Como podemos prevenir las lesiones de pie y tobillo en los corredores?

El conocimiento de la morfología el pie, el calzado y la correcta preparación y recuperación después de la actividad física puede ayudar a no padecer el daño

Como prevenir lesiones de pie y tobillo? | iStock
Como prevenir lesiones de pie y tobillo? | iStock

Correr es una manera efectiva, rápida y muy atractiva de hacer salud que se ha convertido en la realidad actual de nuestras calles, llenas de vecinos y amigos que salen a hacer kilómetros. Parecía una moda, pero ya es un hábito muy saludable arraigado a la rutina de muchos de nosotros, donde los fines de semana la oferta de carreras de cualquier distancia es amplia y variada.

Para correr sólo se necesitan ganas, equipamiento adecuado y sobre todo una correcta prevención de posibles lesiones. La Unidad de Pie y Tobillo de Clínica Diagonal te quiere dar unos consejos básicos para ayudarte a alejar el peor enemigo de un corredor: la lesión que nos hace parar.

La prevención de las lesiones tiene tres pilares fundamentales:

  • El conocimiento de la morfología del pie
  • El calzado
  • La correcta preparación y recuperación después de la actividad.

Conocer la morfología del pie del corredor:

El conocimiento y un correcto estudio del tipo de pie que tenemos es esencial para prevenir las lesiones futuras y para lograr un mejor rendimiento.

Hay tres tipos de pie que se consideran "normales" siempre que no haya ni dolor ni molestias:

  • El pie plantígrado, que es el pie "normal" por excelencia.
  • El pie plano que es un pie con disminución del arco plantar (arquitectura ósea del pie).
  • Y el pie cavo que es un pie con aumento del arco plantar ("pie con más puente")

"Me duele el tobillo cuando corro"

Es frecuente que los problemas iniciales de un pie plano aparezcan en forma de dolor en la cara interna del tobillo después de los primeros metros o kilómetros de correr, sobre todo, si lo hacemos por determinados terrenos tales como el asfalto, o con alguna zapatilla de deporte en concreto. De hecho, en un primer momento, el pie plano mantiene la parte de dentro (arco plantar) normal y sólo hay una inflamación del tendón del tibial posterior (tendinitis).

Si un corredor tiene dolor muy frecuentemente en el tobillo, es aconsejable pedir visita con un traumatólogo para que lo estudie y proponga un tratamiento, normalmente con rehabilitación / fisioterapia y plantillas, adecuado a las características de cada caso. De lo contrario, estas tendinitis pueden acabar rompiendo el tendón y/o mantener el dolor, haciendo que el pie plano progrese.

Los corredores pueden tener otros problemas como el dolor por la inflamación de los tendones de la parte de encima del pie y delante del tobillo (tendinitis de los extensores o del tibial anterior). En estos casos, una visita al traumatólogo para el diagnóstico, tratamiento y prevención es clave para evitar empeorar las lesiones.

"Me han dicho que tengo un pie plano, ¿puedo correr?"

Aunque hay diferentes fases en la evolución del pie plano, desde inflamaciones que mejoran rápido, tendinitis, o graves artrosis que provocan dolor a diario, los primeros momentos (estadios iniciales) de un pie plano no deberían impedir salir a correr; teniendo siempre cuidado en la elección del calzado, escogiendo bien el terreno por donde correremos y llevando a cabo una buena preparación física de forma previa.

Más Información
Genética y deporte
Las dietas y los suplementos antioxidantes son saludables para todo el mundo: ¿mito o verdad?
Diferencias entre hacerse un test de intolerancias y un estudio genético
Hoy Destacamos
Comentarios