Planeta busca sello empresarial

Después del tótem revolútum, el grupo editorial liderado por José Creuheras busca ahora nuevas alianzas

La seu de Grupo Planeta a Avinguda Diagonal. | EP La seu de Grupo Planeta a Avinguda Diagonal. | EP

Se podría resumir que las dos primeras décadas del siglo XXI han sido para el grupo Planeta, cuanto menos, un tótem revolútum al que puso fin el año pasado, coincidiendo con el 70o aniversario de su creación. Ahora, con la vista puesta en 2021 cuando se cerrará el último plan estratégico, la editorial de la familia Lara mantiene las ansias de crecimiento porque, según su presidente José Creuheras, tiene capacidad financiera para afrontar los retos de futuro. El grupo cerró en 2018 –los últimos datos hechos públicas- con una facturación de unos 1.800 millones, un ebitda de 320 millones y una deuda de 600 millones, después de reducirlo en un año a menos de la mitad.

Mientras llega el 2021, el grupo ha sorteado con suerte la crisis de la pandemia de la Covid-19. A pesar del castigo económico del coronavirus a prácticamente todos los sectores industriales y de servicios, la necesidad de disfrutar de actividades de ocio y ocio en casa y también de buscar soluciones digitales en muchas áreas como puede ser la enseñanza, ha sido un hàndicap que ha aprovechado el grupo Planeta para adecuar sus productos y servicios en linea y no dejar escapar la oportunidad de ofertar respuestas a los consumidores. Por lo tanto, el 2020 no será del todo un año en paréntesis para la editorial y sus ramas de actividad, sino una manera de consolidar sus áreas de negocio.

"Con la vista puesta en 2021 cuando se cerrará el último plan estratégico, la editorial de la familia Lara mantiene las ansias de crecimiento porque, según su presidente José Creuheras tiene capacidad financiera para afrontar los retos de futuro"

Llegar a la redimensión que ahora ofrece la compañía ha sido más una obligación que una aspiración. En 2015, la deuda a largo se había engordado hasta más de 1.500 millones, buena parte a consecuencia de la compra de la francesa Editis en 2008. Una situación económica compleja que coincidió con la muerte de José Manuel Lara Bosch, hijo del fundador y el alma mater de la expansión en América Latina y de la entrada en el mundo de la comunicación y en los contenidos de entretenimiento a finales de los 90 del siglo pasado.

La crisis económica pasó su factura al grupo y a la patrimonial de la familia Lara, Inversiones Hemisferio, que se enganchó con la compra de una participación en Banco Sabadell. Desde entonces, el brazo inversor de la familia Lara ha dejado atrás su etapa de compras –había sido accionista de Vueling y del Real Club Deportivo RCD Español, entre otros, y tenía importantes activos inmobiliarios- para llegar a ser una sociedad liquidada ahora hace poco más de un año.

Adelgazarse y desinvertir

Adelgazarse. Esta ha sido la necesidad de los últimos años. De una facturación de 3.220 millones en 2016 a los 1.800 de 2018. Planeta se ha deshecho de patrimonio –con la venta de la sede corporativa de la avenida de la Diagonal, entre otros-, ha refinanzado su deuda, ha desinvertido en algunos negocios -como la venta de Editis o el cierre de Círculo de Lectores- y ha puesto orden en las aspiraciones ejecutivas de las ramas accionariales de la familia, que se saldaron con la destitución del primogénito José Manuel Lara García-Piriz como consejero delegado del grupo y posteriormente del consejo de administración de Atresmedia, y el fortalecimiento de José Creuheras, albacea de los hijos de Lara Bosch, como hombre fuerte al frente de la compañía.

Més info: "Es el final de la monarquía de los Lara en Planeta"

El patriarca, José Manuel Lara Hernández, murió en 2003 y dejó el capital de la compañía en manos de sus cuatro herederos. Un 26% para cada uno de sus dos hijos (José Manuel Lara Bosch y la viuda de Fernando, muerto en 1995) y un 24% para cada una de las hijas, Inés y Maribel, esta última sin descendencia. A la actualidad los cuatro hijos de José Manuel Lara Bosch, José Manuel, Marta, Ángela y Pablo están vinculados al grupo con cargos profesionales en varias áreas, y también Laura Falcó, hija de Inés Lara. Todavía no se han incorporado al grupo Fernando y Patricia, hijos del difunto Fernando Lara.

