¿Misión imposible? Que ninguna empresa cierre

La Cambra de Comerç de Barcelona pone en marcha la Llotja Virtual para atender las necesidades empresariales y evitar la muerte de empresas

La campanya de les Cambres #QueCapEmpresaTanqui | Cedida La campanya de les Cambres #QueCapEmpresaTanqui | Cedida

Que ninguna empresa cierre. Este es el objetivo común de las Cámaras catalanas, que ya están trabajando a fondo a través de acciones sectoriales, territoriales y nacionales, asesoramiento de pymes, exploración de sinergias o apoyos e, incluso, acompañamiento psicológico para empresarios y emprendedores. Porque, si todo va bien y no hay un rebrote importante de contagios de covid-19, la prioridad será salvar a las empresas y crear UCIs para evitar su muerte. Precisamente por eso, la Cambra de Comerç de Barcelona ha puesto en marcha la Llotja Virtual emulando el espíritu de los siglos de historia de la Casa Llotja de Mar tanto para crear comunidades como para el intercambio de actividades y, así, encontrar nuevos horizontes para preservar el tejido empresarial.

Més info: SOS unitario para salvar a las empresas

Este espacio tendrá su pistoletazo de salida con las jornadas Reactivémonos, que tendrán lugar telemáticamente entre los 6 y el 7 de mayo y contarán con destacadas figuras vinculadas al mundo económico como Xavier Sala-y-Martín o Víctor Kuppers. Según han explicado el presidente de la Cambra, Joan Canadell, y la vicepresidenta, Mònica Roca, el objetivo es "dar voz a los diferentes sectores afectados por la situación económica" a través de la celebración de diferentes mesas sectoriales vinculadas con los diferentes sectores de nuestra economía como la restauración, el comercio, el turismo y la cultura, así como la situación de los autónomos.

Canadell: "Tenemos que hacer un seguimiento muy importante de las empresas que no superen el problema y se acerquen hacia la UCI"

La Cambra quiere incorporar en este proyecto a todas las Cámaras catalanas porque, señala Canadell, este "es un proyecto de país". Un problema de país porque si nuestras empresas no salen adelante, repercute en la economía de todos, motivo por el cual la institución está mirando de "detectar y ayudar a las empresas que puedan ir a la UCI". Para localizarlas, ayudarlas y acompañarlas, animan a que todas expliquen su caso porque, de este modo, la institución tendrá más información a la hora de "buscar alternativas para salvar a las empresas".

Una posibilidad sería, explica el también presidente del Consell de Cambres de Catalunya, poner en marcha un fondo empresarial, pero también "mirar de ayudarlas a través de adquisiciones o fusiones de empresas" y reubicar a los trabajadores de empresas tocadas en otros del mismo sector que necesiten personal. "Tenemos que hacer un seguimiento muy importante de las empresas que no superen el problema y se acerquen hacia la UCI", avisa Canadell.

La unión hace la fuerza

Y es que justamente bajo la premisa de que "la unión puede hacer la fuerza", Canadell considera que si se trabaja bien y se tienen en cuenta las necesidades del tejido económico y productivo del país, se podrá "mirar de recuperar al máximo la capacidad de las empresas". Pero todo esto no será posible si, como lleva semanas diciendo la Cambra, los sindicatos y las patronales, no hay tests masivos ni protecciones suficientes para todos los trabajadores.

Roca: "Sabemos que hay casos de empresas que se aprovechan de la situación, es un problema que tenemos encima la mesa"

En este sentido, el presidente de la Cambra de Barcelona ha recordado que, mientras que "la mayoría de empresas que han vuelto a la actividad no han tenido test y sólo el 35% de las empresas tiene las condiciones necesarias", "no hemos visto que el Estado se haya preocupado de una forma importante", cosa que puede conducir (de nuevo) a una situación grave que nos obligue a volver al confinamiento. Y esto "seria muy grave para la economía", lamenta. De hecho, la Cambra ya trabaja en encontrar la manera de alcanzar a todas las empresas que puedan, pero no será hasta la próxima semana cuando tengan más definida la iniciativa y la expliquen.

Todo ello se tendrá que ir combinando con la gestión de los ERTE y su control para evitar que haya empresas que se aprovechen de la situación. "Sabemos que esto es un problema y lo tenemos encima de la mesa, sabemos que es una opción que puede pasar y que no nos está gustando y sabemos que ha habido casos en esta línea", ha señalado Roca, mientras que Canadell ha añadido que contemplan que haya empresas que lo hagan, pero que esperan que "esto sea la excepción" porque, subraya, "el pequeño y medio empresario intenta hacer las cosas bien y es responsable socialmente".

Desorientación, acción y reacción

"El primer golpe fue duro, de desorientación", explica el presidente de la Cambra de Terrassa, Ramon Talmàs, en una conversación con VIA Empresa.

Talamàs: "Habrá cierres empresariales, fusiones... En el próximo año y medio, habrá muchos movimientos"

Ahora bien, a partir de Semana Santa se abrió un nuevo paradigma. Acción, reacción. Talamàs, que pronto volverá a las oficinas de la Cambra de Terrassa, alerta de las dificultades de liquidez y que "el ICO está bien, pero le falta red y es insuficiente por el papeleo". Una crisis que va para largo y que constatará un desajuste entre capacidad productiva y demanda.

Así pues, se están complementado los equipos profesionales de las Cámaras con la colaboración de empresarios y profesionales dispuestos a asesorar a otras empresas siempre y cuando, "no exista un conflicto de intereses". Un proyecto que se está liderando y pivotando desde las Cambres de Barcelona, Terrassa y Girona.

Reactivar la rueda

"Habrá cierres empresariales, fusiones... En el próximo año y medio, habrá muchos movimientos", augura Talamàs. En cuanto a las medidas gubernamentales ya anunciadas, el presidente de la Cambra de Terrassa critica que "aplazar los impuestos un mes es una tontería" y es partidario de no concebir a los bancos como "culpables de la película".

Talamàs: "Aplazar los impuestos un mes es una tontería"

Entre posibles soluciones, Talamàs propone eliminar aquellos impuestos que van en función de los beneficios, un IVA a seis meses y devolver los impuestos de los últimos seis meses. "Había fórmulas de tesorería mucho mejores de las que se han hecho y centralizar la sanidad es un grave error", espeta. Ahora bien, insiste que no hay tiempo para lamentarse sino para poner los medios de las Cámaras a las empresas para salir de la crisis lo mejor posible.

"Hemos parado la rueda del circulante y lo tenemos que reactivar. La rentabilidad y la liquidez de las empresas son esenciales", concluye.

Més informació
"No queremos despedir, queremos proteger"
Al trabajo, a medio gas
Hagamos de la crisis una oportunidad
Hoy Destacamos
Lo más leido