Formación y deporte para cambiar Asia... Desde Valencia

La Universidad Politécnica de Valencia lidera la reconversión de centros de India, Sri Lanka e Indonesia para convertirlos en referencia en formación derivada al mundo del deporte

EuropaPress 2866802 universitat politecnica valencia upv EuropaPress 2866802 universitat politecnica valencia upv

Hay proyectos que apenas trascienden a la sociedad, pero que tras generar un cambio en la región propia acaban convirtiéndose en referentes para lugares tan lejanos que uno pone en duda si el choque de culturas los hará o no efectivos.

En época de guerras, enfrentamientos, conflictos y más que posibles crisis económicas, algunos fondos europeos se siguen destinando a la interrelación con otros continentes, con el fin no solo de generar nuevas sinergias sino de estrechar lazos en diversos ámbitos.

Cuando uno escucha Erasmus, suele devenir su pensamiento hacia jóvenes de fiesta que, aprovechando sus años de facultad, viajan a otros países para estudiar. O en teoría, para hacerlo, mientras se divierten la mayor parte del tiempo. Algo, dicho sea de paso, que no debería ser en absoluto reprobable a ciertas edades. Pero que adultos ya amargados por el día a día fatigoso en lo laboral miran con envidia y critican por el simple hecho de no haber podido hacerlo.

Personas distintas, de nacionalidades diversas, con creencias diferentes, que no solo son capaces de trabajar y avanzar en equipo sino que muestran que la interculturalidad es una ventaja y no un inconveniente

Abramos paréntesis para explicar algo, que debería ser obvio pero como otras tantas cosas se esfuma en el imaginario colectivo si no es recordado de manera constante: en un mundo donde toda la información está al alcance de cualquier persona con conexión a internet, lo que te da trabajo en el futuro son las relaciones. No los estudios. Y tejer una red cuando inicias tu andadura profesional acaba otorgando más oportunidades que una matrícula de honor en muchos casos.

Dicho esto, retornemos al proyecto Spirit. O cómo la Universidad Politécnica de Valencia, junto a facultades de Portugal y Chipre, lidera la reconversión de centros de La India, Sri Lanka e Indonesia para convertirlos en referencia en formación derivada al mundo del deporte.

Habitualmente asociada a las carreras científicas, la investigación y el desarrollo de startups, cabe recordar sin embargo que en la capital del Turia nació hace 18 años el Máster de Gestión Deportiva más antiguo de España, que todavía hoy aglutina a nivel presencial y online más de medio centenar de alumnos por edición y por donde han pasado atletas de élite como los internacionales (y muchos olímpicos) Elisa Aguilar, Sugoi Uriarte, Laura Gómez, Víctor Luengo, Javier Eseverri o Dani de Benavites.

En base a ello, y con la colaboración de sus socios europeos, desde hace varios meses preparan a profesores y doctores asociados al mundo del deporte (especialmente en áreas como Educación Física o Fisioterapia) para no solo convertirse en pioneros en este tipo de formación, sino también detectar perfiles que ayuden a sus países a consolidar una oferta inexistente hoy día.

En la Lovely Professional University de la región india del Punjab, cada día se encuentran en sus instalaciones un total de 35.000 alumnos. Comienzan a proliferar internamente las business schools. Y a abrir los ojos a las oportunidades laborales que ofrece la práctica deportiva en materias como marketing, comunicación, gestión de eventos, dirección de entidades o instalaciones y hasta reconfiguración de federaciones.

Sin embargo, no es lo diferencial el programa en sí. O los participantes. Es el mensaje que se traslada después de cada encuentro. Personas distintas, de nacionalidades diversas, con creencias diferentes, que no solo son capaces de trabajar y avanzar en equipo sino que muestran que la interculturalidad es una ventaja y no un inconveniente, como en ocasiones parece por los conflictos en Europa o Sri Lanka.

Y, asimismo, la potenciación de hábitos saludables, de crecimiento económico en una industria que siempre está en expansión y de generación de oportunidades para cualquier persona independientemente de su nivel adquisitivo. Ese es el Spirit del que se habla. Y que se está convirtiendo en uno de los caminos para mejorar la vida de mucha gente.

Més informació
Cuando peatonalizar una ciudad dificulta limpiarla (y disfrutarla)
Todo al 2030... Con el riesgo que ello conlleva
¿Cambiarás tu vida con tiempo para pensar en las playas de Valencia?
Hoy Destacamos
Lo más leido