Una voluntària de la Creu Roja entrega mascaretes al metro | Europa Press
Una voluntària de la Creu Roja entrega mascaretes al metro | Europa Press

"No queremos despedir, queremos proteger"

Pimec reclama a la consellera Àngels Chacón "más concreción" en las medidas económicas para pymes y autónomos, sobre todo para los sectores más afectados

Angustia y preocupación. El empresariado vive con este sentimiento cronificado desde el inicio del estado de alarma porque, como han repetido una y otra vez, ni llega la financiación, ni la moratoria de pago de impuestos para pymes y autónomos hasta el 20 de mayo es suficiente, ni tampoco cuentan con las medidas de seguridad necesarias. Después de reunirse con la ministra de Trabajo hace menos de dos semanas, y someterla a una ronda de preguntas de todos los sectores perjudicados por la crisis del coronavirus, diferentes representantes de Pimec se han encontrado telemáticamente esta mañana con la consellera de empresa y Coneixement, Àngels Chacón, para poner un poco de luz a la oscuridad e incertidumbre en que viven inmersos debido al confinamiento. "No queremos despedir, queremos proteger", ha avisado el presidente de la patronal, Josep González.

Més info: SOS unitario para salvar a las empresas

La consellera ya decía durante la comisión de empresa para explicar las medidas que está tomando el Departament que "si no cuidamos nuestro tejido productivo, tendremos más gasto social" y, precisamente por eso, y después de que González le recordara su propia frase, se ha lamentado de que "cuesta mucho que llegue la financiación", al mismo tiempo que ha subrayado que "dar liquidez a las empresas es una de las cuestiones más necesarias". Medidas necesarias y esenciales que, de momento, sólo se han traducido en "demoras y anomalías", cosa que se suma al "demolidor" informe del Banco de España que, poniéndose en el "peor de los escenarios", prevé una caída del PIB español de hasta el 13% durante 2020 si el estado de alarma se alarga 12 semanas y la economía no se normaliza hasta finales de año. "No se tendría que haber publicitado porque no es adecuado dado el entorno que viven los empresarios", ha advertido el presidente de Pimec.

Si a la falta de medidas económicas -y a las que están aplicadas, pero son innecesarias-, se suma la falta de liquidez y de medidas de seguridad para los trabajadores, el tejido productivo de Catalunya se puede ver muy perjudicado. "No hay mascarillas, no hay tests... Este es un tema de máxima preocupación de las empresas". Porque, si ni siquiera cuentan con medios para garantizar la protección de sus empleados, ¿cómo retomarán sus negocios durante el desconfinamiento?

Las tres fases de la crisis

Chacón, que ha entonado el mea culpa después de admitir que los mensajes contradictorios de las diferentes administraciones "han perjudicado directamente a la ciudadanía y a las pequeñas y medianas empresas", ha recordado que "hace dos meses no podíamos ni imaginar un escenario así", cosa que les ha hecho trabajar sin previsiones y sin todas las competencias que querrían tener después de que el Gobierno limitara las competencias de los diferentes territorios en este sentido.

Chacón: "Los mensajes contradictorios de las diferentes administraciones han perjudicado directamente a la ciudadanía y a las pequeñas y medianas empresas"

Y por eso ha querido justificar, como mínimo, las actuaciones de su Departament. La crisis de la covid-19 ya ha pasado por su primera de tres de las fases: el paro global y simultáneo por sorpresa "que ha sido terrible por todas partes". Ante este panorama, el primer paso que hicieron las administraciones fue "priorizar la vida y la seguridad de las personas", cosa que, una vez pasado el golpe más duro de la crisis, ya era compatible con la aplicación de "medidas que sostengan la actividad empresarial". Pero estas continúan "viniendo con cuentagotas y siendo insuficientes".

Por lo tanto, la primera etapa iba de gestionar una crisis sanitaria nunca vista, mientras, relata la consellera, "analizábamos la crisis económica que deriva en una crisis social que ya se ve ahora". Pero volvemos a lo mismo. Por un lado, "la musculatura financiera de la Generalitat es la que es" y esto no permite tener una capacidad suficientemente ágil de reacción; y, por el otro, "no tenemos los medios". Esto afecta a la segunda etapa, la gestión de la crisis de economía para muchas empresas y autónomos, donde la incertidumbre, la sensación de miedo y la inseguridad no ayudan a hacer previsiones a largo plazo.

Medidas al detalle...

En este sentido, Chacón ha querido dejar muy claro que "pondremos todos los recursos que hagan falta para volver a una cierta reactivación de la actividad, pero hay elementos que no controlamos como el virus, la sensación de miedo y la inseguridad que tienen las personas". Justamente por eso, "hacen falta una serie de protocolos y medidas", que se están elaborando en dos direcciones: los mínimos que sí o sí tienen que garantizar los negocios y empresas, y medidas al detalle para cada sector.

Chacón: "O muchas empresas se transforman o no sobrevivirán"

Todo ello, puerta -inevitablemente- al replanteamiento del entorno internacional de cara al futuro. Buscar nuevas oportunidades se convierte en asignatura obligatoria en la colaboración público-privada porque, señala la consellera, "habrá cosas que cambiarán para siempre, como nuestros modelos de consumo, la demanda o el tráfico de mercancías".

Y este tercer punto toma especial importancia en Catalunya dada su economía internacionalizada, que representa en torno el 26% de las exportaciones de todo el Estado español y, por lo tanto, "nos afecta más que a otros lugares que no dependían tanto del exterior".

...y ayudas generosas

Y, mientras tanto, hay que continuar pensando en el comercio, en el turismo y en la restauración, en definitiva, en los sectores más tocados por la crisis, mientras se gestiona el resto. El presidente de Pimec Comerç, Àlex Goñi, ha lamentado en este sentido que el incremento de 7,5 a 9 millones de euros del dinero que el Departament de empresa destina al comercio "no es proporcional" a los daños que están sufriendo" porque volvemos a estar a las puertas de un final de mes complicado y se tienen que pagar los recibos. El turismo, también preocupado, sólo puede cogerse a una nueva manera de plantearlo -si se puede-, que podría basarse en "estimular la demanda" a través de "pequeños bonus" porque, apunta la consellera, "habrá gente que querrá ir de vacaciones pero no se lo podrán permitir".

González: "Los empresarios queremos mantener la seguridad de las empresas, pero nos faltan los elementos para garantizarla"

Y la industria, sector al cual, "más que nunca, habrá que ayudar y potenciar" porque "o muchas empresas se transforman o no sobrevivirán". Y es que, como dice Chacón, "ahora ya es hora del tejido productivo y las ayudas tienen que ser generosas". Habrá que esperar a ver cómo lo continúa encarando el Gobierno y qué puede hacer la Generalitat dentro de sus posibilidades, para acelerarlo.

"No queremos despedir, queremos proteger", sentencia González para insistir en que "los empresarios queremos mantener la seguridad de las empresas, pero nos faltan los elementos para garantizarla", así como que "esperamos que la liquidez necesaria que nos tienen que dar los bancos llegue cuando antes mejor y que entiendan que no se tiene que hacer negocio con esta crisis porque, esto, ya ralla el análisis ético de las cosas".

Més informació
Al trabajo, a medio gas
Respuestas ministeriales que dan luz a trabajadores, pymes y autónomos
Hoy Destacamos
Lo más leido