Castells: "Para salvar el mundo, hay que romper la ortodoxia"

El presidente de Fiatc, Joan Castells, critica que "se ha tratado a la gente mayor como ciudadanos de tercera"

Joan Castells és el president de Fiatc. | Àngel Bravo Joan Castells és el president de Fiatc. | Àngel Bravo

Joan Castells es presidente y consejero delegado de Fiatc. De formación economista y actuario de seguros, Castells tiene una larga lista de cargos en su currículum: vicepresidente de Fomento del Trabajo, presidente de la Fundación Fasi, miembro del consejo asesor de Endesa, vocal de la junta del Instituto de Estudios Económicos o incluso, vicepresidente primero del Barça durante el mandato de Joan Gaspar. Recibe VIA Empresa en la sede de Fiatc en La Diagonal siguiendo el protocolo de seguridad: acceso con mascarilla, comprobación de temperatura, una persona por ascensor y saludo a golpe de codo. En esta primera parte de la entrevista, hablamos del confinamiento, de la crisis sanitaria y económica del coronavirus, de los seguros, de los ERTEs y de la economía de la vida o la vida de la economía.

Cómo ha vivido el confinamiento?

Cómo todo el mundo, nos hemos tenido que adaptar a las circunstancias y hacer vida en casa. El sector asegurador era esencial y he podido venir al despacho y dirigir la empresa desde aquí junto con algunas personas del comité de dirección, técnicos y administrativos. El 95% del personal teletrabajaba para dar servicio a nuestros clientes. Hemos atendido todas las necesidades aseguradoras de grandes empresas y pequeños negocios con circunstancias muy especiales: sin actividad, reducción de primas, vehículos sin funcionar... En definitiva, trajes a medida para cada circunstancia para gente que no podía pagar y les alargábamos los plazos y a la vez preocupados por hacer una buena comunicación.

Trajes a medida.

Sí, incluso se tuvo que organizar un servicio para el seguro de salud con visitas telefónicas de médicos para todo el mundo que no podía ir a la consulta fuera bien atendida con cuadros propios de nuestros especialistas. También hemos sufrido la problemática de las residencias con medidas de prevención del personal, material o EPIs para estar protegidos. Hemos reestructurado todo el hospital y la clínica para se mantuvieran las distancias y hubiera la máxima seguridad posible. Veía gente que estaba sufriendo y nuestros médicos y enfermeras procuraban sumbinistrar toda la ayuda necesaria para que sufrieran lo menos posible pero la solución no era dejarles allí sino que fueran atendidos en un hospital.

"Había algún político que me llamaba y les decía que estaban tratando a la gente mayor como ciudadanos de tercera"

Cómo ha cambiado el coronavirus el sector de los seguros?

Con esta pandemia se ha atendido la esperanza de salud o el seguro de entierros. El seguro en asistencia de viaje ha caído en picado, hemos cambiado con el teletrabajo y también con seguros cibernéticos. El sector ha sido bastante profesional y hemos cubierto lo que se tenía que cubrir, hemos cambiado las normas de exclusiones para cubrir circunstancias muy especiales.

Estamos preparados para un nuevo rebrote u otra pandemia?

Si viene otra pandemia peor, no sabemos qué pasará pero estamos mirando de atender esta y el sector asegurador está tecnológicamente bastante más avanzado si lo comparamos con la gran mayoría de empresas del país.

Ha habido una buena prevención y control de riesgos?

A los máximos dirigentes del país nos ha cogido un poco de repente. Lo podíamos haber previsto mejor? Sí y probablemente se habrían podido tomar medidas mucho antes. Si se hubiera tratado de forma preferente a la gente mayor y con patologías ya no para curarlos en un hospital sino para prevenir todo aquello que ha pasado en las residencias, habríamos evitado muchas muertos.

Cómo?

Necesitábamos equipamientos de EPIs, las normas de no visitar a los residentes tendrían que haber llegado mucho antes y hacer pruebas PCR a todos los trabajadores y a cualquier persona que entraba en una residencia. El virus no estaba dentro, venía de fuera. Si esto lo controlamos, evitaremos muchas cosas. Por ejemplo, ahora estamos estudiando que si vuelve un rebrote, la gente se quede en las residencias durante un tiempo y también tenemos que tener los medios y hacer las pruebas PCR. Un próximo rebrote se tiene que intentar resolver así.

Qué le decían desde la política?

Había algún político que me llamaba y me pedía la opinión y les decía que estaban tratando a la gente mayor como ciudadanos de tercera y que esto les rebotaría. No se han querido dar cuenta y esta para mí ha sido el gran error a la hora de atender el problema de la pandemia. Hemos hecho lo que hemos podido, otros países de Europa han tomado medidas antes y sobretodo han tenido material. Escuché al ministro de Sanidad diciendo que harían grandes estocajes de material, pero si querías comprar EPIs y mascarillas no encontrabas o si las encontrabas era a un precio imposible. Hay gente que ha hecho el agosto.

"Si esto dura demasiado, habrá muchas empresas que tendrán que ser salvadas con mucho dinero de los gobiernos y los bancos centrales"

Oferta y demanda, la economía también en la salud.

Hay sectores estratégicos como la salud y al final, los precios tienen que estar controlados por el Estado y tener estocaje suficiente para atenderlo. Tanto en residencias como en clínicas les digo que tengan estocaje siempre para dos o tres meses. Reponer a medida que se gasta para no encontrarnos con el mismo problema que antes. Llegó cuando parecía que nunca llegaría. Otro gran error de país: la falta de planificación en previsión de que podría venir todo esto.

La crisis del coronavirus será peor que la crisis económica del 2008?

