El teixit productiu i la salut de les persones, les prioritats del Departament d'Empresa i Coneixement | iStock
El teixit productiu i la salut de les persones, les prioritats del Departament d'Empresa i Coneixement | iStock

SOS unitario para salvar a las empresas

Àngels Chacón asegura que el Departament d'Empresa i Coneixement trabaja para que "la crisis de liquidez y tesorería, no se convierta en una crisis de solvencia"

"Garantizar que los problemas de liquidez y tesorería no se acaben convirtiendo en un problema de solvencia". Este es el reto del Departament d'Empresa i Coneixement que, a pesar de tener las manos atadas con unos presupuestos prorrogados, está poniendo en marcha líneas de ayudas que ayuden al tejido empresarial de Catalunya a paliar los efectos de la crisis del coronavirus. Precisamente en este sentido, la consellera Àngels Chacón ha reclamado la aprobación urgente de la ley de facilitación de la actividad económica para generar 38 millones de euros de ahorro a las empresas. Lo ha hecho durante una comparecencia telemática para explicar las medidas que está tomando la Conselleria, donde, como es habitual, los reproches de algunos partidos políticos han sido los protagonistas de la sesión. A pesar de esto, todos con un objetivo común: salvar las empresas y garantizar los puestos de trabajo.

Més info: Respuestas ministeriales que dan luz a trabajadores, pymes y autónomos

Insistiendo una y otra vez en que "nuestra prioridad es el tejido productivo", pero también la "larga vida a la salud de las personas, que son las que nos pueden ayudar a que no desaparezca este tejido", Chacón ha querido dejar claro que "tenemos que proteger a los trabajadores, pero también a las empresas" para esquivar, de este modo, que todo ello derive en una crisis de solvencia. "Somos un país de pymes y casi el 95% de nuestras empresas tienen menos de 10 trabajadores", ha recordado la consellera para enfatizar en la importancia de no dejar caer estos negocios que, de retruque, pueden dejar sin trabajo a muchas personas. Y, para eso, es básico "garantizar un puesto de trabajo para ellos".

La consellera Àngels Chacón compareix per explicar les mesures que ha pres el Departament d'Empresa i Coneixement en la crisi del coronavirus | Cedida

La consellera Àngels Chacón comparece para explicar las medidas que ha tomado el Departament d'Empresa i Coneixement en la crisis del coronavirus | Cedida

Para garantizar todo esto, por un lado hace falta "no olvidar" la economía productiva y, por el otro, hay que aprobar el anteproyecto de ley de facilitación de la actividad económica para eliminar burocracia porque la norma impactaría sobre 564.000 empresas, un 89% del tejido productivo antes de la crisis. "Si no cuidamos al tejido productivo, la crisis social y económica será mucho más difícil de combatir", ha advertido.

Frenada en seco y por sorpresa

Y es que, a todo ello se le suma el hecho de que la economía catalana está muy abierta al mundo y esto quiere decir que todavía "está más expuesta". Catalunya "ha sufrido una frenada en seco del crecimiento de la economía de un día para el otro", en un momento en que estaba creciendo por sexto año consecutivo. Esto quiere decir que la emergencia "nos sitúa en un escenario totalmente diferente" porque, como subraya Chacón, se estima que el PIB ha caído un 43% en marzo y que el paro se ha elevado un 5,5% hasta las 417.000 personas sin empleo y con más de 101.000 ERTE.

Este es el resultado de la declaración del estado de alarma y de las consecuentes restricciones laborales. Un panorama que ahora mismo se presenta como una "crisis de liquidez y tesorería", pero que hay que evitar, de todas todas, que desemboque en "una crisis de solvencia" porque, sino, advierte, "lamentaremos la desaparición de muchas empresas". Pero todo esto, a pesar de los reproches de algunos grupos, no depende sólo del Govern. "Necesitamos que desde el Estado se comprendan las necesidades del tejido productivo", ha pedido Chacón.

Chacón: "Ahora hay una crisis de liquidez y tesorería, que no puede derivar en una crisis de solvencia porque si no lamentaremos la desaparición de muchas empresas"

Un tejido productivo en que el comercio, el turismo, la hostelería y la restauración forman parte y han sido -y serán- los sectores más golpeados por la crisis. De hecho, la consellera ha puesto encima de la mesa que el comercio pierde cada semana 525 millones de euros, con un 60% de las tiendas cerradas y un 65% de los trabajadores -209.700 empleados- a casa. La respuesta del Ejecutivo estatal a esto ha sido aplazar un mes el pago de impuestos, cosa que el Govern aplaude con cariz agridulce: "Lo celebramos, pero todavía nos parece insuficiente".

