Las empresas tecnològiques tienen problemas para encontrar programadores | iStock
Las empresas tecnològiques tienen problemas para encontrar programadores | iStock

Las empresas ya forman sus propios programadores

El aumento de la demanda de estos perfiles profesionales junto con una FP incapaz de dar respuesta a las necesidades de las compañías hace proliferar los cursos privados

Hace 15 años podíamos decir que el desarrollador web era la profesión del futuro. Y ahora ya es una de los trabajos más demandados por las empresas. Aun así, las compañías siguen sin encontrar en el mercado laboral los perfiles profesionales que se adaptan a sus necesidades. Faltan y faltarán programadores, sobre todo con el gran númerode empresas tecnológicas que se han instalado últimamente en Barcelona. Es por eso que compañías como Cabify o Schibsted han empezado a colaborar con centros de formación o academias para ayudar a formar estos trabajadores que tanto demandan. Si no tienes programadores, fórmatelos tú mismo.

Más info: Pelea por los programadores

Es el caso de Cabify, que se ha asociado con Ironhack para ofrecer 100 becas en los cursos que tiene la plataforma sobre desarrollo web, análisis de datos y diseño de interfaces. El programa cuenta con una financiación de 350.000 euros para distribuir becas, así como ofrecer la posibilidad a los estudiantes de conseguir trabajo a Cabify. La compañía quiere duplicar el número de ingenieros en plantilla en los próximos años, pero "encontrar talento en el mundo tecnológico es un reto", señala la directora de talento para Europa de Cabify, Lorena Pérez. Es por eso que han decidido, en lugar de ir a buscar el talento fuera, fomentarlo en España.

Lorena Pérez, de Cabify: "Encontrar talento en el mundo tecnológico es un reto"

Una cosa parecida ha hecho Schibsted, que ha firmado un acuerdo con Skylab Coders Academy a través de la cual la multinacional ofrecerá dos cursos que realiza a sus nuevos trabajadores porque aprendan las tecnologías que utiliza la compañía. De este modo, todos los alumnos de Skylab disponen de estos cursos que los permiten, además de obtener una formación extra, estar más preparados por sí en algún momento futuro entran a trabajar a Schibsted. "Dentro del sector tecnológico hay mucha competencia, y hay muchos buenos proyectos sobre todo a la ciudad de Barcelona, pero hay que fomentar que más personas puedan reinventarse profesionalmente y se dediquen a este ámbito", apunta el director de adquisición de talento de Schibsted, Jordi Obis. Un claro ejemplo es el de un trabajador de la compañía, que había estudiado derecho pero después de ver que no le gustaba buscó una segunda oportunidad participando en un bootcamp y ahora trabaja a Schibsted.

Programador en 11 semanas

Ya en 2001 las empresas se quejaban de que faltaban programadores. Han pasado casi 20 años y es una situación todavía presente. Esta problemática fue el que impulsó a David Monreal a fundar en 2016 Skylab Coders Academy. Monreal trabajó durante 14 años a InfoJobs, cosa que le permitió observar como estaba el mercado y detectar que "en 2007, el 91% de las empresas estaban insatisfechas con el nivel de los alumnos que salían de ingeniería informática y de FP". Esta carencia de profesionales que no satisfacen el que demanda la industria junto con un gran porcentaje de jóvenes al paro trajo a Monreal a viajar a los Estados Unidos a aprender el modelo bootcamp.

Imatge d'alumnes a l'acadèmia Skylab

Imagen de alumnas a la acadèmia Skylab | Cedida

Un bootcamp es una formación intensa y de corta duración que permite aprender en poco tiempo sobre la formación que piden las empresas. Los bootcamps de Skylab son cursos de 11 semanas de desarrollador web en los cuales se aprende no sólo la teoría sino también a trabajar como si ya se estuviera dentro de una compañía. "De este modo, los alumnos salen mucho más preparados para enfrentarse al día a día laboral", explica Monreal.

Compañías como Schibsted, eDreams, Vueling o Fotocasa han empezado a contratar trabajadores formatos a Skylab

Y esta formación rápida e intensa es precisamente el que quieren muchas compañías como Schibsted, eDreams, Vueling, Atrápalo, Habitaclia o Fotocasa, entre otras. Sin embargo, los inicios de Skylab no han sido fáciles, puesto que hacer entender que un curso de pocas semanas proporciona la suficiente formación y prepara a los futuros trabajadores con las suficientes capacidades cuesta de calar en la sociedad. "Somos un país que venimos de mucha titulitis y una persona que sale de un curso de 11 semanas tiene de todo menos un título, por el que hemos tenido que luchar porque las empresas no miraran los títulos sino el trabajo que era capaz de hacer aquel trabajador", apunta Monreal.

