ClubHaus, 700 m² entre Asia y México al Borne

'Food, art and play' es la consigna bajo la cual una joven pareja de empresarios abre uno restaurante-club con pretensión de acontecer centro creativo

Joel Serra Alberto Mateos al Clubhaus Joel Serra Alberto Mateos al Clubhaus

Exposiciones de arte, creatividad, juegos de mesa, cocteleria y buena cocina de calle con una pata en Asia y otra en México. Diversión distribuida en dos plantas que miran a la Estació de França, muy cerca del Mercado del Born, y que quieren meterse a en el bolsillo locales y forasteros. Esto es ClubHaus. Bien, esto y muchas cosas más. Hoy por hoy y con poco más de dos meses abiertos, por el local pasan unas 1.200 personas semanalmente con ganas de saber qué se cuece aquí dentro.

Albert Mateos y Joel Serra son dos de las cuatro almas pensantes detrás de este arriesgado proyecto. Dos empresarios que pretenden seducir la Barcelona creativa. Es decir, fijarse como un imán creativo que atraiga las mentes inquietas hacia la a menudo olvidada zona vieja de Barcelona.

Mateos, originario de DF, fue director del popular restaurante Makamaka, uno de los otros dos restaurantes del grupo Foodclub junto con el FOC donde participan con dos otros socios. Por su parte, Serra, fue uno de los fundadores de Eatwith.com, antes de dedicarse en cuerpo y alma al que realmente le gusta hacer: cocinar.

El grupo Foodclub abre el ClubHaus, un local que quiere mezclar diversión y buena cocina en el barrio del Born

Situado en un antiguo palacete del siglo XIX, el espacio mezcla diferentes conceptos. "Es un lugar donde puede sentirte cómodo haciendo un café por la mañana, mirando la ciudad desde las ventanas", explica Mateos "o también disfrutando de nuestra cocina mexicana mientras esperas que la mesa de bolos quede vacía", añade Serra."El Born es fusión y creatividad, resume muy bien nuestro local", sintetiza el chef y añade: "Teníamos claro que la localización tenía que ser esta. Junto con la Barceloneta (donde están los otros dos negocios del grupo) es uno de los barrios más atractivos que conocemos".

Las dos plantas de ClubHaus (un total de 700 m²) prometen diversión y experiencias: la creatividad es belleza y actitud. A pesar de que reticentes a cifrar la cuantía para abrir este negocio, confiesan que "la inversión fue mucho más alta del que nos pensábamos y nos costó mucho arrancar el proyecto porque las licencias de apertura en Barcelona son ahora mismo una pesadilla". El espacio -diseñado por Motel Studio- comprende una zona multiconceptual con dos restaurantes y tres bares, una sala de karaoke, una zona de juegos y una sala sólo para miembros.

La primera parada es la sala Show Room que abre todo el día y acoge exposiciones temporales y murales. La primera de ellas ha sido la del dibujante Carlos Toledo (@T-Diary), un ilustrador que recientemente ha plasmado algunas de sus creaciones al volumen Diario de un cavernícola del siglo XXI (Lunwerg Editoras). Los rincones y los detalles distribuidos por todo el fabril aposento dan una pista de la esencia urbana e inspiradora de ClubHaus.

__galería__

En la planta baja la Jungle Room, entra ya en materia de verdad: sala de juegos con ping-pong, una sala de karaoke, pin-ball, videojuegos, y un minigolf al baño.

La parte exclusiva del club es el espacio members-only, Galaxy Room, una zona donde se accede bajo afiliación donde hay clases magistrales, workshops, afterworks, actuaciones de artes escénicas experimentales o sesiones de la prestigiosa red de música electrónica Boiler Room.

México y Asia sin glúten

Además de sus espacios, la cocina es otro de sus reclamos; una fusión mexicano-asiática 100% sin glúten. "La carta salió gluten free de forma natural porque dos miembros de nuestro equipo son celiacos", explica Serra. "Creo en la comida auténtica, cocinado para gente apasionada. En definitiva, platos para hedonistas con gusto por la buena vida" resume el también ningún creativo de la oferta culinaria. "Desde mi punto de vista, la gula nunca es un pecado y, tanto de día como por la noche, merece ser memorable", concluye.

Y así, en la carta podéis encontrar platos bien pecaminosos como la ensalada de frutas y burrata italiana, los tacos de la Baja California, el pop a la brasa sobre humus o el ceviche de corvina junto con un arsenal de platos variados vegans, así como smoothies. Todo con un pie en Bangkok y otro en Guadalajara. Que rara es la internacionalización.

ClubHaus

Dirección: Avda. del Marquès de l'Argentera, 13, Barcelona

Precio mediano: 25 - 30 euros

Més informació
Kumihö, cocina asiática al milímetro
The Alchemix o el cóctel de 'La Bella y la Bestia'
Sagardi, embajadores de la cocina vasca en Barcelona y el mundo
Hoy Destacamos
Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leido