reorientó rápidamente. "El cliente lo que quiere es le llenes el lineal. Nuestro cliente fue rápido y nos orientamos mucho a la tipología de productos que se estaban vendiendo, pero hemos tenido que acelerar las entregas, buscar materias primas y esto ha comportado gran carga de trabajo y costes asociados muy grandes". La firma produce principalmente productos de limpieza y desinfección.

Més info: The SPB, la limpieza que innova contra el virus

En el caso de Fermax, productora de intercomunicadores y porteros electrónicos con gran presencia internacional, gestionar la situación ha sido "tremendamente complejo", reconoce su CEO, Jeremy Palacio. El ejecutivo destaca "las medidas imprevisibles, con la poca certeza que hemos tenido a escala reguladora" y cómo ha servido de poco todo lo que se estaba haciendo porque "esto ha sido un sálvese quien pueda'". Fermax cerró su filial china debido al coronavirus y gestionó 12 ERTE en 12 compañías diferentes.

Desescalada y reinicio: la prueba de fuego

Con la desescalada y la nueva normalidad, las empresas industriales están reorganizándose, pensando. En Profiltek, especialistas en mamparas de baño, han vivido un incremento muy alto de las ventas porque "en el área del bricolaje hubo una explosión", explica su director general, Esteban Azcuénaga. "Nos ha sorprendido el efecto rebrote de la demanda, puesto que hemos tenido récord de ventas y esto nos ha obligado a una doble adaptación, readaptando nuestros planes estratégicos", esgrime. Desde el Grupo Alacant también detectaron un primero tirón de la demanda en el canal HORECA, "pero las previsiones te ponen en una situación de planificación compleja", reconoce Lancis.

Azcuénaga: "Nos ha sorprendido el efecto rebrote de la demanda, puesto que hemos tenido récord de ventas y esto nos ha obligado a una doble adaptación"

Para Fermax, por ejemplo, ha sido muy importante trabajar la importancia de las buenas noticias de la compañía, para elevar el ánimo colectivo: "Detectamos que la moral estaba baja y que había miedo, incidía mucho la prensa y es muy complicado trabajar cuando hay tantas preocupaciones", reconoce Palacio. La compañía, que ha equipado más de 20.000 millones de viviendas en España, publicita en una pantalla ahora los pedidos conseguidos y los méritos de la empresa, por  pequeños que sean.

Una historia esperanzadora

Pero en toda incertidumbre también hay oasis de paz. Es lo que revela Mario Serrano, director general de Somtech, una empresa que se veía abocada al ERTE en el mes de marzo y que se decidió reinventar fabricando pantallas de protección. "Con 35 trabajadores, el 11 de marzo pensábamos: ¿qué voy a hacer? Pero nos planteamos la fabricación en serie, aunque era un mercado desconocido el de los EPI y se veía un futuro oscuro", explica Serrano.

La empresa se reinventó en tiempo récord y desde el 6 de abril trabajan en tres turnos: "En marzo pensábamos que nos quedaba una larga travesía, pero el ERTE no se ejecutó y acabamos contratando a más gente. Así que de todo esto me quedo con el compromiso sin fin de la gente de mi empresa", admite Serrano.

Serrano: "De todo esto me quedo con el compromiso sin fin de la gente de mi empresa"

"Lo más complicado, reconoce Serrano, ha sido contar con colaboradores porque era difícil encontrar quién abriera las instalaciones para darnos servicio, pero esto es el riesgo empresarial. Con todo, lo que antes costaba 1, nos ha costado 3, pero hemos tenido proyecto".

Més informació
¿Necesita reindustrialitzarse el País Valencià?
Hoy Destacamos
Lo más leido