Desde su puesta en marcha, Skylab ha formado además de 150 alumnos y cuenta con una tasa de ocupabilitat del 96% en las semanas siguientes a finalizar el curso. "Tenemos una media de 40 días para colocar nuestros alumnos en grandes empresas", asegura el fundador de la academia.

Una alternativa a la FP

"Skylab quiere ser la alternativa a la FP". Así de contundente es su fundador cuando explica que "la formación profesional, por definición, tendría que estar muy cerca del que pide la industria pero el problema es que los deja muy lejos". Tanto es así que la formación que reciben los estudiantes de esta academia durante 11 semanas se equipara a los dos años de formación profesional.

Más info: L'FP oferirà formació en ciberseguretat, robòtica, ‘big data’ i realitat ampliada

Lorena Pérez, de Cabify, coincide también en este aspecto: "El FP se queda corta ahora mismo. No hay ningún ingeniero a Cabify que haya realizado un grado de formación profesional, sino que todos son universitarios". Para Pérez, no sólo se tiene que mejorar la formación de FP en España, sino fomentar más las ciencias STEM. "Si unimos que hay poca gente que estudia grados universitarios tecnológicos junto con una demanda cada vez más grande de estos perfiles profesionales, nos vemos en la necesidad de luchar por este talento", señala.

David Monreal, de Skylab: "La FP, por definición, tendría que estar muy cerca de la industria, pero actualmente los deja muy lejos"

Sin embargo, Pérez da un mensaje de tranquilidad en España asegurando que no somos los únicos que tenemos este problema. "En otros países pasa buen y bien el mismo, hay cada vez más startups tecnológicas que no encuentran talento especializado en estos ámbitos". Para dar solución al problema, el Gobierno español ha anunciado que impulsarán un "sistema integral de Formación Profesional (FP)" que contará con materias como la ciberseguretat, robótica, big data, realidad ampliada y virtual, conectividad y 3D.

Parece que por fin empezamos a avanzar hacia una actualización de los ciclos de formación profesional. Ya lo decía el senior project manager de la Funcació Bertelsmann, Guillem Salvans, en una entrevista a VÍA Emprendida: "Uno de los problemas que tenemos en España, porque la competencia de hacer títulos es estatal, es que no tiene un sistema estable y muy diseñado para actualizar estos títulos. No responden a las necesidades de los sectores. No se actualizan con la suficiente rapidez".

Alumnes de Skaylab a un dels seus cursos

Alumnos de Skaylab a uno de sus cursos | Cedida

Más mujeres tecnólogas

Y las mujeres? Dónde son las mujeres tecnológicas en este ámbito? La cifra es preocupante: sólo el 17% de los estudiantes en carreras TIC son chicas y en el 80% de los institutos catalanes no hay chicas que elijan formaciones TIC. Pero la desigualdad no sólo aparece en la etapa académica o en el momento de escoger la formación, sino que es una realidad existente en compañías con base tecnológica.

Más info: Más mujeres ingenieras, por favor

A Cabify, de cada 10 hombres ingenieros, hay sólo una mujer ingeniera. Un dato que también lamenta Jordi Obis, puesto que la plantilla del área tecnológica de Schibsted también está formada en un 90% por hombres y el resto por mujeres. Sin embargo, la compañía cuenta con un plan de igualdad y colabora con el Women in Mobile para fomentar que las mujeres también se formen en tecnología.

Para Monreal, se tiene que trabajar para fomentar los estudios STEM entre las chicas mucho antes que entren al mercado laboral. "Las chicas el que necesitan son referentes, ver que hay otras mujeres en este ámbito y despertar la curiosidad por estas profesiones mucho antes". El reto está claro: más formación para programadores y más mujeres tecnólogas.

Más Información
Carpinteros 'influencers' contra el abandono escolar
Tecnólogas, mujeres que reclaman referentes
Guillem Salvans: "No se puede aplicar el FP Dual de Alemania en España"
Hoy Destacamos
Comentarios