El negocio de la moda en Cataluña pone el cliente al centro de su estrategia | iStock
El negocio de la moda en Cataluña pone el cliente al centro de su estrategia | iStock

Catalunya no pasa de (la) moda

Las casi 800 empresas del sector facturan 14.500 millones de euros y ocupan casi 64.500 personas en territorio catalán

Una "economía productiva, innovadora, integradora, sostenible y abierta en el mundo". Así es la economía catalana y así es, también, el sector de la moda en Catalunya. La consellera d'Empresa i Coneixement, Àngels Chacón, tiene claro que para ser competitivos "hay que posicionar a Catalunya como un en lo referente a escalera internacional" y, precisamente por eso, pide "tomar conciencia y cuantificar qué representa toda la cadena de valor del sector de la moda, con más de 800 empresas en Catalunya". Lo ha dicho durante la presentación del estudio elaborado por el Departament d'Empresa i Coneixement sobre el sector de la moda en Catalunya entre 2012 y 2017 a pocos días de la celebración de la 080 Fashion Week, donde se ha puesto de manifiesto que las 793 empresas que se dedican facturan 14.500 millones de euros y dan trabajo a prácticamente 64.500 personas.

La taula rodona celebrada a Acció que planteja els reptes de futur de la moda a Catalunya

La mesa redonda celebrada en Acció que plantea los retos de futuro de la moda en Catalunya

Con la sala de Acció llena a rebosar -con gente de pie y otras personas que ni siquiera han podido acceder-, Chacón ha puesto especial énfasis en el hecho que la moda "es talento, creatividad e industria", motivo por el cual también pide "tomar conciencia de la importancia que tiene por la facturación e imagen de nuestra economía". Una imagen que demuestra la evolución de Catalunya a lo largo de los años y que se adapta a las transformaciones que vive el mundo, pero que no olvida sus raíces. En palabras de la directora de desarrollo del negocio y responsable de los partnerships estratégicos de 21 Buttons, Cristina Llibre, "el online tiene que ser la continuación del offline, de cara a futuro tenderemos a tener una tienda con más experiencia".

Más info: La moda catalana desfila por la pasarela de la 'ecommerce'

Las empresas que tienen sus propias cadenas de tiendas, además, han impulsado el crecimiento del sector un 2,4% anual, pero aquí se tienen que sumar las compañías de nueva creación que ya nacen "en base a propuestas de valor diferenciadas, nichos de mercado de crecimiento y mayor rentabilidad en el mercado", que es el futuro que ya tenemos a tocar en Catalunya.

Competir a escala global

El estudio también detecta que las marcas de moda de dimensión pequeña o media con sede en Catalunya compiten con las grandes marcas globales. Muchas de ellas basan su estrategia en el low cost, al mismo tiempo que crecen las marcas prèmium o en el ámbito del lujo. "O enamoras o eres barato, pero si optas por ser barato, tienes muchos riesgos de fracasar", sostiene el CEO de Andge Investments, Jan Andreu, que ha confesado que su empresa ha decidido "cargarse el Black Friday" porque su objetivo es, precisamente, enamorar y no hacerlo a expensas de la calidad de su producto. "Se está produciendo una redefinición del lujo, que será mucho más sutil y más relacionado con la experiencia", relata.

Chacón: "La moda, ni mucho menos es un sector de los que esté acabando, es y seguirá siendo"

Justamente la del Black Friday y los descuentos permanentes es una cuestión que ha influenciado mucho el sector de la moda, dividido entre lanzarse de hacia las rebajas sin fecha establecida o bien hacerlo sólo cuando toca porque, según el presidente del clúster ModaCC y director de Designer Society & Teoh y Lea, Pep Generó, los descuentos permanentes "deterioran la cuenta de resultados". "Veremos qué pasa -continúa-, pero hay a empresas que apostarán por el descuento permanente y otros que marcharán de este mundo para apostar por otros modelos comerciales".

Pep Generó i Àngels Chacón expliquen la importància de créixer internacionalment de les empreses catalanes

Pep Generó y Àngels Chacón explican la importancia de crecer internacionalmente de las empresas catalanas

De hecho, la directora de Monobrand de Desigual, Natalie Schmidt, considera que "el Black Friday ha venido para quedarse porque el cliente es el que quiere y luchar contra esto es muy difícil. Es aquí y lo ha cambiado todo: los descuentos, las rebajas y la Navidad, pero lo tenemos que entender como una oportunidad para ser más creativos y añadir un valor".

El cliente, en el centro del mundo

Si bien los clientes son innovadores en sus maneras de compra -un 40% de los consumidores a escala internacional ya son omnicanales-, las empresas se tienen que adaptar a esta realidad e ir de la mano de las preferencias de las personas. En este sentido, la sostenibilidad aparece como nuevo criterio de compra y, a pesar de que el estudio señala que "todavía no es tan importante como el precio y la marca", continúa creciendo este tipo de demanda. El problema, pero, es que como apunta la consultora de Cluster Development, Maria Pedrals, todavía "no hay un consenso de que quiere decir sostenibilidad en este sector, cada uno ve diferentes aspectos" y las empresas tienen que adaptarse según su propio criterio. De hecho, si el mercado de segunda mano también crece con fuerza en el sector es seguramente porque muchos lo vinculan con la sostenibilidad.

Sanahuja: "El sentimiento de proximidad del consumidor hacia una marca se tiene que conseguir con la personalización y emoción en el proceso de compra, más allá de la experiencia"

Pero "lo más relevante de los cambios del negocio es la conexión con el cliente final, que esté en el centro", cosa que hace que vender ya no sea la única prioridad de las empresas. Es por eso que muchas optan por convertir el trato con el cliente en una experiencia vivencial. Una experiencia que a menudo empieza en internet y que, justamente por este motivo, empuja a las compañías a ver su futuro en la omnicanalidad.

Más info: El antropocentisme es el futuro del 'retail'

El responsable de comunicación de Epson Ibérica, Raul Sanahuja, añade un punto más a la cuestión y es "el sentimiento de proximidad del consumidor hacia una marca", cosa que se tiene que conseguir con la "personalización y emoción en el proceso de compra, más allá de la experiencia". Y la moda también es posible imprimirla.

Transformación digital, sostenibilidad, proximidad, innovación, internacionalización... La moda es un sector que siempre ha sido un reflejo de la imagen de Catalunya y que lo continuará siendo porque, según la consellera d'Empresa i Coneixement, "ni mucho menos es un sector de los que esté acabando, es y seguirá siendo".

Más Información
Las rebajas, una tregua a la guerra de las promociones permanentes
Black Friday: la historia interminable de las rebajas
Hoy Destacamos
Comentarios