Boa bao, muerte a la fusión

Recetas tradicionales y sin secretos de fusiones en un exitoso local importado de Lisboa

Los platos del restaurando Boa Bao Los platos del restaurando Boa Bao

“Qué difícil es comerse un buen bao, ¿no?”. Al menos eso es lo que opina Gautier Robial, General Manager de Boa Bao Barcelona. Con las tres Bes, el local que abrió este verano en la capital catalana tiene un hermano no tan pequeño lisboeta en el que ha hecho cola de unas dos horas incluso algún artista internacional cuyo nombre no desvelaremos.

“El bao es como la hamburguesa de Taiwán -explica Robial y los que sirven en este restaurante son tan auténticos que los importan desde allí- ”aquí puedes comerlos son su textura auténtica y está hecho con carbono de bambú. Que tiene propiedades antioxidantes…”. Antioxidante o no, en carta bordan un bao de lubina con rábano amarillo encurtido y mayonesa picante chilena y uno de pollo marinado en tamarindo con pimientos.

“Por qué quedarse con un solo tipo de cocina cuando el sudeste asiático es tan rico que tiene más de una especialidad por país"

"Llegamos en un momento de tendencia, lo que pasó en los años 50 con las burguer. Aprovechamos la oleada bao pero dándole letras de nobleza al asunto“, explica Robial. Venden 50 delicias de estas al día entre los 150 comensales que tienen de media el local (250, en el caso del fin de semana). Unos números que explica una apuesta en carta panasiática: “Por qué quedarse con un solo tipo de cocina cuando el sudeste asiático es tan rico que tiene más de una especialidad por país. Nosotros no elegimos. Las servimos todas en bandeja y con una aproximación siempre lo más calcada posible al original”, asegura el responsable del espacio.

Boa Bao1

Su familia -en concreto sus suegros- son los propietarios de este local de éxito ubicado en la galería Joan Gaspar de la que han conservado sus puertas características y otros detalles de decoración en la Plaza Letamendi de Barcelona.

Un viaje al sudeste asiático

El concepto es un viaje culinario al sudeste asiático, país por país. Transformado en un encuentro orgánico con chefs locales a los que se suman stages de otros que vienen desde bien lejos a aportar su knowhow y perfeccionar recetas. Importan ingredientes de 12 países

Natural de Toulouse, Robial es un enamorado de la cocina de este continente: “Los pad thai que servimos son una locura, personalmente, creo que es difícil mejorar las recetas que tenemos en Boa Bao. Hace 50 años que comen pad thai en Tailandia, así que creemos que no hay que inventar nada sino hacerlo como ellos, tal cual”. Venden 30 de ellos cada día y, a ojos de los que asoman por las mesas, podría decirse que los baos pueden disculparnos ¡pero los pad son los reyes por goleada!.

En Lisboa el pequeño Boa Bao con capacidad para 80 comensales y 220 metros cuadrados hace más de 400 cubiertos al día y fue escogido mejor asiático 2018. Y es que la capital lusa es uno de los nuevos destinos gastronómicos. Allí el Tiger Shrimp Pad Thai, y Bao Negro de Lubina son ya leyenda.

BoaBao 53

Con 40 empleados y 12 nacionalidades, el grupo ofrece un viaje de Malasia a China, pasando por Japón, Camboya, Laos o Corea del Sur. Y todo, sin salir de l'Eixample pero con un pasaporte en mano.

Algunos platos recuperan el gado gado, una preparación originaria de Corea con base de huevos revueltos y salsa de cacahuete ideada cuando no había proteína animal en la península.

“Las raciones son grandes porque representan lo que encontrarías en un street food allí, y esto es el plato para aguantar en pie todo el día”

Probad uno de sus aromáticos y contuindentes currys: “Las raciones son grandes porque representan lo que encontrarías en un street food allí, y esto es el plato para aguantar en pie todo el día”, asevera Robial que añade background a la riqueza histórica de un plato con dos siglos de historia: “El curry verde de marisco hace al menos 100 años que se come en Tailandia. Lo crearon los reyes hace más 200 años. Está hecho con hierbas frescas, ajo, chalotas y coco y lemongrass, en vez de con curry indio hecho con especias secas. También es característico añadir una pasta de gambetas fermentada para realzar el sabor”.

También tiene su qué la tosta appetizer de Tailandia con sésamo y gamba, o la zamburiña -más intensa que la grande-, con Nam Jim, la salsa madre tailandesa típica del mercado de Bangkok. O algunos de los 64 platos que tienen en carta. Eso, si os decidís por uno.

Boa Bao

Dirección: Plaça del Dr. Letamendi, 1, Barcelona

Precio medio: 25-30 euros

No se reserva, siempre es carta, cocina ininterrumpida

Més informació
Un Telefèric de Sant Cugat a Miami y San Francisco
La compañía que ‘alimenta’ los grandes eventos
Auto Rossellon, la tendera de Haifa que cocina en Barcelona
Hoy Destacamos
Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leido