Bajo la batuta de Creuheras y con un ejecutivo de la casa como consejero delegado, Carlos Fernández, lo que toca ahora es volver a engordar la maquinaria. Pero no será por la vertiente editorial porque se trata de un negocio tan consolidado que José Creuheras ha llegado a decir que "nuevos sellos editoriales no complementan nuestro catálogo".

Lucha de autores

Planeta cuenta con más de 70 sellos editoriales y, como las grandes editoriales del sector, está inmersa en la lucha de autores, buscando nuevas firmas o autores consolidados que tienen su propio sello: arrastrar lectores. Vease sino la reciente lucha con Penguin Random House a quien le 'ha robado' a Javier Cercas y Manuel Vilas. Actualmente, el fondo de Planeta lo configuran 3.000 firmas entre autores clásicos y contemporáneos y publica anualmente 4.000 obras nuevas y la cuota de mercado en España es del 23%. La editorial pone el énfasis en la entrada hacia nuevos fenómenos de lectura, como los autores provenientes de Wattpad o las publicaciones de youtubers, una nueva fórmula para entender y poner en valor el libro y para acercar a los jóvenes al mundo de la lectura.

Los premios literarios de los diferentes sellos editoriales del grupo, con Planeta al frente, muestran el amplio abanico de esta editorial que ahora quiere moverse con más agilidad en un sector que ha tendido a la concentración entre las grandes y que tiene que convivir con un número todavía importante de editoriales independientes y especializadas.

Las oportunidades se buscan en la expansión de negocios consolidados como la formación, la venta y la distribución editorial en linea o el entretenimiento audiovisual, pero también con nuevos proyectos disruptius mediante Planeta Fabrik Venturas que identifica y da apoyo a startups tecnológicas. Todo por la vía del crecimiento orgánico o por alianzas con otros grupos empresariales, más que por la compra directa de terceros. De este modo intenta encontrar un modelo propio, alejado de su directa competencia Penguin Random House -pertenece al grupo Bertelsmann- que opta más por el mercado anglosajón que por el latinoamericano y que ha crecido a través de las compras de otras compañías.

"El negocio del entretenimiento audiovisual configura el grueso económico del negocio de los Lara con la mitad de los ingresos, unos 900 millones del total de 1.800 millones de euros"

El negocio del entretenimiento audiovisual configura el grueso económico del negocio de los Lara con la mitad de los ingresos, unos 900 millones del total de 1.800 millones de euros. En este segmento, Planeta es el accionista de referencia de Atresmedia en alianza con el grupo italiano DeAgostini, con quién también desarrolla la actividad de DeA Planeta para la compra y distribución de audiovisuales. Mientras tanto, la venta de libros genera un negocio de unos 700 millones y la línea de formación los 200 restantes.

Como ha sucedido con el acuerdo con Netflix, que consiste en publicar libros sobre las series más exitoses de la plataforma, pero también aspira a dar formato audiovisual a bestsellers del grupo, la apuesta de Lara es buscar la singularidad en todo aquello que no sea la publicación de libros. En concreto en entretenimiento audiovisual y en formación y educación. Y en el mundo del libro –en el que ha sorprendido con una nueva apuesta para hacer crecer al conjunto de España la red de librerías de Casa del Libro- se pondrá las pilas con las nuevas fórmulas de distribución online, porque será la manera de crear nuevos lectores.

La oferta formativa del grupo Planeta se aglutina alrededor de Planeta Formación y Universidades y en la plataforma educativa en la red Aula Planeta. Tiene modelos de enseñanza presencial, en la red y mixtas en España, Francia, Italia, Suiza, Colombia, Marruecos y Egipto que alcanzan desde escuelas de negocios a universidades, pasando por los centros de formación profesional dual y los contenidos audiovisuales e interactivos para el mundo educativo.

Més informació
Cabutí: "Los jóvenes prefieren leer en papel"
"Fainé y Lara intentaron fusionar La Caixa y el Sabadell, pero Oliu lo frenó"
Hoy Destacamos
Lo más leido