Los cafés del Cercle: ¿trago dulce o amargo para el poder económico?

Quim Torra y Juan José Brugera inauguran la XXXV reunión de la entidad en Sitges debatiendo sobre el futuro de la economía catalana

Tuesta y Brugera bajan las escaleras del hotel Meliá minutos antes de la inauguración de la XXXV reunión en Sitges | ACN Tuesta y Brugera bajan las escaleras del hotel Meliá minutos antes de la inauguración de la XXXV reunión en Sitges | ACN

Calles, arte y mar. Sitges acoge la inauguración de la XXXV Reunión del Cercle d'Economia en el ya mítico Hotel Meliá, que recibe a diferentes personalidades que aprovechan la ocasión para hacer cafés, muchos de ellos sentados en el jardín del complejo ante la piscina. La presidenta del Puerto de Barcelona, Mercè Conesa, se sienta acompañada del presidente de la Fira de Barcelona, Pau Relat, minutos antes de que el presidente del Cercle d'Economia, Juan José Burgera, y el president de la Generalitat, Quim Torra, inauguren la reunión. Bajo el lema Un mundo desordenado: economías en transición, democracias en peligro, Brugera abre la sesión advirtiendo de que "la pérdida de poder económico empieza a a notarse" en Catalunya, motivo por el cual envía un claro mensaje a Torra: "El Cercle se pone a disposición del Govern para conformar un proyecto factible y ambicioso".

Més info: El Círculo se abre con censura

Con la sala Tramuntana cada vez más llena de gente, el presidente del Cercle hace referencia a la nota de opinión que la entidad publicó hace unos días para explicar que el objetivo durante los cercanos cinco años "es el fortalecimiento de las instituciones de la Unión Europea" porque, "sólo de este modo, se podrá responder a la tentación populista que hoy sobrevuela Europa".

Todo ello, bajo la atenta mirada de personalidades como la consellera d'Empresa i Coneixement, Àngels Chacón, el conseller d'Acció Exterior, Alfred Bosch, el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, el presidente de Cecot, Antoni Abad, el presidente de Caixabank, Jordi Gual, o el delegado del Estado al Consorcio de la Zona franca (CZFB), Pere Navarro, entre otros.

Desde buen comienzo, Torra repasa todos los acontecimientos que han pasado a lo largo de este año. Empieza recordando que cuando vino en 2018, llevaba poco más de dos semanas al frente del Govern. Ahora, después de haber pasado por las elecciones españolas, municipales y europeas en cuestión de un mes, el futuro cambia de color como lo han hecho los mapas electorales.

El president de la Generalitat, Quim Torra, amb el president del Cercle d'Economia, Juan José Brugera | ACN

El president de la Generalitat, Quim Torra, con el presidente del Cercle d'Economia, Juan José Brugera | ACN

Es justamente por este cambio, que el Cercle ya alertaba que "la tentación populista amenaza a los fundamentos mismos de nuestras democracias liberales", al mismo tiempo que Brugera aprovecha para puntualizar "la necesidad de acompasar la lucha contra la herencia que nos deja la crisis", pero también para reclamar ante Torra "la salida del conflicto catalán, una cuestión en la que, desde hace muchos años, el Cercle viene otorgando una consideración prioritaria, conscientes de su gravedad y de la necesidad de canalizarlo por la vía del diálogo y la negociación".

Los obstáculos del Estado

Mientras que el presidente del Cercle focaliza su atención en la necesidad de "priorizar el gobierno de las cosas", es decir, en centrarse en "las cuestiones que afectan el día a día de la ciudadanía", Torra le reprocha el hecho que "este no ha sido un año normal por Catalunya viviendo en un estado de excepción constantemente", en un tira y afloja diplomático entre los dos ponentes.

Brugera: "Hay que priorizar el gobierno de las cosas, centrarse en cuestiones que afectan el día a día de la ciudadanía"

Los aplausos silenciosos acompañaban la tensión que se respira en la sala Tramuntana del hotel Meliá. El president de la Generalitat se refería al análisis que presentaba el Colegio de Economistas que concluía que los traslados de suyos ha tenido un efecto nulo en la economía, pero también a "la otra vía de presión", que "fue la retirada de depósitos de entidades financieras".

Més info: 1-O, el riesgo económico anunciado que no fue

En este contexto, Torra lamenta la larga lista d"obstáculos por parte del Estado" que han dificultado el crecimiento de la economía catalana cómo, por ejemplo, el "bloqueo presupuestario". Y no sólo esto. "¿Cuántas veces se nos ha prometido la puesta en marcha de Corredor Mediterráneo?", se cuestiona, para argumentar que todas las prometidas incomplertes también ponen palos a las ruedas al panorama económico de Catalunya.

Inauguració de la XXXV reunió del Cercle d'Economia a Sitges | MEM

Inauguración de la XXXV reunión del Cercle d'Economia en Sitges | MEM

Ahora bien, a pesar de que "la coyuntura es compleja", el president de la Generalitat subraya que "la economía catalana demuestra una resiliencia envidiable y hace buenas pasos adelante", al mismo tiempo que pone encima la mesa el hecho que se trata d"una economía que tiene que salvar un déficit fiscal, el 8% del PIB catalán, y un déficit crónico de infraestructuras".