Mientras tanto, el Departament pone en marcha las medidas que puede y la consellera ya ha anunciado la ampliación hasta 3,5 millones de euros de la línea de ayudas para el sector turístico -sobretodo para profesionales y para microempresas-, que se suma a la línea de 9 millones de euros destinada al comercio.

Turismo de proximidad y cambio de rumbo

En este sentido, la Conselleria ya trabaja en la elaboración de un plan de contingencia "para dirigirnos de forma directa a los mercados de proximidad: catalán, español, francés y norte de Italia", cosa que modifica el rumbo en la estrategia del Departament, que se basaba en diversificar y desestacionalitzar. Todo esto, lamenta Chacón, "ha quedado parado de golpe".

Chacón: "Hay que fomentar el turismo doméstico porque de esto depende mucho la evolución de nuestra economía"

Ante esto, Empresa está monitorizando a diferentes agentes del sector para "estar a su lado y elaborar estrategias que nos permitan reaccionar muy rápido". Reaccionar rápido y sobre la marcha porque el panorma es muy versátil y cambia cada día y, por lo tanto, todavía hay muchas incertidumbres para el sector de cara a verano. De momento, la estrategia se tiene que basar en el "fomento del turismo doméstico" porque, a pesar de que los 7,5 millones de habitantes de Catalunya no son los 19 millones de turistas que la visitaban en 2019, y está claro que "no lo podremos compensar", este sector representa el 12% del PIB catalán y el 14% del empleo en Catalunya. De hecho, lo que pase en este sector nos tiene que preocupar a todos porque, alerta la consellera, "de esto depende mucho la evolución de nuestra economía".

Fomento del pequeño comercio, del turismo doméstico y del consumo consciente para que el tejido productivo de Catalunya no muera y pueda salir adelante de esta crisis. Porque, además, a parte del comercio que ha tenido que bajar persianas, "las empresas que pueden abrir también ven muy reducida su facturación" y esto se tiene que tener en cuenta.

Un país de conocimiento y capacidad de reacción

A todo esto, se añade el hecho que "esta crisis ha puesto en evidencia el papel central del conocimiento en la elaboración de cualquier tipo de estrategia" y ha demostrado, a su parecer, que "una sociedad no suficientemente basada en el conocimiento, dispone de menos capacidad de reacción". Justamente por esta razón, Chacón propone que "ahora más que nunca convendría plantearnos cómo se tienen que relacionar centros de investigación y universidades" porque, señala, "queremos un tejido productivo basado en la excelencia y el conocimiento".

En este sentido, el programa Orfeu elaborado por el Departament permitirá que los centros de investigación de Catalunya hagan 170.000 tests diagnósticos de coronavirus en seis semanas, un programa en que el Govern invertirá 1,38 millones de euros. "Estos días hemos demostrado la gran capacidad de reacción que tiene nuestro sistema de investigación de Catalunya: las instalaciones trabajan 24 horas al día y 7 días a la semana para proporcionar tests fiables", ha recordado.

Chacón: "Una sociedad no suficientemente basada en el conocimiento, dispone de menos capacidad de reacción"

Si a esto se suma un sistema universitario con más de 200.000 estudiantes reglados y 20.000 profesores, que ha sido capaz de "funcionar en pleno rendimiento" después de un mes de confinamiento, es esencial tenerlos en cuenta a la hora de tomar decisiones. "Se ha facilitado al máximo que las decisiones globales, en el nivel de sistema universitario, fueran tomadas mediante las diferentes comisiones y grupos de trabajo del Consell Interuniversitari de Catalunya", ha asegurado.

Y es que, como dice la consellera, "habrá que pasar a la concreción que pasa por tener siempre en cuenta qué es la realidad no sólo de nuestro tejido empresarial, sino también de nuestro sistema de conocimiento y ponerlo en valor". Para, así, "estar reactivados económicamente bien pronto".

Més informació
Al trabajo, a medio gas
Un desconfinamiento "improvisado e irresponsable"
Hoy Destacamos
Lo más leido