Inversiones 101, el ahorro en el mundo digital

El profesor de Esade y el IEF Eloi Noya ofrece a 'Fintech, ahorro e inversión en la era financiera digital' una hoja de ruta para la gestión del capital en el nuevo paradigma

Les fintech i els nous formats digitals d'inversió ofereixen una nova realitat que Eloi Noya mapeja al seu darrer llibre | iStock Les fintech i els nous formats digitals d'inversió ofereixen una nova realitat que Eloi Noya mapeja al seu darrer llibre | iStock

Invertir no es el que era. Las posibilidades de ahorro y localización de capitales de los usuarios generales se han multiplicado con la infinidad de nuevas funcionalidades y aplicaciones digitales al alcance de cualquier inversor, sea cual sea su tamaño, capacidad económica y disponibilidad para la gestión de su capital. Aceptando esta diversidad – y, de hecho, entendiendo las limitaciones de los usuarios medios de aplicaciones financieras en cuanto a dedicación a sus inversiones – el profesor de finanzas y tecnología en Esade y el IEF Eloi Noya recoge en su último libro Fintech, Ahorro e Inversión en la era financiera digital (LIDEditorial, 2021) un conjunto de recetas, consejos e incluso aplicaciones pensadas para mejorar la calidad de vida de cualquier que se proponga ahorrar.

Una de las virtudes de la propuesta de Noya es su ergonomía: Fintech explora consejos, técnicas y propuestas de ahorro e inversión anteriores a los usos tecnológicos, para acabar aplicándolas a las nuevas capacidades técnicas de las diferentes caras de las finanzas digitales. Después de una introducción general de lo que ofrece el ecosistema fintech y sus diversas aplicaciones, Noya ofrece consejos que cualquier inversor o ahorrador – un cualquiera general, de hecho – puede aplicar, desde la planificación de gastos al uso de bases de datos y aplicaciones para sistematizar el ahorro y maximizar el regreso; o el establecimiento de un fondo de emergencia que permita al usuario contar con una red de seguridad en caso de que sus ingresos se vean menguados.

'Fintech' sirve de vacuna contra sentidos comunes obsoletos en relación con las finanzas, pero también de mirada a las formas de inversión que vienen

Las recomendaciones financieras continúan con una exposición comprensible de cuestiones cómo a los fondos indexados, los Exchange Trade Funds o las virtudes del interés compuesto. De la exposición de Noya, de hecho, más allá de su utilidad técnica, se desprende una conclusión útil para los inversores, especialmente aquellos con capitales reducidos o menos experiencia: sea con conocimiento o sin, a menudo las instituciones y asesores financieros tradicionales no operan con el mejor interés de los usuarios en mente. Su utilidad, de hecho, queda bajo una sombra de duda después de una reflexión sobre la ausencia de los fondos indexados entre los consejos de los asistentes tradicionales. "La pregunta incómoda es, ¿para que sirve un asesor financiero?", cuestiona.

El manual se completa con varias propuestas completas que amplían las posibilidades inversoras, desde los fondos de gestión activa – gestión tradicional, no agrupada por paquetes sino dedicada a acciones de empresas concretas – hasta inversiones alternativas a los activos financieros, desde el arte hasta el oro, pasando por el vino. Complementa esta sugerencia de alternativas con la exploración de nuevos formatos inversores, en este caso el micromecenazgo y sus variantes, que permiten financiar directamente proyectos concretos esperando no solo rentabilidad sino especialmente su llegada a buen puerto y desarrollo final.

Las propuestas tecnológicas recorren el conjunto de la obra, desde las propuestas de gestión del ahorro hasta el triatge de apoyos en las inversiones mediante los roboadvisors – aplicaciones que gestionan y agrupan las oportunidades inversoras. Fintech logra una integración de las oportunidades tecnológicas dentro de los consejos generales que favorece la comprensión de cómo la integración de las nuevas tecnologías digitales, desde el apoyo al ahorro y el gasto hasta los neobancs, no solo facilitan los procesos financieros, sino que transforman el conjunto del sector y la forma en que los usuarios pueden interactuar con él.

Libro de texto, mapa del tesoro

La orden de los factores es un valor importante de Fintech. Noya consigue marcar un mapa que guía el lector desde la entrada en el mundo de la inversión, las exigencias para acceder y los primeros pasos que recomienda dar hasta la especialización de la distribución de capitales o las fortalezas de cada una de las inversiones posibles, todo ello recorrido por una conciencia tecnológica que ofrece una perspectiva útil de la renovación del sector financiero y lo que esta significa para el usuario final.

La elección de ofrecer un Plan de acción al final de cada capítulo del manual, que no ofrece solo un resumen de las recomendaciones y reflexiones ofrecidas sino que ofrece su concreción de manera sintética, permite al lector no solo tener una conciencia teórica del estado de la cuestión de las finanzas digitales, sino un mapa claramente dibujado de cómo recorrer el ecosistema.

Con todo, Fintech, Ahorro e Inversión en la era financiera digital, es una puerta de entrada más que operativa al mundo financiero. Sirve de vacuna contra sentidos comunes obsoletos en relación con las finanzas, pero también de mirada a las inversiones que venden. De la neobanca y los challenger banks a las finanzas descentralizadas pasando por los modelo de financiación colectiva en plataformas digitales, la propuesta de Noya es suficientemente general para aplicarse a cualquier contexto inversor, pero también lo bastante específico para ser funcional allá donde se aterrice.

Més informació
Qué hacer cuando se levantan los muertos
Un camino de salida del capitalismo
50 ideas para un mundo volátil
Hoy Destacamos
Lo más leido