El 35% de los comercios y restaurantes de Barcelona Oberta tendrá que cerrar

El 79,2% de los empresarios de la asociación ha aplicado un ERTE por fuerza mayor

La persiana d'un comerç abaixada, com la de les botigues mentre duri l'estat d'alarma pel coronavirus | iStock La persiana d'un comerç abaixada, com la de les botigues mentre duri l'estat d'alarma pel coronavirus | iStock

El 35% de los comercios y restaurantes de Barcelona Oberta prevé no poder reabrir sus puertas y cerrar definitivamente por la crisis del coronavirus, según una encuesta interna de la misma Unió d'Eixos Comercials Turístics a sus asociados. Otro 28% de los socios se ha situado en un punto medio de incertidumbre, mientras que el 37% restante se ha mostrado convencido que superará la situación de emergencia por la covid-19 y podrá recuperar su actividad una vez Barcelona supere la fase 0 de desescalada.

En paralelo, el 72,9% de los empresarios de la asociación –que reúne las 20 principales zonas turísticas de la capital catalana- dice que ha aplicado un ERTE por causa de fuerza mayor, que ha recibido luz verde en un 93,5% de los casos.

Un 75% crítico

En cuanto a las rentas, la mayoría de los negocios de la ciudad asociados a Barcelona Oberta dice que soporta unos alquileres comerciales altos: para el 37% de los encuestados el alquiler representa más del 15% de las ventas; para un 27% más, el alquiler se situaría entre el 10 y el 15% de las ventas; mientras que para el 26% les supone menos del 10%. De la encuesta de la Unió d'Eixos Comercials i Turístics también se desprende que más del 75% de los encuestados valoran como desfavorables las medidas económicas que han tomado las diversas administraciones –local, catalana y española- para superar la crisis del coronavirus.

Més info: Cliccat.cat, el centro comercial 3.0 del comercio de proximidad

Según los empresarios y comerciantes de Barcelona Oberta, las principales acciones que tendrían que haber tomado las diferentes administraciones para ayudar al sector son "ayudas económicas y subsidios directos, la supresión de impuestos y tasas, y la legislación de moratorias, reducciones de alquileres e hipotecas de locales de negocio". De hecho, Barcelona Oberta, junto con otras organizaciones, está presionando a las diferentes administraciones para que otorguen "medidas reales" de ayuda al comercio local de cara a la futura reactivación económica.

La asociación aglutina un perfil de empresas comerciales muy variada, pero el 60% son comercios y establecimientos que entrarían dentro de la categoría de micropymes: un único punto de venta, menos de 20 trabajadores en plantilla y facturación de menos de 1 millón de euros.

Més informació
El comercio se blinda con metacrilato
Hoy Destacamos
Lo más leido