Y tú, a qué juegas?

Simon Sinek defiende en su libro que "en los juegos infinitos no hay ganadores ni perdedores"

Jocs infinits i finits. | Cedida Jocs infinits i finits. | Cedida

En un cruce de la carretera hay una señal.

En un lado indica "Victoria".

En el otro, "Realización".

Debemos escoger una dirección. ¿Cuál escogeremos?

 

Si escogemos el camino a Victoria,

¡El objetivo es ganar!

Experimentaremos la emoción de la competición

mientras corremos hacia la meta.

¡La multitud se reúne para animarnos!

Y, después, se acaba.

Y todo el mundo se va a casa.

(Esperamos poder hacerlo otra vez.)

"Ha llegar la hora de saber a qué estamos jugando". Así es como el editor de Empresa Activa, Sergi Bulat, presenta el libro Juego Infinito de Simon Sinek. Su objetivo es: levantarse "inspirado" cada día, sentirse seguro en el trabajo y satisfecho a la hora de ir a dormir. Sinek es conocido por otras obras como Empieza cono el porqué, Los líderes comen al final, Juntos es mejor o Encuentra tú porqué, pero también en gran medida por su TED Talk Cómo los grandes líderes motivan a la acción con 11,7 millones de visualizaciones.

Bulat: "Ha llegado la hora de saber a qué estamos jugando"

En esta nueva obra estratégica e infinita, Sinek analiza la nueva mentalidad para entender el funcionamiento de las organizaciones. Todo el mundo está invitado. De hecho, hay dos juegos: finitos e infinitos. Los finitos son cosa de "jugadores conocidos", con "normas fijas y un objetivo acordado" que una vez logrado pone punto y final al juego. Los infinitos son cosa de "jugadores conocidos pero también desconocidos", no hay "normas exactas" y todos los participantes pueden actuar tal como quieran y tienen "horizontes temporales infinitos". Y tú, a qué juegas? Y tu organización cómo juega?

"El juego de los negocios encaja en la misma definición de juego infinito", explica Sinek. Es decir, ni se conocen todos los otros jugadores ni hay un conjunto de normas fijas acordadas. Cuando se llega a la meta? No se sabe, si es que se acaba de llegar nunca...  Al más puro estilo Machado: "Caminante no hay camino, se hace camino al andar". Ahora bien, la clave para lograr el éxito es dejar de pensar en quien gana o en quién es el mejor, sino empezar a pensar en como construir organizaciones que sean basta "fuertes y sanas" porque el juego pueda mantenerse vive a lo largo de diferentes generaciones. Mente sana in corporación sana.

Sinek: "Muchos de los problemas de las organizaciones se producen porque sus líderes están jugando a un juego infinito con una mentalidad finita"

Ante todo, es importante aprender a distinguir entre juegos finitos y juegos ininifits para evitar así "muchos conflictos y problemas innecesarios". "Muchos de los problemas con los qué se enfrentan las organizaciones se producen porque sus líderes están jugando a un juego infinito con una mentalidad finita", alerta Sinek. Esto, a su parecer, implica refugiarse en "innovación, esfuerzo, motivación y finalmente, rentabilidad". En cambio, una mentalidad infinita va mucho más allá del refugio, y hace de "la innovación, la inspiración, la confianza o la resiliencia" su forma de entender y liderar el mundo.

Acabamos por el comienzo: "Los juegos finitos, según P.Carse, tienen jugadores conocidos, normas fijas y un final claro. Los ganadores y perdedores son fácilmente identificables, como sucede en un juego de fútbol o en una partida de ajedrez. En juegos infinitos como los negocios, la política o la vida misma los juegos vienen y van, las normas cambian y no hay un final cierto. En los juegos infinitos no hay ganadores ni perdedores. No existe "la vida ganadora" ni "el negocio ganador" por ejemplo, sólo existe lo que viene y lo que ha sucedido".

Si elegimos el camino a la Realización,

el viaje será largo,

habrá ocasionas en las que debemos tener cuidado

y otras en las que nos paramos a disfrutar de las vistas,

seguimos,

seguimos.

La multitud se acerca para acompañarnos en el camino.

 

Y cuando nuestra vida acabe,

los que nos acompañaron en el camino a la Realización

seguirán sin nosotros e

inspirarán a otros a acompañarlos también.

Més informació
El último libro mamba de Kobe Bryant: "Quería ser el mejor"
Las confesiones de Ajram: "Me iba a dormir con miedo"
Hoy Destacamos
Lo más leido