La economía catalana "va bien"

Argumentos en mano, Torra empieza a hacer un repaso por todos los récords que ha batido últimamente la economía catalana. "El año pasado batimos el récord histórico de exportaciones por octavo año consecutivo, lideramos las exportaciones del Estado español y ya exportamos casi el 75% de los productos catalanes fuera del Estado español. Somos un país global en un mercado global", añadía.

Un país global que cuenta con un puerto en su capital que también registró récords de actividades incrementando, entre otros, el tráfico de contenedores un 6,2% durante el primer trimestre de 2019; un aeropuerto que también eleva sus cifras mas a mes o un turismo de reuniones que ya se ha posicionado como un referente mundial de los congresos en Barcelona.

Més info: Las trabas del Estado que restan competitividad al Puerto de Barcelona

Además, el paro ha mejorado notablemente en Catalunya, que ya se planta con un 11,64% rebajando 13 puntos el porcentaje en comparación con ahora hace seis años, mientras que la desocupación al resto del Estado escala hasta el 14,7%. De este modo, y teniendo también presentes las grandes inversiones extranjeras que se hacen en Catalunya, "la economía catalana continúa generando ocupación".

Catalunya mira a la China

Entre economía catalana y trabas del Estado, el president de la Generalitat también mencionava la guerra comercial entre los Estados Unidos y la China, que definía como "momentos convulsos que responden a unas economías en transición y a un mundo entero en transición". Una transición caracterizada básicamente por los cambios y evoluciones tecnológicas y por el interés creciente de todas las empresas, pero también administraciones públicas, de transformarse digitalmente para no caer en el olvido.

Més info: Google vs. Huawei, una guerra por tierra, mar y redes

"Los cambios tecnológicos se están produciendo a toda la economía, un cambio de la centralidad de la economía mundial que mira hacia el este encabezado por la China", relata Torra, que insistía: "La solución no es fácil, pero el camino está claro: tecnología, educación investigación, innovación". Precisamente por eso, sostiene, "es imprescindible avanzar en varios sentidos: aumentar la formación de nuestros trabajadores, importancia de la recaudación y retención del talento", pero también mejorar las condiciones de salud y de seguridad del trabajo e invertir en activos productivos intangibles", así como "potenciar las economías de escalera y mejorar la dimensión mediana empresarial para incrementar la productividad".

Torra: "China e India gradúan cada año a una Catalunya entera en ciencia y tecnología"

Porque en Catalunya, la productividad sí que es una asignatura pendiente. De hecho, según el informe El modelo productivo y la productividad en Catalunya, la economía catalana crece al ritmo de las economías occidentales adalides, pero el modelo productivo se sitúa por debajo de la media. Y aquí nos tenemos que poner las pilas si queremos estar al nivel del resto de Europa.

Y no sólo al nivel del resto de Europa, sino también si queremos estar en la primera división del mundo tecnológico y todavía más teniendo en cuenta que "China e India juntas gradúan cada año a 7,3 millones de estudiantes en ciencia, tecnología... cada año, gradúan una Catalunya entera, tenemos que poder liderar esta revolución tecnológica que viene".

Un país lleno de vida con oportunidades para todo el mundo

"No quiero un país vacío, quiero un país vivo, lleno de actividad y de gente, que pueda salir adelante su proyecto de vida personal y profesional y por eso necesitamos este equilibrio y esta sostenibilidad". Las palabras del president de la Generalitat suenan muy claras y contundentes. "Queremos un país que tome parte de las soluciones del problema global".

En este sentido, anuncia que el próximo año, todas las capitales de comarca ya disfrutarán de fibra óptica y, de hecho, el Govern ya trabaja para que llegue a todos los rincones de Catalunya. "Todo el mundo tiene que tener las mismas posibilidades y las mismas infraestructuras".

Torra: "La revolución tecnológica tendrá que ir acompañada de una revolución democrática"

Pero lo que tiene claro, todo y las palabras del presidente del Cercle, es que "la revolución tecnológica tendrá que ir acompañada de una revolución democrática" y que, justamente por eso, "Catalunya tiene que poder situarse en medio del zarandeo conociendo el poder de China". Y todo, recordando que "formamos parte del Europa de los cafés, del humanismo y de los valores europeos". Un ambiente que se vive por las calles y rincones de Sitges, donde "te encuentras en cada esquina el mar que rompe constando contra la iglesia". "Esta es mi idea de Europa, la de un horizonte de mujeres y hombres libres", concluía Torra para dar por inaugurada la XXXV reunión del Cercle d'Economía.

Hoy Destacamos
Comentarios (1)
Isabel Hace 6 meses
Aquesta gent del Cercle pertanyen a un món passat i volen seguir manant per mantenir els seus privilegis. Volen la tercera vía que saben que a Madrid no la vol ningú i a Catalunya tampoc. Llavors només representen els seus interessos en contra dels catalans.

Lo más leido