Vai Moana, el chiringuito 4.0

El Pantea Group, ya expandido desde el litoral catalán hacia l'Eixample, planea abrir dos nuevos locales en la ciudad

Los arroces sueño protagonistas en la playa y en verano. | Cedida Los arroces sueño protagonistas en la playa y en verano. | Cedida

Ya hace 11 años que Vai Moana abrió en la playa del Bogatell. Convertido en decano de los chiringuitos creativos para disfrutar al frente del litoral barcelonés, Ramón Rodríguez, propietario junto con su pareja, Pia Pishkoohani, de Pantea Group, todavía recuerda que se encontró "en el momento oportuno y en el lugar indicado". Había trabajado a pie de playa para otra empresa siete años, había abierto otro negocio de restauración al Masnou que fracasó; conocía qué eran los retos. "Con el paso del tiempo se presentó la oportunidad de abrir en solitario." Y se lanzó.

Invirtieron 300.000 euros en un concepto de chiringuito cool (aquello que llaman beach club) todavía pionero y para explotar aquí

Invirtieron 300.000 euros en un concepto de chiringuito cool (aquello que llaman beach club) todavía pionero y para explotar aquí. Era en 2008. A pesar de no inventar la sopa de ajo, la consistencia se basa en un servicio profesional (y a pie de playa!), buenos cócteles clásicos y de autor (entre 10 y 11 euros) y una carta variada y de calidad donde el ticket medio difícilmente llega a los 30 euros. "La constancia, la capacidad de adaptación a los cambios y la obsesión por la excelencia que creo que han sido palancas de nuestro éxito como empresa", explica. Y ayuda, también, que detrás de los fogones mande desde el 2014 Jordi Samper, ejemplo de vocación culinaria y dedicación al oficio (ofició a los desaparecidos Jean Luc Figueras y Atalaya de Ferran Adrià).

Y la fórmula parece rodar como la seda. El grupo se expande por el litoral abriendo los exitosos Jefferson y La deliciosa. El restaurante que recibe la visita de unos 5.000 comensales por semana con una afluencia turística del 70% y un plato característico entre los más pedidos: la hamburguesa. A destacar también entre los platos de una carta corta y mediterrániamente acertada, la coca crujiente del Maresme y la burrata con salmorejo.

Rodríguez: "La constancia, la capacidad de adaptación a los cambios y la obsesión por la excelencia han sido palancas de nuestro éxito"

"El turista que viene a Barcelona es muy diverso, hay diferentes segmentos y es cierto que en los últimos años se nota un turismo de más calidad por la afluencia de destinos turísticos más económicos como por ejemplo Turquía que nos hacen mucha competencia", asegura Rodríguez. Una clientela también enamorada de la playa que ha contribuido a una oferta casual cada vez de más nivel. "Con los años se ha mejorado mucho la oferta en el litoral de Barcelona, aunque conviven con ciertos locales pensados exclusivamente para turistas, la tendencia se ha invertido", analiza.

Es el planteamiento que hacen en otro local del grupo. Muchos de estos turistas con un criterio culinario en evolución se expulsan la arena de los talones y ensartan unos metros hasta el frente Marítimo para visitar el adyacente: Can Fisher. Allí, los arroces cogen protagonismo a las vistas (atención al "del señorito") y el ticket ya ronda los 50- 60 euros.

Vai Moiana 2

Con 450 trabajadores durante la temporada estival, el grupo llega a una facturación global anual alrededor de los 13 millones de euros (2018). Motivo suficiente para mirar de expandirse en la ciudad.

Ya lo han hecho. Migró al corazón del Raval en 2017 donde abrieron el exótico Chaka Khan. Su última apertura es Anita Flow, uno de los locales más interesantes abiertos este año en l'Eixample derecha. Y la cosa promete continuar. "De cara al año próximo tenemos como objetivo abrir dos locales más en la ciudad; desarrollar un proyecto de franquicia 100%. Y poner el foco en el tema de la sostenibilidad, el respecto del medio ambiente y la responsabilidad social corporativa", anuncia.

Rodríguez: "Barcelona continúa siendo una de las ciudades punteras de Europa en restauración"

Rodríguez tiene claro que Barcelona "continúa siendo una de las ciudades punteras de Europa en restauración, porque nos gusta probar cosas, experimentar y no nos da miedo". "Si a esto le añades las tradiciones de nuestra cultura mediterránea, marinada con una buena dosis de buen tiempo se transforma en la fórmula perfecta para gustar al consumidor", argumenta. No le da miedo la competencia, ni la sobredosis de aperturas (y cierres): "forma parte del ciclo, al final perduran los que mejor se adaptan a los cambios, los que innovan, curran y no paran de buscar la excelencia. Y nosotros apostamos por aplicar esta fórmula en cada cosa que hacemos".

Vai Moana

Dirección: Avda. del Litoral, s/n, Barcelona

Ticket medio: 30 euros

Teléfono: 933 09 12 91

Més informació
Casa Rafols, un restaurante con alma de ferretería
Xàtiva, la paella canónica se expande al barrio de Sant Antoni
De JP Morgan a los fogones del Hawker 45
Hoy Destacamos
Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leido