Un desconfinamiento "improvisado e irresponsable"

Pimec advierte de que "se pasa a los empresarios la responsabilidad de decidir", mientras no se establecen protocolos de seguridad ni en los puestos de trabajo ni en la movilidad

Pimec també es lamenta de la manca de protocols de seguertat en la mobilitat per al desconfinament | Europa Press Pimec també es lamenta de la manca de protocols de seguertat en la mobilitat per al desconfinament | Europa Press

Vuelve la desorientación, la incertidumbre, la "improvisación" y la "irresponsabilidad". Volvemos al principio, pero, ¿volvemos a empezar? Desde que el Gobierno anunció que pasada la Semana Santa levantaría las restricciones laborales, han salido diferentes voces criticando la medida en ver que, a pesar de volverse a abrir la posibilidad de que sectores no esenciales puedan retomar la actividad el 14 de abril, no hay ningún protocolo claro de actuación para garantizar la seguridad de los trabajadores, prevenir nuevos contagios de covid-19 y asegurar la vuelta para que la crisis sanitaria no vuelva a hacer un rebrote. "Los empresarios se comerán la mona con muchos dolores de cabeza y preocupaciones" porque "es una irresponsabilidad no darnos normas claras para poder trabajar de manera segura", advierte el presidente de Pimec, Josep González, en rueda de prensa vía Zoom.

Més info: Un retorno a la normalidad realista

Primero fue el president del Govern, Quim Torra, quién volvió a avisar al Ejecutivo central de que levantar el confinamiento total no era una buena idea. A él, se sumó el presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Joan Canadell, que ya apuntaba este martes que "si no hay tests y EPIs para el día del retorno, no se tendría que poder empezar la actividad de nuevo el día 14". De hecho, la Cambra ha lanzado una nueva consulta para los empresarios para poder hacer una estimación de cuántos volverán a retomar la actividad pasados los festivos para que el equipo de trabajo liderado por el doctor Oriol Mtjà pueda elaborar un plan de desconfinamiento. Porque el Gobierno del Estado todavía no lo ha hecho y esta es, precisamente, la reivindicación de los agentes sociales.

"Continúa el ritmo de improvizaciones" porque "se sitúa en una posición muy incómoda y de irresponsabilidad a aquellos que tienen que tomar decisiones". "Irresponsabilidad" es la palabra más pronunciada en esta rueda de preguntas telemática. Y es que está claro que muchos empresarios quieren volver a levantar sus persianas, pero se topan con la dicotomía de la seguridad y de unas pautas fantasma para evitar que el brote de coronavirus vuelva a propagarse. "Supongo que habrá una buena cantidad de empresas que querrán volver a trabajar porque las angustias económicas son muy fuertes", ratifica González. Las cuatro semanas de estado de alarma han supuesto pérdidas de entre 32.000 y 34.000 millones de euros para las pymes y autónomos de Catalunya, según cuantifica Pimec.

¿Vuelve la guerra política?

A pesar de que la petición constante de medidas "más rápidas y valientes" por parte de políticos y empresarios catalanes -también de otras comunidades- no ha aflojado durante las dos semanas de confinamiento total, sí que es cierto que las tensiones entre gobiernos se han visto rebajadas desde que, finalmente, el Gobierno de Pedro Sánchez optó por restringir cualquier actividad que no fuera esencial. Pero ahora volvemos al principio de todo. A aquellas primeras semanas en que Torra y los agentes sociales pedían por activa y por pasiva al Ejecutivo estatal que se pararan completamente las áreas de trabajo de sectores no estratégicos.

Més info: Economía de "guerra": Torra vs. Sánchez

"Ya sabemos que hay discrepancias entre Catalunya y Madrid, pero ahora no toca y tenemos que apelar a su responsabilidad para que se pongan de acuerdo". El presidente de Pimec insiste en que las administraciones vayan a una y más ahora porque, pone de relieve, "cuando faltan cinco días de festivos para volver a trabajar, estamos con la incertidumbre de cómo tenemos que hacer las cosas". "No hay criterios claros de los elementos de seguridad, simplemente se ha dicho que se tiene que volver a trabajar, mientras no se sabe nada de los EPIs ni de los tests y, a efectos de actividad, no hay protocolos", denuncia.

González: "No hay criterios claros de los elementos de seguridad, simplemente se ha dicho que tiene que volver a trabajar, mientras no se sabe nada de los EPIs, de los tests o de los protocolos de seguridad en la movilidad"

Pero la cosa va más allá y ya no sólo se trata de si las empresas contarán -o no- con las medidas necesarias para garantizar la seguridad entre sus trabajadores cuando retomen la actividad, sino que a todo ello se suma el hecho de que "el tema de la movilidad, ha quedado totalmente en incógnita". "Sólo se ha decidido que a partir de lunes se afloje el confinamiento", critica González. Esto conlleva que el retorno se haga con "un gran interrogante" porque, además, "sabemos que hay mucha gente que está en una situación asintomática y tiene una alta capacidad de infectar" y, mientras tanto, subraya el presidente de la patronal catalana, "nos faltan protocolos y criterios de actuación, nos faltan tests, mascarillas...".

Más crédito para empresas y autónomos

Mientras la reunión organizada ayer por Pimec con la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, daba un poco de luz a trabajadores, pymes y autónomos, todavía hay trabajo por hacer. Los 10.000 millones de euros para pequeñas y medianas empresas y trabajadores por cuenta propia de la primera línea de crédito puesta en marcha por el Gobierno ya se agotó este martes. Esto pone de manifiesto la necesidad de este colectivo y, a pesar de que los de Sánchez darán luz verde este viernes a un segundo tramo de 20.000 millones de euros más para todas las empresas, Pimec reclama que esta vez no sea el 50% para pymes y autónomos y el otro 50% para grandes empresas, sino que se destine más crédito al primer grupo. Y es que las grandes empresas sólo han gastado 4.000 millones de euros de los 10.000 millones que tienen disponibles.

El presidente español también ha anunciado que el Consejo de Ministros ampliará el límite de endeudamiento del ICO con 10.000 millones de euros, que podría beneficiar a 130.000 empresas y autónomos más. Pero mientras el Ejecutivo central amplía los créditos, los bancos aumentan intereses, motivo por el cual la patronal catalana pide que se ponga un tope del 2% para "evitar abusos". "Los intereses tienen que estar de acuerdo con esta garantía del 80% y no podemos abusar, las entidades tienen que tomar conciencia del momento que sufrimos", reclama González. Y no sólo esto. La medida se está adoptando lentamente, tanto que, de hecho, "la efectividad de las líneas ICO y la disposición del dinero todavía están por empezar".

González: "Cuántas más medidas pongamos en marcha, menos cierres de empresas y menos pérdidas de puestos de trabajo se producirán"

"Las medidas de choque económico se tienen que hacer con más rapidez y todavía quedan por poner en marcha: tenemos que hacer un paquete muy amplio que contemple todas las dificultades que pasará este colectivo", insiste el presidente de Pimec porque, como señala, "cuántas más medidas pongamos en marcha, menos cierres de empresas y menos pérdidas de puestos de trabajo se producirán". "Si no se entiende esto por parte del Gobierno, vamos mal", sentencia.

Més informació
Respuestas ministeriales que dan luz a trabajadores, pymes y autónomos
ERTE, ¿el antídoto contra una crisis como la de 2008?
Hoy Destacamos
Lo más leido