Y tanto que puede ser peor! Si bien el resultado operativo ha funcionado más o menos bien, tenemos que invertir como compañía aseguradora y de seguros de vida y ahorro en general. No lo podemos tener en el banco porque además de que no rinde, nuestro negocio está calculado con tasas de descuentos y se tiene que invertir. Todos estamos invertidos con renta variable y sobre todo con renta fija. La volatilidad en estos momentos... Cuando llegó la covid-19, los mercados y las acciones cayeron en picado. Tenemos unas disminuciones de valores de nuestros activos, el resultado del fondo de la empresa es positivo respecto al 31 de diciembre del año pasado pero ha afectado al margen de solvencia.

Y los mercados?

Los mercados internacionales son menos ricos que antes, los valores han caído en picado y hay compañías, fondos de inversión y bancos que les ha afectado muchísimo. La última crisis fue motivada por el crédito de las empresas, las hipotecas... Estamos invertidos en empresas que algunas se salvarán porque son estratégicas como las aerolíneas. Si esto dura demasiado, habrá muchas empresas que tendrán que ser salvadas con mucho dinero de los gobiernos y los bancos centrales. Si algo aprendimos de la otra crisis es que los bancos centrales y la reserva federal de los Estados Unidos tuvieron que actuar deprisa y a salto de mata para que la economía no se hundiera. Ahora, tenemos un elemento extraño que viene de fuera como si fuera un alienígena que nos ha complicado la vida, pero no se puede hundir la economía ni los puestos de trabajo. Esto sólo se arregla creando dinero que es lo que están haciendo los bancos centrales comprando deuda y cuando pase todo esto ya veremos qué pasa con todo este dinero y si se acaba condonando con deudas públicas o no.

"No tiene que darnos miedo la deuda, como dicen los grandes gurús económicos, que no olvidemos que se han equivocado en todas las grandes crisis económicas de los últimos años", aseguraba recientemente.

Durante la crisis de 2008 se decía que no se podían hacer tratamientos especiales con las solvencias de los bancos y que no se podía comprar deuda por parte de los bancos centrales. Se hizo todo lo contrario. Para salvar el mundo, se tiene que romper la ortodoxia. No hay ninguna inflación porque este dinero tiene que utilizarse para que la gente gaste. Sí que ha habido ciertas inflaciones en estos momentos con los alimentos y ha habido supermercados que han hecho el agosto. Pero, en el conjunto de la compra no ha habido esta inflación y mientras esta inflación no exista, el mundo saldrá adelante. La inflación puede interesar en algún momento porque entonces la deuda pierde valor y se puede devolver más fácilmente pero esto será consecuencia de lo que vendrá después. Hay una herida muy abierta que se tiene que taponar y es que cierren el mínimo posible de empresas. Teorías aparte, se resuelve con dinero y no como dicen los gurús ultraliberales que todo lo dejan a la suerte del liberalismo.

"Ha habido políticas fiscales expansivas en este país que han sido de risa"

Parar el golpe con liquidez. A favor de una política fiscal expansiva?

Sí, pero muy controlada. Ha habido políticas fiscales expansivas en este país que han sido de risa. En una intervención que hice en la CEOE hablé de la necesidad de proteger el medio ambiente, pero no sólo por la contaminación sino también por el daño que está haciendo a las personas y a las cosas. El mal temporal ha supuesto un coste para los seguros, víctimas mortales, empresas y cosechas que han desaparecido. Se tiene que trabajar en la canalización de riadas o en el alcantarillado y se tiene que controlar desde el Estado y desde Europa de donde llegará el dinero, pero no para que alguien empiece a malgastarlo. Tiene que servir para invertir, dar trabajo y que haya consecuencias positivas para las personas y la economía.

En Europa hay una unión monetaria, pero no una unión fiscal.

Este es uno de los grandes problemas, queremos una Europa unida pero no hay ni una España unida porque tiene diferentes fiscalidades en las comunidades autónomas. Para muchos países siempre hay aquello de perder o no perder la soberanía. Si no hay un acuerdo, siempre seremos diferentes a Europa y esto hace que los del sur no pongan pegas pero los del norte se opongan. Europa todavía tiene que pensarse mucho para tener una economía mucho más armonizada.

Una de las principales luchas de la CEOE son los ERTEs. Hasta cuándo se tienen que alargar?

Hubo un rifirrafe porque eran hasta junio... Estoy en la CEOE en nombre de Fomento del Trabajo y hubo una posición más dura porque creemos que por ejemplo, el sector hotelero no podía aguantar con sólo ERTO hasta junio. Ahora se ha conseguido que se llegue hasta septiembre y no sé si se seguirá prorrogando hasta finales de año y para periodos temporales como las diferentes fases del Estado de Alarma o quizás habrá un momento que se hará por sectores. Pero, hoy no tiene sentido que se pueda hacer un ERTE dentro del sector asegurador. Ni lo hemos hecho ni lo necesitamos y si puedes aguantar, aguantas.

"Hoy no tiene sentido que se pueda hacer un ERTE dentro del sector asegurador

Que más se ha propuesto desde la patronal?

Se han propuesto muchas soluciones y hay mucha gente que tiene dinero pero se tiene que decir en qué queremos invertir. Quizás se puede hacer una obra pública que genere bonos para financiarse y nosotros invertir. Pero, primero se tiene que hacer inversión consciente que es necesaria porque tiene un rendimiento directo o indirecto para la sociedad y tendrá un retorno. Invertir es lo mejor para generar puestos de trabajo, que la gente pueda comer y vivir de forma correcta.

Més informació
Las mutuas, la salvación de los autónomos
Fiatc activa diversas medidas para paliar los efectos de la crisis
Hoy Destacamos
Lo más leido