Cellnex, una historia de inversiones, ingresos y... números rojos

La compañía de telecomunicaciones pierde 15 millones de euros por el coste de los ERO a sus filiales, pero cierra el 2018 con un 14% de beneficios

Cellnex presenta sus resultados del 2018 | MEM Cellnex presenta sus resultados del 2018 | MEM

Es la primera vez en la historia de Cellnex Telecom que la compañía cierra el año con pérdidas: 15 millones de euros por el coste de 55 millones de euros de los ERO a 180 trabajadores de sus filiales españolas Tradia y Retevisión. También es la primera vez que la empresa logra unos ingresos de 901 millones de euros -el 2017 fueron 792 millones de euros- y que la aportación al Ebitda fuera de España representa más de la mitad que la del Estado: concretamente un 56% y pasa de los 500 millones de euros el 2017 a los 591 millones el 2018 con un incremento del 18%. Y, además, es la primera vez que el grupo contabiliza el ejercicio 2018 bajo la normativa contable IFRS 16, que establece que los alquileres ya no forman parte del gasto corriente, sino que se consideran deuda financiera.

Més info: Cellnex mostrará en el MWC las últimas soluciones en 5G

Si bien es cierto que Cellnex Telecom ha entrado en números rojos, también lo es que, según ha asegurado el CEO de la empresa, Tobias Martínez, durante la presentación de resultados del 2018, "hoy no nos preocupamos por el resultado limpio porque la compañía es capaz de generar más caja cada vez dejando al margen el crecimiento".

De hecho, el flujo de caja libre y recurrente (RLCF) se ha incrementado en torno un 10%, pasando de los 279 millones de euros el 2017 a los 305 millones el 2018. "La capacidad de generar caja por acción también continúa creciente", asegura Martínez, que lo justifica bajo el argumento que antes era de 1,2 euros por acción y el 2018 ha escalado hasta los 1,34 euros. Además, su liquidez disponible llega hasta los 1.590 millones de euros.

Mucho deuda, pero (también) mucha inversión

Rebajando la tensión visible por las pérdidas debido a los ERO, el director financiero del grupo, José Manuel Aisa, ha mirado hacia un futuro partiendo de la base que Cellnex Telecom "es un gozo de empresa" y asegurando que las perspectivas para el 2019 "vuelven a ser sólidas". Con esto, ha querido apoyar en las declaraciones de Martínez, que ha insistido en que, a pesar de los números rojos, "los resultados son muy buenos: en continuo crecimiento y en coherencia con aquello que hemos vivido los trimestres previos".

La inversión ejecutada por la compañía ha estado de 670 millones de euros y parte de este dinero han ido destinados en la red de fibra óptica en Cataluña, que, en palabras de Martínez, "nos ha sido muy útil para entender como se desarrolla una red 5G". Pero además de esta inversión, Cellnex Telecom también tiene comprometida una inversión de hasta 1.000 millones de euros más hasta el 2027, posicionándose así como "el único operador de infraestructuras con contratos firmes hasta el 2027 para prestar servicios 5G", según sostiene el consejero delegado del grupo.

Parte de este dinero -580 millones de euros- pertenecen al acuerdo a que han llegado con Bouygues Telecom, que los permitirá adquirir 62 infraestructuras "estratégicas" para la red 5G que ya son de la compañía francesa a partir del 2020 y, cómo han subrayado, los aportará un Ebitda de 39 millones de euros. Esto, destaca Martínez, los permitirá, por un lado, "concentrar el tránsito" y, de la otra, tener unas infraestructuras que "puedan ser compartibles con terceros", así como que estén "dotadas de inteligencia para procesar datos y volverlas al usuario final".

Cambio de las reglas del juego

Los resultados del 2018 están calculados en base a unas nuevas reglas de juego. El terreno ha cambiado y, a pesar de que no es obligatorio para las empresas hacerlo hasta enero del 2019, Cellnex Telecom ha querido ir un paso por adelantado del resto y ya adoptado la norma contable IFRS 16 para la contabilidad del 2018, que establece que los alquileres ya no forman parte del gasto corriente, sino que están entre las amortizaciones y los costes financieros. Esto quiere decir que la deuda del sector aumenta a medida que se capitalizan los contratos de arrendamiento y, por lo tanto, la compañía ya ha contabilizado los alquileres para hacer los números del 2018, motivo por el cual, la deuda escala hasta los 3.166 millones de euros.

José Manuel Aisa i Tobias Martinez durant la presentació dels resultats 2018 de Cellnex | Europa Press

José Manuel Aisa y Tobias Martinez durante la presentación de los resultados 2018 de Cellnex | Europa Press

Según el director financiero del grupo, han querido ser los primeros a adaptarse a la nueva normativa porque "tiene un impacto muy fuerte en concepto de alquileres" y, esto, genera "un impacto importante en nuestra generación de valor".

El cambio en las reglas del juego no sólo viene por este camino. La compañía ha girado la cara de la moneda y, si bien el 2014 el 76% de los ingresos venían de la radio y la televisión y el 24% de las telecomunicaciones, el 2018 ha pasado a ser el 25% y el 75% respectivamente. Además, hace cuatro años, sólo contaban con un 5% de presencia fuera de España; ahora es del 65%. Precisamente por eso, el CEO de Cellnex Telecom considera que "el proyecto de internacionalizar la compañía y traerlo por todo Europa va por buen camino y sigue su curso", a pesar de que tiene claro que "nos queda mucho para hacer en los países en que ya estamos".

Mirando al futuro

En este sentido, en el Reino Unido, CTIL y Vodafone han manifestado que quieren vender sus infraestructuras y, como no podía ser de otra manera, Cellnex Telecom está "interesada" a analizarlo porque, argumenta Martínez, "encaja perfectamente con nuestra razón de ser y con nuestra estrategia".

El objetivo de Cellnex Telecom es crecer en los seis países donde ya están presentes

Ahora bien, no sólo tienen la vista puesta en el Reino Unido, sino que su objetivo es incrementar su presencia en los seis países donde ya están -España, Francia, Reino Unido, Suiza, Italia y Holanda- donde tienen "proyectos de crecimiento" y, aseguran, este 2019 será "un año de mayor actividad", a pesar de que no han querido dar más pistas. Su prioridad es justamente esta. "Tampoco se trata de estar en todos los países, sino que, donde estamos, tengamos capacidad de crecimiento", ha insistido el consejero delegado de la empresa.

Y es que, en palabras suyas, "somos player industrial" y, precisamente por eso, sentencia, "hacemos inversiones eficientes haciendo que tanto el negocio como la actividad crezcan". Perspectivas "sólidas", un incremento más pronunciado del Ebitda alrededor de los 60 millones de euros y "muchas oportunidades de crecimiento a los países donde estamos". Las inversiones son el futuro de Cellnex Telecom y, "gracias" a esto, la compañía crece. Si bien es cierto que el grupo podría tener "un flujo de caja limpio" si no realizaran estas grandes inversiones, también lo es, pues, que si no lo hacen, Cellnex Telecom no podrá llegar allá donde tiene planteado.

Hoy Destacamos
Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leido